Los más ricos del cementerio

Escrito por Jose Joaquin Solis. Creado en El Lector opina

Tagged: , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Fútbol y dinero

Carta de un estúpido paleto a los mandatarios e integrantes de los distintos Estamentos del Real Betis Balompié.

Estimados señores:
Quien escribe esta humilde carta no tiene ni pajolera idea de cómo se dirige un club, ni de la forma de hacer beneficios rindiendo en el terreno de juego lo más acertadamente posible. Probablemente el ser muy bético no es suficiente para conocer los interiores de mi equipo, el cual anda necesitado, por encima de dinero, de paz, la que nunca ha tenido desde que quien ha dejado mala herencia se hizo con las riendas del club, hace más de veinte años, mintiendo, ofendiendo, y tantas otras cosas que todos sabemos. Pero, en verdad, ¿Ustedes piensan que un club de fútbol es lo que se créen?

Bien es sabido de la obligación que resulta mantener las cuentas con buenos números de cara al cumplimiento de los pagos que los acreedores tendrán a bien no perdonar después de una suculenta quita. Y sin embargo: ¿merece la pena tener un beneficio de más de doce millones de euros con un equipo entre los tres últimos?. Todo ello pensando en lo que ocurre en el campo, porque los socios no hacen más que quejarse de lo que ocurre en el estadio, desde el estado del césped hasta el de los servicios del club, a los que podría accederse en determinadas zonas con canoa y escafandra. ¿Es ésta una buena política de contención del gasto? ¿Se compensa todo esto con un seguro en caso de descenso?

Pepe Mel, que firmó un contrato por tres temporadas con la única premisa de mantener el equipo en Primera, de momento cada vez tiene menos argumentos en las ruedas de prensa, aparte de una cara que es el espejo del alma, cada día más. Los jugadores, en discursos tan artificiales como previsibles, apelan al partido siguiente para cambiar las cosas cuando el aficionado lo que está viendo es un año de sufrimiento tras las muchas repeticiones históricas del llegar arriba y no saber mantenerse después. ¿Vuelve a repetirse la historia?

Y usted, señor Bosch, a quien últimamente se le lée más grosero de la cuenta: resulta, como usted dice, una paletada, tener tres millones y medio de euros invertidos en jugadores que no lo dan para estar a mediados de Octubre diciendo que hay que fichar de nuevo, con más de una decena de futbolistas traídos. Si hay que ser estúpido, como usted también ha incidido, para pensar que todo pasa por usted, resulta casi peor que si sí pasara porque, señor Bosch, usted de fútbol ni idea, y lo que están haciendo se lo han demostrado temporadas atrás con camelos de fichajes que se ha creído como buenos para mantenerse en la categoría y a ver qué pasa. Ahora, cuando las exigencias son mayores, nos damos cuenta que el club y su afición quiere crecer más deprisa que lo que usted permite con sus recortes. ¿No es esto una estupidez? ¿No es una estupidez bajar de categoría y que lo barato salga caro? ¿No s una estupidez tener las arcas llenas y que el resultado en el terreno de juego sea éste? ¿No es una estupidez tener altos cargos en un club a modo de empresa para tener en el terreno de juego productos equiparables a un bazar chino?
Lo dicho: los más ricos del cementerio.

Twitter: @betis_com_es

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn