Amalia Revuelta: «Hay que trabajar más la lateralidad para entender mejor al portero»

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Entrevistas

Tagged: , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Una entrevista de JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Amalia Revuelta, psicóloga y autora de un libro impresionante y recomendable titulado ‘El cerebro decide’ donde el portero juega un papel protagonista, ha hecho un hueco en su apretada agenda para atender a Number 1 Sport, para hablarnos de su libro, de la literalidad, de la importancia del cerebro en un puesto tan específico como es el del portero, el gran especialista del mundo del fútbol. Una entrevista amplia y como su libro de lo más interesante, repasando su amplia y dilatada trayectoria, pero de la misma forma, a ese gran Número 1 que es el portero que a lo largo de la historia nos ha regalado a los más grandes: Arconada, Iker Casillas, Oliver Kahn, Jean Marie Paff, Schumacher, Shilton, Clemente, Dino Zoff, Buffon. Maier, Neuer…

Cuéntame ¿Como ha sido tu trayectoria y trabajo, especialmente, en el mundo del fútbol?

Aunque mi carrera empezó en otros deportes como el ciclismo, atletismo, boxeo, judo, maratón, desde siempre he estado muy cerca del fútbol como formadora de entrenadores, por trabajar junto a mi padre vinculado directamente a este deporte como jugador, entrenador, y ahora en la actualidad, como director de la escuela de entrenadores y profesor de táctica en la escuela nacional. Además mi hermano, fue portero profesional que jugó en Primera división, junto a Lopetegui en el Logroñés de David Vidal. Como miembro del cuerpo técnico en equipos de fútbol, en Cádiz CF, trabajando también con las secciones inferiores, continué como Psicóloga deportiva y he logrado tener una dilatada trayectoria asesorando y formando a entrenadores, deportistas, desde 1995.

No paras tampoco en la actualidad…

En la actualidad estoy especializada en lateralidad, y realizo trabajos específicos con Porteros, con el objetivo de mejorar la toma de decisiones, su rendimiento, entrenando Lateralidad, Cerebro y Personalidad, a través de potencias su Inteligencia emocional. Colaboro con diferentes entidades, clubes, federaciones y centros de medicina deportiva: Cadiz Cf, Levante Ud, Fundazioa Athletic y Aspire Academy (Qatar). Colaboro además activamente con la Federación Andaluza de Futbol (RFAF) en el área de Salud y deporte, con las selecciones masculino y femenino, sub ’12 hasta sub ’18. Y a nivel internacional ejecutando programas formativos en países como Mali, Casablanca, etc. A modo de reseña, soy Psicóloga con Máster en Psicología de la Actividad Física y el Deporte; Especialista en Lateralidad; Coach Deportivo acreditada por AECODE–M20; Técnico Deportivo de Fútbol–NIVEL UEFA B, entrenadora de porteros, y directora deportiva y scouting por la RFAF.

¿Te ha costado poder introducir la psicología y su utilidad en este deporte?

Ha costado, y cuesta, pero en el deporte y en el fútbol, nada es imposible, todo es cuestión de tiempo y de aprovechar las oportunidades de compartir tu trabajo, para que vean que se ajusta a las necesidades del contexto de competición y entrenamiento que demanda el fútbol actual. La primera vez en la historia del fútbol que se incluyó la preparación psicológica de forma específica, fue en 1992 en los Juegos Olímpicos con la Selección Española de Fútbol. El trabajo realizado por Jesús García Barrero y Rosana Llames Lavandera (Psicólogos deportivos en el Sporting de Gijón) fue muy bien valorado por el seleccionador de La Roja 1992, D. Vicente Miera, dejando claro lo positivo de la experiencia que permitió dar continuidad al trabajo de la psicología deportiva en el fútbol en los años siguientes.

Hace poco coincidías con Vicente Miera.

Recientemente he coincidido con D. Vicente, en la pasada gala de conmemoración de los 100 años de la Real Federación Andaluza de Fútbol, en la que conversando sobre este tema y sobre los colegas que trabajaron con él, me explicaba que el éxito de esta iniciativa no sólo se debe a los resultados obtenidos –ORO OLÍMPICO– sino a tres aspectos fundamentales: su implicación directa, ya que fue él mismo quién apostó por estos especialistas; el compromiso de todo el cuerpo técnico; la colaboración de los jugadores y la disponibilidad del tiempo y espacio adecuados para llevar a cabo el trabajo durante los nueve meses anteriores que estuvieron trabajando. A partir de aquí, fue el Real Madrid quien contó con el trabajo de Emilio Cidad, Dr. en Psicología, y seguidamente Benito Floro en 1993 quien incorporó a su cuerpo técnico a Emilio Lamparero, con el que había trabajado anteriormente también en el Albacete. Desde entonces hasta ahora, cada vez es más normal incorporar al cuerpo técnico a este especialista, tanto en formación como en futbol de rendimiento.

Hay un concepto que me gustaría que nos explicarás, ¿Lateralidad, de qué se trata y cómo lo trabajas en el fútbol? ¿O solo con porteros?

Seguramente al leer Lateralidad, automáticamente pensemos en “diestros y zurdos” de mano o pie, pero la lateralidad, es la preferencia que tenemos a la hora de utilizar un lado del cuerpo (ojo, oído, hombro, cintura, mano, pierna y pie) sobre el otro para todas las tareas básicas de nuestra vida, comer, escribir, cortar con las tijeras, lavarnos los dientes. En el fútbol, se refiere además, a la realización de acciones técnico–tácticas, que a su vez está determinada por la superioridad de un hemisferio cerebral sobre el otro. Por esto centro el trabajo que realizo en un modelo Neuropsicológico que centra la Lateralidad como eje fundamental para entender la actuación deportiva del futbolista, jugador de campo o portero, que aunque compleja, al estar dirigida cerebralmente, domina a su vez la personalidad del guardameta.

¿Cuál es el objetivo?

El objetivo que marco es evaluar el rendimiento del deportista a través de los comportamientos aprendidos y programados en el cerebro desde su formación, para poder establecer líneas de trabajo orientadas a la mejora técnico–táctica en situaciones reales de juego y de la competición. Lo importante es que a través del funcionamiento del cerebro, podemos ayudar a mejorar la toma de decisiones, ya que ser diestro o zurdo, condiciona la forma de percibir la información, es decir, la lectura táctica del juego antes de ejecutar la decision, el carácter, la personalidad y por tanto el rendimiento. Todo este trabajo, está desarrollado en el libro “El cerebro decide” publicado en Fútbol Táctico–Editorial.

¿Cómo trabaja un profesional de la psicología deportiva con el entrenador principal y todo el cuerpo técnico? Le ayuda a que pueda entender mejor al futbolista?

El psicólogo deportivo, como parte del cuerpo técnico asesora, al igual que el resto de especialistas, al entrenador dotándole de la información especifica mental y emocional de las situaciones de juego, es decir, qué necesita cada futbolista según la línea que ocupe en el campo, para que las integre de forma global en el entrenamiento y junto a los aspectos físicos–condicionales; técnicos y tácticos, consiga maximizar el rendimiento. Entrenarlas en el mismo contexto en el que el futbolista debe rendir. Además, de forma personalizada el entrenador puede mejorar su propia habilidad para tomar decisiones, las que conciernen a los temas mas sociales o personales; a comportarse de acuerdo a los valores y filosofía del club, porque los proyecta a través de su imagen, partido a partido. También a tomar decisiones en el partido desarrollando un estilo de comunicación adaptado a cada situación y momento, antes, durante y después; en definitiva a diseñar su propio mapa de ruta para liderar con habilidad y conseguir mantener una equilibrada confianza.

¿Dónde está la clave de todo?

Lo más importante es ayudarle a mentalizar a cada jugador de forma individual, para que el equipo tenga una mentalidad colectiva. Enseñarlos a trabajar desde las sensaciones, para que siempre crean que pueden mejorar, conseguir más y que pueden alcanzar todo lo que se propongan.

Participaste en una Conferencia junto a Teresa Enke, viuda del mítico Robert Enke, y con el portero Peter Shilton. ¿De qué temática y experiencias estuvisteis compartiendo durante la tertulia?

Fue muy gratificante, no sólo por poder compartir el trabajo con excelentes profesionales, sino además experiencias directas con los que veis en la foto, tertulia en la que todos coincidimos en la importancia de trabajar desde etapas de formación la fortaleza mental y la inteligencia emocional en el portero de fútbol, aspectos claves que le ayudarán a sentirse preparado y confiado para competir, no sólo en el deporte, sino también en la vida. Estuvimos con Teresa Enke, viuda de Robert Enke, portero al que se le rendía tributo en este evento, y coincidimos con ella que hay que ayudar a los porteros a entender la exigencia de forma equilibrada. Ella contaba como Robert era demasiado exigente consigo mismo, y que esto le llevó a ser demasiado solitario.

El puesto de portero es especialmente complicado a la hora del error, del fallo…

A los porteros, hay que enseñarles que el error forma parte del proceso de formación de un profesional, hay que enseñar desde etapas tempranas que la responsabilidad no es individual, no es solo suya, que juega todo el equipo, y que todos son responsables del resultado, sea éste a favor o en contra. Los entrenadores de porteros deben saber enseñar que para llegar al éxito, además de inteligentes y con un gran conocimiento del juego, los porteros deben entender que sus resultados dependen no tanto de lo que hacen, sino de cómo lo hacen. Darse cuenta que para movilizar al portero, para ayudarle a crecer, la clave está en comprender cómo piensa y cómo se siente, en diferentes momentos, esforzándose en adaptar su personalidad y estilo de enseñanza o entrenamiento a cada portero que entrena. Por esto, es muy importante controlar las expectativas que generamos en el futbolista con talento, porque el “fracaso” forma parte del éxito, y no significa el fin del proceso, sino la continuación, hay que enseñar a creer en uno mismo y a querer seguir intentándolo con ilusión, la energía mental que todo lo mueve.

Es importante por tanto, que el futbolista, ya sea jugador de campo o portero, trabaje la Inteligencia emocional ¿Qué modelo de trabajo llevas a cabo con los futbolistas?

Un modelo de trabajo basado en el funcionamiento cerebral, como te comentaba anteriormente. Enseñar a convivir con todos los elementos presentes en la competición, la intensidad, la velocidad mental, pero sobre todo, un trabajo orientado a estar alerta, anticiparse a las posibles adversidades y gestionar los ánimos durante el resultado provisional, a favor o en contra, es la actitud clave del futbolista emocionalmente inteligente, porque en el transcurso del partido, su actitud influye directamente en su propio rendimiento y en el resultado final.

El cerebro decide, ya está en su segunda edición ¿Qué van a aprender con este libro y a quién va dirigido principalmente?

En primer lugar, tenemos que decir que el libro tiene 180 paginas con tablas de datos, magnificas fotografías a color y cuatro códigos QR que están vinculados a www.lateralidad.es donde el lector podrá acceder a cuatro videos que explican de forma gráfica contenido de los capítulos 3, 6 y 7, acceso a los videos que explican los test de lateralidad con un grupo de porteros con los que trabajé la liga pasada. El tema principal de este libro es el cerebro y la relación con el rendimiento en el fútbol. El fundamento de trabajo tiene el origen en las neurociencias, las ciencias del deporte, la neuropsicología cognitiva, que actualmente se unen para conocer mejor la mente del futbolista en acción. Hoy sabemos que cuando el portero está jugando un partido el cerebro funciona de forma coordinada con los pensamientos, las emociones y el movimiento, para tomar una decisión, y si entrenamos de esta forma conseguiremos mejorar estos aspectos para que el portero tome mejores decisiones y mejore así su rendimiento. Se trata de buscar ese estado idóneo, físico, técnico, táctico y mental para que el futbolista, y concretamente el portero aprenda a coordinar las sensaciones y los pensamientos en el momento de tomar decisiones en el juego.

¿Cómo te da por estudiar sobre este tema?

Como psicóloga siempre siempre he estado vinculada al fútbol porque mi familia está relacionada con este deporte a nivel profesional: mi padre ha sido jugador y entrenador, y actualmente sigue vinculado como director del colegio de entrenadores en Cádiz y profesor de táctica en la escuela nacional de fútbol, además de ser el subdirector del CEDIFA (Centro de Estudios Desarrollo e Investigación del Fútbol Andaluz). Por otra parte, mi hermano también fue portero profesional, por esto principalmente creo que me gusta el fútbol. Pero además a nivel profesional por trabajar en este deporte, en formación, en consulta y en equipos de fútbol, siempre me he preocupado en estar actualizada para poder realizar mejor mi trabajo, y en ese proceso de mejora continua empecé a investigar la PERSONALIDAD DEL PORTERO DE FÚTBOL, su mentalidad y como gestiona sus emociones, como tema de mi tesis de doctorado.

¿Y porqué el portero?

Me centré en el portero y no en el jugador de campo porque además de ser diferente al resto de demarcaciones, es el jugador que puede utilizar las manos para intervenir sobre el balón en una zona concreta y delimitada del terreno de juego. Su personalidad a priori también es diferente: deben ser fuertes mentalmente para asumir desde pequeños la responsabilidad de los errores de los compañeros, además de los suyos propios, deben aprender a tolerar la presión de no jugar, deben aprender a recibir las criticas: del publico, de los compañero, de los entrenadores, deben aprender a trabajar en equipo aunque se entrenen de forma individualizada, etc.

¿Cómo elaboraste y como empezaste tu investigación con porteros de futbol?

Para conocer cómo funcionan los procesos cognitivos y emocionales en el portero empiezo a estudiar Neuropsicología deportiva para saber más del cerebro del deportista en acción y descubro que la lateralidad, es decir, ser diestro o zurdo, es un aspecto de entre todos los que condicionan el rendimiento del portero, que es también importante para entender la conexión entre cuerpo y cerebro, y que además tiene un papel importante en las decisiones que toma el portero en el juego. A partir de aquí, profundizo en este tema y mucha de la información que tengo, datos, trabajos específicos como no tienen cabida en el formato de publicación de tesis, es lo que me lleva a escribir este libro.

¿Cuál es la utilidad de este libro? ¿Para quién?

Con todo lo que he compartido hasta aquí, el objetivo del libro es poder ofrecer tanto a entrenadores, especialistas, porteros, sus familias y todos los profesionales que rodean al futbolista, jugador de campo o portero, información especifica de cómo funcionan a nivel mental y emocional, a través del funcionamiento del cerebro, de su comportamiento en el juego, para que puedan entrenarlas en el mismo contexto en el que el futbolista debe rendir después, porque el cerebro funciona como un todo y no de forma independiente: Se juega como se entrena.

¿Y qué van a descubrir al leerlo?

Con la lectura de este libro, los entrenadores van a descubrir las importancia de trabajar la lateralidad como un aspecto más para entender mejor al portero, no solo para enseñar técnica y táctica, sino para entender mejor su personalidad, porque ser diestro o zurdo condiciona que tengan una personalidad diferente al resto. Si incorporan este aspecto desde las etapas primeras de formación, le enseñarán a competir con cerebro, algo más que Habilidad, Inteligencia y conocimiento del fútbol. Van a profundizar en la relación del cerebro, no solo con las habilidades motoras, sino también con la personalidad. Este dato es importante para que entrenadores y especialistas aprendan a conocer de forma más personalizada a los futbolistas que dirigen para sacar lo mejor de lo mejor que tienen dentro. Principalmente, van a poder conocer el funcionamiento del cerebro ya que, no solo nos interesa conocer la relación con las habilidades motoras del futbolista o portero al ejecutar después de tomar una decision, sino también saber cómo el cerebro condiciona la personalidad. Este dato es importante para que entrenadores y especialistas aprendan no sólo a conocerse a ellos mismos, sino más importante aún, a los futbolistas que dirigen para sacar lo mejor de lo mejor.

Amalia ¿cómo se lleva eso de que grandes porteros como por ejemplo el mítico Luis Arconada, ex portero de la Real Sociedad y la selección española, tenga tu libro?

Para mí es increíble, que uno de los grandes referentes en la historia de la portería, no sólo en España sino en el mundo, pueda leer, compartir y debatir sobre este apasionante tema de la literalidad en el portero y la importancia del cerebro. Tuve la oportunidad de charlar con Luis Arconada gracias a Number 1 Sport y es un honor que pueda ‘perderse’ en las páginas de este libro no sólo mío sino de todos los que tienen pasión por la portería, y los que aman este apasionante deporte.

Gracias Amalia por atender a Number 1 Sport, y felicidades por este libro que sin duda es desde ya, un referente para todos. El hecho de que ya esté en la calle la segunda edición del mismo es el mejor ejemplo de lo que decimos. Felicidades.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn