Corinthians se corona Campeón del Mundo

Escrito por Joaquin Bejarano. Creado en Más Fútbol

Tagged: , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Un gran campeón de Libertadores se impuso ante un mediocre vencedor de la Champions. El Corinthians se consagró como campeón del mundo haciendo acopio del juego que le hizo proclamarse campeón de sudamérica, evidenciando al mismo tiempo la manera en la que el Chelsea se proclamó rey de Europa.

Se dieron cita en Japón dos de las mayores potencias económicas del fútbol. El Chelsea, uno de los equipos más ricos de Europa (con permiso del PSG, Manchester City ó del Anzhi Ruso) frente al Corinthians, el equipo con mejor economía del continente americano (incluyendo equipos del centro y norte del continente) y el partido no defraudó a nadie.

Con superioridad brasileña en las gradas del Internacional Stadium de Yokohama, pero sin el cartel de favorito salió el equipo de Adenor Bacchi «Tite» a jugarle sin complejos al campeón de Europa. Se preveía un partido controlado por parte de los londinenses, en el que al Timão a priori le tocaba mostrar su mejor versión defensiva y aprovechar alguna contra. Nada de eso ocurrió.

Salió Rafa Benitez con un 4-5-1 algo extraño, ya que tanto Mata como Victor Moses partían con una posición muy retrasada, Hazard no encontraba los huecos necesarios para dirigir el juego y Lampard demostró que aunque sigue siendo un muy buen jugador, la falta de velocidad que ya demuestra le impide organizar el juego vertiginoso y directo que practicara el Chelsea no hace mucho tiempo.

Tite vió muy rápido las intenciones del técnico madrileño y su 4-3-3 incial fue corregido por un 4-4-2 o 4-4-1-1 por momentos en el que Jorge Henrique retrasó su posición para equilibrar la minoría corinthiana en la línea de medio, y en ql que tanto Emerson Sheik como Paolo Guerrero intercambiaban sus posiciones en punta para molestar en la salida del balón de la escuadra blue.

Aún así tardaron pocos los ingleses en dar el primer aviso, y a los 16 minutos, Gary Cahill pudo inaugurar el marcador con un disparo a bocajarro que atrapó sin problemas Cassio. Sería la primera de cinco maravillosas intervenciones del meta brasileño que se convirtió en el héroe del partido.

El Chelsea no encontraba la forma de dominar el juego, y el equipo de Tite se encontraba muy cómodo en ese sentido, tanto que poco a poco fue acercándose hacia la meta de Peter Cech, y sobre la mediahora dispuso de una gran ocasión elaborada por Paolo Guerrero, que finalmente estrelló en el poste el Iraki de origen brasileño Emerson Sheik. Los minutos antes del descanso fueron de claro dominio del Timão.

El segundo tiempo fue en todos los sentidos un calco al primero. Mucha disputa en el centro del campo, e intentos de ambos equipos de decantar la balanza de su lado de la manera más directa posible. Sin elaboración, cada vez que el Chelsea se acercaba a la meta corinthiana, aparecía una y otra vez Cassio para desbaratar las ocasiones, pocas pero muy claras. Por el lado brasileño Paolo Guerrero y Emerson cada vez que controlaban un balón en zona de peligro ponían en serios aprietos a la zaga del Chelsea.

Y apareció Guerrero para decantar la final. A falta de 20 minutos para el final, en uno de los múltiples acercamientos del Corinthians, Danilo se internó en el área, y su disparo rebotado lo aprovechó el peruano Guerrero para rematar de cabeza ante la impasividad de la zaga rival. Hasta tres defensas observaron situados en la misma línea de gol cómo el hábil delantero remataba en total soledad.

En los últimos minutos Rafa Benitez dio entrada a Oscar, a Marco Marin y a César Azpilicueta intentando demasiado tarde el todo por el todo. Fernando Torres consiguió un gol que fue bien anulado por posición adelantada del español, y salvo la expulsión de Cahill por una fea entrada a Emerson poco más a destacar.

El Corinthians logra así su segundo título de campeón del mundo tras el logrado en el año 2000, éste con mayor valor si cabe que el anterior ya que llega tras conseguir su primera Libertadores, completando así un maravilloso año, y un espectacular resurgir para un equipo que en 2008 jugaba en la serie B brasileña.

Los títulos individuales del torneo cayeron para Cassio (Balón de Oro y Premio Toyota al mejor jugador de la final), David Luiz (Balón de Plata) y Guerrero (Balón de Bronce). César Delgado (Monterrey) e Hisati Sato (Sanfrecce Hiroshima) compartieron con 3 goles el título al mejor goleador. El Club Mexicano Monterrey obtuvo la medalla de Bronce tras vencer 2-0 al Al Ahly de Egipto y recibió también el trofeo al «Fair-Play».

Twitter: @Kynette27

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn