El proyecto de Rubi en el Betis tiene fecha de caducidad

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol

Tagged: , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El proyecto de Rubi en el Real Betis tiene los días contados, o eso es al menos lo que se percibe en el entorno del club sevillano. La situación tendría que experimentar un giro de 360 grados para que el entrenador catalán pudiese convencer a directiva y afición de que su empresa para el Betis sigue viva y sigue siendo la mejor posible.

Tras disputarse las dos primeras jornadas de la competición doméstica después de tres meses de pausa, no parece de momento que ese giro completo vaya a tener lugar. La derrota ante el Sevilla ha dejado una preocupante imagen y el empate cedido ante el Granada en el último suspiro del encuentro indican que el proyecto de Rubi en el Betis tiene fecha de caducidad. ¿Para cuándo está programada? Esa es precisamente la incógnita.

En cualquier caso, llama la atención que se cuestione como se está cuestionando a Rubi si se tiene en cuenta que sus números con el Espanyol el año pasado y a estas mismas alturas de temporada eran los mismos que ha registrado con el equipo que actualmente dirige.

Son 34 puntos en 29 jornadas disputadas, registros que el año pasado le bastaron para llamar la atención de una secretaría deportiva del Betis que vio en Rubi al candidato perfecto para tomar las riendas de un conjunto bético que venía en los últimos tiempos de experimentar demasiadas subidas y bajadas. La apuesta por Rubi no estaba solo justificada por el buen juego que se le vio desplegar al Espanyol bajo su mando, sino también, se supone, era una apuesta por la estabilidad.

Visto lo visto, esa estabilidad ni está, ni se le espera. El Real Betis apenas ha ganado ocho partidos de todos los que ha disputado, empatando diez y perdiendo once. Si bien es innegable que sus números son los mismos que logró con el Espanyol, también lo es que la calidad de la plantilla del Betis es superior a la del Espanyol, por lo que se entiende que a Rubi este año esos registros se le quedan cortos. No hay más que ver cuál es la opinión de los béticos para con su actual entrenador y todo el ruido que se está generando para que no siga ni un minuto más sentado en el banquillo de los verdiblancos. Es más, ya se está rumoreando sobre su posible sustituto.

El segundo equipo más goleado de la categoría

Todo ese ruido viene en parte originado por la incapacidad de Rubi para hacer funcionar a un equipo plagado de buenos jugadores a los que no ha podido exprimir el técnico catalán. Uno de los aspectos en los que el entrenador ha fallado estrepitosamente es en la defensa. Con futbolistas como Bartra, quien con otros entrenadores demostró tener un alto nivel, o como Sidnei, cuya experiencia supuestamente asegura fiabilidad, el Betis es a estas alturas de campaña uno de los conjuntos más goleados de toda la categoría con 47 goles en contra.

Solo hay un equipo que haya encajado más tantos que los béticos: el Mallorca, cuya red ha sido perforada en 49 ocasiones. En la parcela ofensiva, el club sevillano no parece que haya estado tan mal como en la defensiva. De hecho, solo cinco equipos de la Liga Santander suman más goles a favor que el Betis, que tiene 40 tantos en su haber. Números que mejoran los de, por ejemplo, el Atlético de Madrid o el Valencia, dos siempre candidatos en las apuestas deportivas de Betway a ocupar puestos de clasificación a competiciones europeas, como hasta hace poco era el Betis.

El caso es que a pesar de que los registros reflejan que arriba el Betis no ha estado mal del todo, sí se le puede achacar a Rubi un pecado capital: no haber encontrado la manera de que Borja Iglesias mostrara su mejor versión. Un Borja Iglesias que venía de haber sido uno de los máximos goleadores de LaLiga el año pasado, precisamente con el Espanyol que esa temporada dirigió Rubi.

En conclusión, el Betis tiene que dar una señal para seguir creyendo, aunque pocos creen que ese escenario se vaya a dar. No haber podido acomodar a Iglesias en el equipo, no haber dado con la tecla para no encajar una cantidad de goles que en un equipo como el Betis no es permisible o haber llevado a su cuadro a una irregularidad que han hecho que el club divague por la tabla clasificatoria durante toda la campaña no han sido suficientes todavía para poner una fecha exacta de caducidad al periplo de Rubi en Sevilla, pero poca duda cabe ya de que esa fecha llegará. Tarde o temprano, pero llegará.

Por: NUMBER 1 SPORT @Number1Sport

Foto: Marca

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn