La lección de dos niños que deberían aprender los adultos

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol

Tagged: , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El fútbol es mucho más que ganar, especialmente en categorías de formación donde el objetivo debe ser educar a través del deporte. Hoy les dejamos una historia humana que merece ser contada

Hay gestos en la vida que nos marcan, de esas ‘güanta’ sin mano de las que tanto nos hablaban nuestras madres y nuestros padres. Una de ellas, y con un gesto de nobleza para enmarcar es el que nos brindaron el pasado sábado dos niños, que con apenas diez años, dieron una de esas lecciones que emocionan: Juan González Rivero y Daniel Ordoñez Ruíz.

Su equipo, el Club Deportivo Salteras perdía por una amplia goleada: el equipo roto, el entrenador sentado en el banquillo sin articular palabra como nunca se había visto a un técnico tan pasional como Venegas y con Fran González, el delegado como único referente animando a un equipo totalmente impotente ante la superioridad del Sanlúcar La Mayor.

Fue entonces cuando el Sanlúcar mastica un nuevo gol por un error de Adrián que hasta ese momento había hecho infinidad de paradas y que impotente como el resto de su equipo sufría la apisonadora del Sanlúcar. El balón se le escurrió por abajo y al ver que se encajaba en su portería quedaba desolado por un error humano y justificado.

Fue entonces cuando llegó el momento que destacamos en el día de hoy. Sus compañeros Dani y Juan no dudaron en acercarse a Adri y abrazarle, consolándose y diciéndole que no pasaba nada, que todos estaban fallando, secando con este bello gesto las lágrimas de su guardameta, cuyo fallo a diferencia del de otro jugador de campo, si falla puede costar un gol.

Una acción y un gesto que no hemos querido pasar por alto desde Salteras Actualidad. Si otras veces hemos hablado de los buenos resultados deportivos de los equipos del CD Salteras, hoy queremos hacerlo de lo más importante, para lo que debe servir el fútbol base, esa herramienta de formación, educando a través del deporte con esos valores tan dejados de la mano de un tiempo a esta parte.

Por ello, nuestras felicitaciones a Adrián Muñoz, por sin error y levantar la cabeza alta tras el mismo, todos tenemos derecho a caer una y otra vez, y más a estas edades donde todo es nuevo pese a la presión que en muchos casos metemos a unos niños de diez años. Felicidades a Dani y Juan, estos ‘locos bajitos’ como cantaba Joan Manuel Serrat, por esa madurez de abrazar al que llora antes de abrazar al que sonríe, felicidades a José e Isabel y Fran y Mariló, padres de Daniel y Juan porque menos es más y a sus hijos nadie tuvo que decirles que consolaran a su compañero sino que salió de ellos mismos.

Y permítanme, que mis felicitaciones más especiales vayan hacia el Cielo, donde dos abuelos, Miguel y mi querido Lolo, sacan pecho de la mejor herencia que podían dejarnos: su recuerdo y dos nietos de especial nobleza.

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Fotos: Salteras Actualidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn