37 años de aquella tarde del 11 de mayo de 1980

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Nuestros números 1, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Han pasado 37 años pero en la memoria de todos los aficionados realistas está grabada esa fecha de forma dolorosa, el día que el Sevilla rompió la condición de invicto de una Real Sociedad grande.

Era una tarde del 11 de mayo de 1980, cosas del destino, hoy, 37 años más tarde se enfrentan por las mismas fechas Sevilla FC y Real Sociedad que desde aquella tarde primaveral han quedado ligados de forma muy dolorosa para los donostiarras, que veían como aquel día, el equipos sevillista le arrebataba la que hay´ira sido primera Liga tras estar 32 partidos invictos, sin conocer la derrota y con un equipo marca de la casa: Arconada, Zamora, Satrústegui, López Ufarte, Alonso, Idígoras, Diego…

Un equipo sin apenas presupuesto estaba a un paso de desbancar al potente Real Madrid. Pero la hazaña se tendría que retrasar un año. El sevillista Daniel Bertoni despertaba a la afición realista de ese bello sueño vivido durante toda la temporada, al marcar dos goles que con el tanto del donostiarra Zamora dejaba el marcador en 2-1, infringiendo de esa forma la primera y más dolorosa derrota a un equipo formado por una plantilla humilde criados en la inagotable cantera de Anoeta y la playa de la Concha.

Eso dejaba en bandeja la Liga al Real Madrid, que terminaría esa temporada 1979-80 empatado a puntos con los donostiarras que pese a ganar en la última jornada al Atlético de Madrid veía como se le esfumaba su primer título de Liga. El Sevilla FC daba a uno de sus grandes ‘enemigos’ futbolísticos, qué paradoja, el título de Liga, quitándoselo a quien más y mejores méritos hizo para llevarse esa Liga. El meta donostiarra y de la selección española Luis Arconada se llevaba el Trofeo Zamora al portero menos goleado, 20 tantos en 34 partidos, con la mejor media hasta la fecha de la historia de la Liga. Premio que para nada consolaba la pérdida de una Liga teñida de taurino urdin…

Con los años se supo más de aquella historia cuando los protagonistas, Yiyi, Bertoni… hablaron del otro partido, el que se jugó fuera del terreno de juego con las famosas primas a terceros. Era el ex sevillista Yiyi quien apuntaba como desvelaba el diario Marca que «el dinero lo tenía Bertoni, estaba todo preparadito, en papel de platina, en fajitos de 500.000 pesetas. ¿Sabe dónde lo había guardado? ¡En el frigorífico! Yo le dije: pero Daniel, hombre, ¿cómo has podido meter el dinero ahí? Me dijo que en ese lugar no miraba nadie. El dinero estaba fresquito, pero nos lo llevamos calentito».

Al escuchar las declaraciones de su ex compañero en el Sevilla, Bertoni reía y añadía: «Se congeló, se congeló la plata. Era mejor la nevera para las pesetas que ahora para los euros». Y sentencia: «Mira, vamos dejarlo claro. Todo en la vida tiene un precio y el fútbol no es una excepción. No digo más». Palabras que como comprenderán no gustaron nada en la familia donostiarra que tiene marcada en el calendario de su histórico como uno de los días más tristes del equipo blanquiazul.

Ahora, 37 años más tarde, vuelven a verse las caras y nuevamente con cosas en juego, pero no un titulo. El Sevilla esa tercera plaza que ha tenido a mano gran parte del Campeonato y que se le puede esfumar en estas últimas jornadas en favor del Atlético de Madrid, y que le obligaría a jugar la previa de la Champions League, y la Real Sociedad la UEFA Europa League por la que pelea junto a Villarreal y Athletic de Bilbao en una igualada lucha con tan sólo un punto de diferencia entre cada uno de ellos.

Los años han pasado, pero la historia sigue ahí, viva, con esos recuerdos imborrables que tanto marcaron y que ni el paso de los años, ese gran enemigo, es capaz de borrar.

JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn