Al final resulta que Iker Casillas no era malo…

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Nuestros números 1, Number1 opina

Tagged: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Esto del tiempo es como el fútbol, al final todo está en su sitio. Y eso es precisamente lo que ha ocurrido con Iker Casillas, al que muchos retiraron antes de tiempo y que calla bocas día a día.

Por: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Se fue del Real Madrid como un señor. Pudo hablar, decir esta boca es mía, algo por otra parte lógico, pero al igual que ocurriera con el internacional Luis Arconada, optó por callar y rebelarse en el terreno de juego, partido a partido, a golpe de parada tras parada con esos vuelos interminables que quedarán por siempre grabados en nuestras retinas.

Sus enemigos (que los tiene) y detractores, se lo cargaron, consiguieron su objetivo de cara del Madrid, el club de toda su vida. Tocaba renovar la portería y apostar por Keylor Navas, que sin ser mal portero, se ha demostrado que no es Iker Casillas ni mucho menos. Vendía la novedad y muchos creyeron en ella para así maquillar la injusta salida del meta de Móstoles y las razones de ello para que el ‘todopoderoso’ Florentino Pérez no viera manchado su ‘inmaculado’ curriculum.

Pero como les decía al inicio de estas líneas, al final el tiempo pone a cada uno de su sitio. Y así ha sido unas vez más, dejando totalmente retratado al presidente del Real Madrid y a Iker Casillas donde merece por su trayectoria, señorío, saber estar y ser el ejemplo de cualquier niño que sueñe con ser portero.

Curiosamente esta historia también se repitió en la selección española de fútbol donde esos detractores que movieron los hilos del Madrid hicieron lo propio en los de la Real Federación Española de Fútbol para acabar con el uno, el hombre que tanto bueno nos había dando con la selección española, Iker Casillas Fernández, el mismo que pasará a la historia por ser el único futbolista español de toda la historia que ha levantado una Copa del Mundo y dos Copas de Europa.

Pero como pasaba en el Madrid había quien estaba cansado de ver como las alineaciones siempre comenzaban con: “Con el 1… Iker Casillas”. Así partido tras partido, da igual que fuera amistoso o clasificatorio, o de Mundial o Eurocopa. Había que vender al nuevo Casillas, David De Gea, que vaya favor le han hecho los ‘enemigos’ de Iker Casillas Llegó el gran momento y Del Bosque no era fiel a sus principios, traicionando la lealtad que siempre tuvo Casillas con él y el buen bagaje en la meta de la selección española.

El poder de la prensa, ese que siempre está ahí y que sólo aguantan los más fuertes pudo más. De Gea era titular, primero en la Eurocopa, que por primera vez veía como el mejor portero español contemplaba el fracaso español desde el banquillo, sí, con el número 1 a la espalda, pero en el banco de los suplentes donde alguien de su potencial nunca debería sentarse. España jugó, fracasó, cayó a las primeras de cambio y se abrió el debate.

Muchos apostaron por vender la ‘guerra’ Del Bosque-Casillas, que fue sellada por ambos con un apretón de menos políticamente correcto pero de cara a la galería; desde entonces nunca volvió a ser lo mismo, ya que Iker está dolido con el ex seleccionador al no entender los motivos que le llevaron a relegarle a la suplencia, forzado por el clamor popular, y no premiando los méritos hechos hasta la fecha. No hay que olvidar que el nivel de Iker en la selección española siempre fue sobresaliente. Entonces ¿Porqué su suplencia?

La salida de Del Bosque trajo consigo la entrada de Julen Lopetegui quien siguió la estela de Del Bosque, dejando ya fuera a Casillas y apostando por la juventud de De Gea de cara al Mundial de Rusia 2018 donde España fracasado quedando muy marcado el portero del Manchester United, quien parece, no ha sabido sobrellevar el peso y la responsabilidad, primero de ocupar el marco de España, y posteriormente de suplir a un referente como Casillas.

Y así llegamos a noviembre de 2018, con España sin brillar, quedando fuera de la UEFA Nations League, fruto de sus propios errores, con el triste recuerdo del Mundial de Rusia, y con el debate nuevamente abierto, pero ahora de forma inversa, los que pidieron la salida de Casillas son los que reclaman ahora su regreso. ¡Qué paradoja! ¿verdad? España reclama a Iker Casillas para que su regreso a la selección española de fútbol sea una realidad.

El tiempo vuelve, una vez más a hacer justicia. El grito de Iker selección es unánime, con el meta triunfando en el Oporto, brillando al máximo nivel como siempre ha hecho y demostrando que guste o no, sigue siendo a día de hoy el mejor portero español. Y todo ello en silencio, con la humildad que siempre le ha caracterizado, sin alzar la voz, sin prisa, pero sin pausa y con los mejores números de Europa para un Oporto que sigue brillando en la Liga y adelante en la UEFA Champions League.

Ya saben como decía el ilustre hidalgo Don Quijote de la Mancha: “¿Ladran? Luego cabalgamos, querido Sancho”

¡Grande Iker!

Una opinión de: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: José Coelho – El Universo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn