Claudio Bravo hace historia

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Nuestros números 1, Number1 opina

Tagged: , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Su apellido, Bravo, fue sin duda el grito de guerra del pueblo chileno exultaste por la gran hazaña lograda por su portero y capitán y que permite a Chile acceder a la gran Final de la Confederaciones

No fue un año fácil para Claudio Bravo, pero como los más grandes, no arroja nunca la toalla, no se da por rendido, porque sabe que en este mundo del fútbol no hay nada que no pueda arreglarse en el siguiente partido. Es la magia de este apasionante deporte, que a veces, la gloria es tan efímera como el fracaso. Lo que tarda en llegar el siguiente partido…

Claudio llegaba a una nueva Liga, la Premier, tras lograrlo todo en España, su segunda patria, primero en la Real Sociedad, con quien ascendió y llegó a la Champions, haciendo historia en una portería donde la sombra del gran Luis Arconada es alargada, y posteriormente en el FC Barcelona, donde su curriculum es tan envidiable como extenso ganando todo lo que jugó en sus años como azulgrana. Curiosamente su salida al Manchester City coincidió con el peor año culé.

En su estreno en la Premier hubo luces y sombras, pero siempre con la lección aprendida. Porque Claudio Bravo es de los que aprende tanto en las victorias como en los fracasos, y eso le hace ser cada día mejor. Calmado en el triunfo y reflexivo en el fracaso. Y así fue este año hasta llegar a esta Copa Confederaciones donde Chile sigue demostrando que La Roja está a día de hoy entre las más grandes del mundo, algo impensable hace apenas unos años.

Una vez alcanzada la tanda de penaltis, Claudio estaba tranquilo, sabía lo que tenía en sus manos, que junto al poder de su mente le hacía invencible. Miró a sus compañeros y tras reunirlos les dijo: “Salgamos con la cabeza bien alta, pase lo que pase, hemos llegado hasta aquí gracias al esfuerzo; que nada borre todo lo bueno logrado en este camino. Vamos Chile somos grandes”.

Mientras caminaba hacia la portería, Arturo Vidal le miró y su compañero y capitán apostilló: “Tranquilo, voy a parar dos o tres penales”. Y lo hizo. La fuerza de la mente, la fuerza de un portero hecho a sí mismo, grande donde los haya y a día de hoy uno de los tres mejores del mundo, así como el mejor sudamericano.  Llegaba la tanda de penaltis de la que todo el mundo hablará desde ya y durante muchísimo tiempo.

Portugal frente a Chile, o lo que es lo mismo, la campeona de Europa frente a la gran Chile y Claudio Bravo. Penalti tras penalti, Claudio Bravo cumplió con su promesa deteniendo los tres penaltis de Portugal, gran especialista en estas lides, y mandando de vuelta a Cristiano y los suyos, que deberán conformarse con luchar por el tercer o cuarto puesto porque el pasaporte para la final es exclusivo de Chile.

Chile jugará la final donde pase lo que pase nadie olvidará lo sucedido en esas semifinales con los tres paradores de Claudio Bravo en la tanda de penaltis que hizo que no hubiera que tirar ninguna pena máxima más porque el meta se había encargado de dar el pase a los suyos, a una Roja que sigue creciendo de forma espectacular.

Bravo hace soñar a una Chile que se rinde una vez más ante su gran capitán.

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Gol y Mundo Deportivo 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn