Echo de menos a un grande, Andrés Palop

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Nuestros números 1, Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Andrés Palop es el mejor portero de la historia del Sevilla FC, galardón de gran prestigio si tenemos en cuenta que la meta la ocuparon algunos como Super Paco, Paco Buyo, Dassaev o Unzué entre otros. Uno de esos profesionales que muchos querrían ver de regreso en Nervión. Se lo ha ganado.

Se llama Andrés Palop y es con diferencia el mejor portero de la historia del Sevilla FC, galardón de gran mérito si tenemos en cuenta que por la meta sevillista pasaron nombres como los de: Busto, Eizaguirre, Rodri, Súper Paco, Buyo, Dassaev, Unzué… una amplia lista donde el meta de L’Alcudia se aupó a lo más alto por méritos propios, con humildad y esa profesionalidad que siempre mostró, no sólo como jugador y capitán nervionense sino también en sus comienzos en el Valencia o cuando ante la falta de minutos se marchó al Villarreal para comenzar a hacer un Submarino amarillo grande.

Un Villarreal donde sin duda demostró su gran valía, en la época más complicado de los castellonenses y buscándose un sitio en el fútbol nacional, como soñó desde pequeño cuando estando trabajando en el campo con su padre soñaba ser como Arconada, ese ídolo ejemplar, al que nunca ha dejado de admirar y al que incluso pudo homenajear en aquella inolvidable Eurocopa de Naciones que España ganó en el 2008 con Palop, junto a Pepe Reina, como fiel guardián de otro Number 1, Iker Casillas.

Su historia con el Sevilla FC estuvo ligada desde mucho años antes de arribar a la capital andaluza, cuando en aquella eliminatoria de ascenso entre el club de Nervión y el Villarreal, Palop hizo un partidazo, demostrando una vez más lo que muchos hablamos advertido hace tiempo: era uno de los mejores porteros españoles y su progresión había tardado un poco más, sólo por el ‘Real Decreto’ que por contrato obligaba a que jugara Cañizares sí o sí, salvo en caso de lesión.

Cuando esa circunstancia se dio, Palop jugó y brilló, y ante la falta de que algún Consejero diera un paso adelante, no dudó en escuchar la propuesta del Sevilla y Monchi, al que tuvo de rival en esa eliminatoria de ascenso, y que tomó buena nota de ese portero valenciano que paraba todo lo paradle e incluso lo imparable. Palop llegaba al Sevilla FC y lo hacía para sin que nadie lo supiera en ese instante, convertirse en el mejor portero de la historia del Sevilla FC.

Su paso por el club de Nervión es sobradamente conocido, tanto por aquellos que tuvimos la fortuna de verle jugar y disfrutar de su calidad de Number 1, esa que desde su infancia iba impregnada en su ADN, como para aquellas sucesiones venideras que siempre han oído hablar de ese portero seguro, profesional y un ejemplo en todos los aspectos, ya que a su faceta deportiva siempre le ha acompañado su calidad humana, lo que sin duda le convierten en un buen ejemplo del futbolista 10.

Pero todo lo bueno toca a su fin, y tras ganarlo todo en el Sevilla se marchó a la Bundesliga alemana donde puso punto y final a una brillante carrera profesional donde hay que destacar especialmente aquella Eurocopa de 2008 ganada de la mano de Luis Aragonés, la primera que comenzó el sueño español en unos años inolvidables para nuestro fútbol. Y como hombre de fútbol que es comenzó su etapa en los banquillos, donde cogió un Ibiza en zona de descenso y lo llevo arriba.

Ofertas no le han faltado para volver a entrenar, pero en estos momentos para Palop priman otras cosas, entre ellas, las de un sitio que le ofrezca la posibilidad de tener buen enlace con su Valencia natal o un proyecto deportivo que le atraiga y que pueda comenzar, no como surgió hasta ahora coger un equipo ya en marcha. Las opciones que llegaron del extranjero también fueron descartadas en su día al entender el de L’Alcudia que no era el momento ideal para ello con mucho aún qué decir en nuestros banquillos. Y cómo no, siempre está ahí su Sevilla FC ese club que le dio todo y le enamoro el alma…

El nombre de Palop ya ha sonado en varias ocasiones para el banquillo del Sevilla Atlético, una idea que siempre ha atraído al ex guardameta sevillista así como el poder dirigir a la primera plantilla, un sueño que sabe debe esperar para como él mismo reconoce ir cogiendo la experiencia necesaria para llegar en el momento justo y en la situación adecuada. Mientras que llega ese momento, Andrés Palop sigue preparándose, creciendo y sumando experiencias.

Hace unos días se han cumplido años de aquella UEFA Europa League de Glasgow, aquella UEFA de Palop, quien con sus espectaculares intervenciones en la tanda de penaltis, y en aquella contra magistral que montó sacando con la mano hasta pasado el medio del campo propició el gol de Adriano que acercaba aún más el título; confirmando más si cabe el papel estelar que el valenciano ha tenido en el Sevilla FC moderno, el más laureado de la historia.

Pero pese a todo lo sumado Palop, que sonó para entrenar al Sevilla Atlético, no ha regresado al Sevilla FC desde su marcha. Sí, tuvo su merecido homenaje pero no el sitio que merece y que con su profesionalidad se ganó a base de esfuerzo, trabajo, paradas y… títulos. Parece que de momento y mientras que no cambien algunas cosas dentro del club, tendría que esperar.

Quien sabe si dentro de unos años, mirando al banquillo sevillista vemos a Andrés Palop y recordamos esa luz eterna en esa portería y ese número 1 que siempre serán suyos. Bueno, siempre y cuando no sea otro Palop quien le pida permiso para tomar el testigo del mejor portero de la historia del Sevilla FC. Sus hijos Jorge y Alejandro, que también juegan de porteros, aprendieron del mejor. Mientras tanto, te echamos de menos Andrés…

Por: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Sevilla FC

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn