El adiós de una Leyenda: Marcelo Campanal

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Nuestros números 1, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Marcelo Campanal, el que fuera mítico defensa del Sevilla y capitán de la selección española en los años 50, ha fallecido falleció a los 89 años en su Asturias natal debido a un problema cardiaco.

Se ha ido un grande, dorsal de Leyenda del Sevilla FC, y sin duda uno de esos futbolistas que tardará mucho tiempo en volver a aparecer en el fútbol español. Ligado al club de Nervión, donde militó 16 temporadas y donde sin duda es uno de esos futbolistas estandartes del Sevilla FC. Asturiano de nacimiento pero sevillano de adopción.

Marcelino Vaquero González del Río, Marcelo Campanal, o Campanal II, elijan ustedes queridos lectores, recibió el merecido homenaje de su club de toda la vida el 22 de noviembre de 2011 cuando el presidnete Del Nido, y con Ángel María Villar de testigo, le imponía el tercer dorsal de Leyenda del Sevilla FC, día en que la Real Federación Española de Fútbol le distinguió igualmente con la insignia de oro de la RFEF.

Conocido como el ‘Huracán de Avilés’ por su fuerza y gran condición de atleta, ya que incluso llegó a lograr y batir varios récords de España que nunca fueron reconocidos al ser futbolista profesional y en aquella época no se permitía. Jugó 403 partidos en el Sevilla durante 16 campañas seguidas, entre las décadas de los 50 y los 60 del siglo pasado, y en esa época fue un fijo de la selección nacional, en la que llegó a ser capitán con apenas 23 años y cuya camiseta defendió entre 1952 y 1957.

El Sevilla Fc siempre le ha tenido muy presente en lo personal, prueba de ello es que tras recibir su dorsal de Leyenda tras otros grandes como Juan Arza o José María Busto, fue invitado siempre a la entrega de cada dorsal de Leyenda, así como distinguido como Embajador del Sevilla en la Gala del 90 Aniversario de LaLiga. Para el Sevilla FC siempre sería su estandarte máximo y fiel reflejo del lema de casta y coraje que reza en el himno del equipo sevillista, estando acompañado en sus últimos días por continúas llamadas de Pepe Castro, José María del Nido Carrasco y un largo etcétera de nombres del sevillismo.

Sus restos mortales descansarán junto a los de su esposa, Maria de la Cruz Guiarte, que falleció hace dos años y medio, en el Cementerio sevillano de San Fernando y su recuerdo será ya eterno como la gran Leyenda que siempre fue. Nacido en Asturias fue ese futbolista todoterreno del Sevilla, alma mateur, férreo, fuerte, un atleta incomparable y siempre sobresaliendo con respecto a los demás por esa condición de atleta innato que conservó casi hasta sus últimos días.

Los grandes, Real Madrid, FC Barcelona o Inter de Milan intentaron cerrar su fichaje pero los colores y su corazón sevillista pudieron más ya que como le gustaba reconocer con profundidad b»en el Sevilla tengo todo lo que quiero». No pudo levantar los títulos que años más tarde llegarían pero sí finalizó dos veces subcampeón de Liga y otras dos de la Copa de España.

En 1954 fue nombrado deportista español del año y en 1966, ya con 34 años, se marchó al Deportivo de la Coruña y luego al Iliturgi jiennense antes de retirarse a los 37 años en el Real Avilés. Tras colgar las botas, siguió haciendo deporte hasta los últimos días de su vida. ‘El huracán de Avilés» logró ser el deportista español en activo con más medallas, con 115 títulos nacionales de atletismo en diversas categorías de veteranos y récords en salto de altura, longitud, triple salto, peso, disco, 110 metros lisos o 200 vallas.

Se va un futbolista ejemplar, un hombre de club, pero se queda con nosotros y eternamente la Leyenda, esa que siempre seguirá muy presente, vestido con ese blanco inmaculado del Sevilla FC, con su corazón al pecho, ese que tanto hizo latir a una afición agradecida y a un club, que siempre supo darle el sitio que le correspondía, con ese dorsal de Leyenda que le otorgó José María del Nido, y con las continuas muestras de cariño que desde el club presidido ahora por Pepe Castro ha recibido siempre el Hracán de Avilés. Descansa en Paz campeón.

Por: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: El Comercio

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn