El cobarde de Pique se ríe de España

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Nuestros números 1, Number1 opina

Tagged: , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Piqué es un cobarde, al menos eso se desprende de su comparecencia ante los medios de comunicación de esta misma semana vísperas del viaje a Alicante por los compromisos de la selección española y donde no se mojó como lo hace desde su otro país… Cataluña.

A Piqué le gusta jugar, manejar los tiempos y estar siempre en ese fino alambre de la polémica, pero siempre y cuando tenga la situación controlada, porque cuando las cosas comienzan a volverse en su contra, muestra sus verdaderos colores, los de la vergüenza y la cobardía, esa que mostró esta semana al comparecer, por voluntad propia ante los medios de comunicación.

Alguno se llevará las manos a la cabeza al ver como le llamo cobarde e incluso exclamará que cómo puedo llamar cobarde a Piqué después de que el catalán se expusiera ante los medios de comunicación a pecho descubierto, sin vetos y permitiendo que todos preguntaran lo que quisieran, haciéndolo además como ‘vendieron’ por voluntad propia. Groso error. Porque Piqué compareció porque la ocasión lo requería.

Desde el seno de la selección se entendía que el referéndum había dejado demasiada mella por la forma de pronunciarse el central del FC Barcelona con ese voto que no quiso desvelar pero que todo el mundo sabe. Piqué fue cobarde a la hora de pronunciarse sobre si votó por la independencia o si lo hizo en contra, y lo fue porque no se mojó, pero no por dañar el sentimiento patriota del resto del país, no, no lo hizo por lo único que le preocupa, sus seguidores.

Y es que alguien tan inteligente como se le supone al marido de Shakira, se le olvidó manejar los tiempos para que ese mensaje entre línea con el que siempre le gusta especular no le jugara una mala pasada. A la hora de ser preguntado dejó claro que no se pronunciaría al respecto porque eso le haría perder la mitad de sus seguidores, bien los catalanes o bien los nacionales e internacionales.

Que al fin y al cabo es lo único que le preocupa a este futbolista que en las redes sociales no ha hecho más que mostrarse a favor de la independencia, atacando y criticando con sus retuits, a esos policías nacionales y Guardia Civil que tanto han velado por su seguridad y la de los suyos, y a la que ahora ha puesto en el disparadero.

Porque Piqué, se cagó, y lo hizo a lo grande, mostrando su preocupación pero no porque le piten o le dejen de pitar, algo que ya ha mostrado en infinidad de ocasiones que le da igual, sino por no perder esa mitad de sus 16.392.876 seguidores de Twitter o los 19.113.601 de su página oficial de Facebook que tanto le reporta. Si dice que no se siente español, y que juega por prestigio y no por patriotismo, pierde a los de su querida Cataluña, y si por el contrario dice que es más español que el carro de Manolo Escobar, pierde a sus ‘compatriotas’ catalanes, que perderían de esa forma a ese icono del catalanismo en el que por méritos propios se ha convertido este futbolista al que tanto le gusta meterse en los charcos.

Porque todo este circo que tanto le encanta a Piqué está muy bien siempre y cuando no esté por medio la selección española, la selección de, le guste o no, su país, España. La selección que le ha permitido ganar muchos dinero, y proporcionalmente tanto y tanto prestigio, con un Mundial y dos Eurocopas, títulos estos que nunca habría ganado si hubiera jugado con la selección de ese ‘país’ del que tanto pecho saca llamado Cataluña.

Porque su rueda de prensa la provocó para que no se le pitara, pitos justificados y que vienen repitiéndose de un tiempo a esta parte porque así lo ha provocado y buscado el propio defensa del Barça, porque si no es noticia pierde seguidores, porque sino mete mierda, no es retuiteado… Luego vienen  los que quieren darnos ejemplo, los que piden que no se le pite, los que dicen que eso perjudica a España. Y que no se debe mezclar fútbol y política, algo tan distante y que de un tiempo a esta parte van siempre de la mano.

Suena a cachondeo, sobre todo cuando durante los últimos años hemos visto a Piqué reírse de España, de esa España tuya esa España nuestra. La España en la que le guste o no al señor Gerardo Piqué, se encuentra Cataluña,, la misma España que le ha permitido saber lo que se siente al ser campeón del Mundo y de Europa. Es lo que tiene estar en un país tan grande Piqué, que uno crece profesionalmente.

Basta con repasar los últimos retuits del futbolista catalán de la selección española para ver cómo siente y respira el central independentista Gerardo Piqué, en los que cuestiona la forma de proceder de las fuerzas del orden publico. Así que sigan dejándose manipular, sigan cuestionando a los que muestran su repulsa con esa falta de patriotismo del defensa del FC Barcelona, al que en otras ocasiones he defendido, pero al que de la misma forma le tengo que ahora que criticar su falta de testiculina y su cobardía para expresar su verdadero sentimiento.

Luche usted por su Cataluña igual que otros lo hacemos por nuestra patria, España, pero háganos un favor señor Gerardo Piqué, no nos tome por tontos, y deje de reírse del que le guste o no, es su país… ¡España!

Por: José Miguel Muñoz @tara11iker

Foto: Defensa Central

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn