El récord de partidos invicto sigue siendo de la Real Sociedad

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Nuestros números 1, Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Mucho se ha hablado durante estos días del famoso récord del Real Madrid, que al estar teñido de blanco, ya saben… vende más. Pero pocos han recordado que el récord de partidos invictos en una Liga siguen estando en poder de aquella mágica Real Sociedad de los Arconada, Zamora, Alonso… El Sevilla FC fue el encargado de romper, como ante el Madrid, ese récord, que es Txuri Urdin.

El Sevilla FC otra vez protagonista para cortar de raíz los sueños y récord  de dos equipos Reales, la Real Sociedad en la temporada 1979-80 y el Real Madrid en la actual 2016-17, hecho este último acontecido el pasado domingo en el que los sevillistas cortaban la racha de 40 partidos sin perder del conjunto de Zinedine Zidane. Racha que ha ido empeorando con una nueva derrota, la de anoche ante el Celta de Vigo (1-2) en la Copa del Rey.

Y es que se ha hablado mucho del autogol de Sergio Ramos (se buscó que se hablara de ello), del gol de Jovetic con un Keylor Navas que hace que muchos sigan acordándose del injusto trato dado a Iker Casillas, de un Madrid que gana y gana, pero pocos se han quedado en la reacción del Sevilla de Jorge Sampaoli, que loco del fútbol bonito, así da gusto, y de una Real Sociedad que sigue siendo la friolera de 37 años más tarde, poseedor del récord de partidos invictos en una Liga, aquella mágica de la 79-80 donde se quedó a puertas de su primer título de Liga, precisamente en el mismo escenario donde cayó el Real Madrid, el Ramón Sánchez Pizjuán.

Una Real Sociedad de los Arconada, Zamora, Satrústegui, Alonso, Idígoras, López Ufarte, Celayeta, Diego… que mereció ganar aquella Liga en la que estuvo 32 jornadas sin perder y que cayó en la 33 precisamente ante el Sevilla de Bertoni, Scotta, Pablo Blanco y compañía. Historia paralela con la de este Sevilla-Real Madrid, donde hacía que el único equipo que no había perdido en la Liga, el Real Madrid sumara su primer tropiezo ante un Sevilla que sigue dando mucho que hablar.

Y es que se ha hablado tanto de este Madrid invencible, de este Zidane tocado por la flor de Miguel Muñoz, de ese récord absoluto de imbatibilidad de 40 partidos oficiales sin perder, que nadie se ha ocupado de recordar que el récord de partidos sin perder en Liga no es del intocable Real Madrid ni del Barcelona, al parecer los únicos que venden en la prensa nacional, sino de un club modesto, afincado en el rincón más bello de la geografía española llamado Real Sociedad de San Sebastián.

Aquella Real Sociedad, que luego ganaría de forma consecutiva dos Ligas (la historia se las debía) y con el genio Alberto Ormaechea en el banquillo estuvo 32 partidos sin perder en la temporada 1979-80. logrando de esa forma el récord de partidos invictos en una misma temporada. De la misma forma sigue siendo el que más partidos ha estado sin perder uniendo dos Ligas, sumando 38 encuentros con los seis últimos de la temporada 1978-79.

El Real Madrid, este Madrid que para algunos es único, se ha quedado en 28 encuentros de Liga consecutivos sin perder (17 esta temporada), o lo que es lo mismo muy lejos, demasiado, de lo logrado en aquella campaña 79-80 por la Real Sociedad hasta que aquel nefasto para los donostiarras, 11 de mayo de 1980, la Real Sociedad cayera por dos goles a uno ante el Sevilla FC, que terminó el partido jugando con nueve, en un choque donde años más tarde se habló de los maletines que rodaron aquella tarde en suelo hispalense procedentes de la capital de España.

Aquella Real Sociedad de Ormaechea, con el gran Luis Arconada como capitán, y los Zamora, López Ufarte, Celayeta, Cortabarría, Satrústegui, Idígoras, Alonso… aquella Real Sociedad marca de la casa, formada por jugadores de la tierra, todos vascos (cómo se echa de menos) comenzó a escribir las páginas más bellas de la historia del club haciendo que todos los niños de España soñáramos ser como Arconada, y querer a un equipo taurino urden que fue poco a poco el equipo de todos los críos de aquella época.

La Real Sociedad sumó 38 partidos sin perder, 19 victorias y 14 empates en la temporada 1979-80 antes de caer en el Sánchez Pizjuán en aquel partido. Ahora que se ha dejado de hablar de ese récord que sólo interesaba en la capital de España, tras la lección dada por el Sevilla FC, el el momento de recordar que a veces la memoria deja de ser débil en el mundo del fútbol, y toca recordar aquel grupo de amigos que mereció ser campeón de Liga, y que desde la Bella Easo hizo que comprendiéramos que se puede ser grande sin necesidad de presupuestos millonarios. Sólo hace falta lo que aquella Real Sociedad nos hizo a todos: ¡Soñar!

Por: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn