Monchi, la voz del sevillismo

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Nuestros números 1, Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

La resaca del Real Madrid-Sevilla sigue latiendo con fuerza, ya saben lo que pesa que alguien no rinda pleitesía ante el todopoderoso Real Madrid, y si encima es alguien indomable como Monchi…  

Se llama Monchi, aunque se le conoce como el León de San Fernando, la raza de una fiera y el nombre de ese pueblo isleño que hace unos años vio nacer a ese niño que soñaba ser portero sin saber que su gran fama llegaría por convertirse en el mejor director deportivo del mundo. El hombre que junto a la humildad de un señor llamado Roberto Alés, un ‘loco’ José María del Nido Benavente, que nos enseñó que lo mejor siempre estaba por llegar, y la continuidad de Pepe Castro, junto al gran equipo de profesionales de la entidad de Nervión, hicieron posible que los sueños se hicieran realidad.

Esa grandeza es admirada en muchas partes del mundo, por ese crecimiento ejemplar que sirvió para convertir al Sevilla FC en un grande e incómodo rival. Tanto que  tiene que ver cómo le roban en un estadio como el Santiago Bernabéu. ¡Y encima le piden que no se queje, que no hable y que no pida justicia! ¡Por favor! ¿Esta es la mejor Liga del mundo? ¿Esa en la que implantan un sistema llamado VAR para evitar injusticias y termina convirtiéndose en cómplice de las mismas?

Por ello hoy me siento frente a mi ordenador para una vez más quitarme el sombrero ante ti querido Monchi, ante uno de los grandes culpables de este presente brillante y este futuro esperanzador del Sevilla FC,  de ese equipo que hiciste a tu imagen y semejanza, desde los fichajes del todo a cien, como algunos calificaron, de los Javi Navarro, Martí, Pablo Alfaro y compañía, hasta la magia de inversiones con un rendimiento increíble como los de Dani Alves, Julio Baptista, Kanouté…

Tus palabras tras el Madrid-Sevilla no han gustado en la capital de España. ¡Ya sabes lo que pesa el blanco inmaculado! Lo viviste en tu etapa de portero de tu Sevilla del alma, y lamentablemente lo sigues sufriendo ahora como director deportivo. Tus declaraciones han escocido porque no están acostumbrados a que alguien saque pecho, a que alguien diga «Si llegan a anular el segundo lo mismo cojo al equipo y me lo llevo del campo». O lo que es lo mismo, un aviso para navegantes de ese León que siempre cuida de los suyos.

Porque después de unos días lo que no es de justicia es que tras lo vivido se quiera hacer el malo de la película a Monchi, al Monchi que con todo el respeto y cordura del mundo, ante todo el panorama futbolístico, pidió justicia para los suyos, sí, los de rojo como decía Bilardo, los que profesan su misma religión, ese sevillismo de cuna, de sentimiento, eso que tanta falta hace en estos tiempos que corren.

Hay quien desde la capital de España y dirigidos por el poder han llegado a decir incluso que Monchi hacia esto para ganar adeptos, para tener el cariño del sevillismo… ¿Se pueden decir más tonterías juntas? Señores de Madrid y cualquier parte del universo fútbol, Monchi, el León de San Fernando, no necesita de ninguna campaña de marketing en prensa o redes sociales para  tener el cariño de los suyos.

Porque Monchi es mucho Monchi, y su mejor campaña ya está hecha que no es otra que su brillante curriculum al frente de la dirección deportiva y ese trabajo incansable que durante toda su vida ha hecho en el Sevilla FC pasando por todos los sitios posibles desde que llegara de la isla de San Fernando: cantera sevillista, portero de la primera plantilla, jefe de prensa, delegado, secretario técnico, consejero, vicepresidente deportivo, director deportivo y… ¡Voz del sevillismo!

Porque podrá gustar o no de Despeñaperros hacia arriba pero si una voz sigue el sevillismo esa es la de su Mesías, Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi: El León de San Fernando.

Por: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn