Schumacher ante su carrera más importante

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Deportes, Nuestros números 1, Number1 opina

Tagged: , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Schumacher Foto: Notihoy

No ha arrojado la toalla aunque haya lo parezca por no ocupar portada s de revistas, o llamar la atención de esas cámaras y flashes que antes le perseguían. Michael Schumacher está más vivo que nunca para luchar contra la adversidad y ese accidente que sufrió hace dos años mientras esquiaba y que le impide disfrutar con tranquilidad de algo tan grande como la compañía de su familia.

El estado de salud de Michael Schumacher, el que fuera gran campeón del mundo, no atraviesa su mejor momento después del grave accidente que sufrió hace ahora dos años cuando se encontraba esquiando. Y así lo ha confirmado en las últimas horas, el ex presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo. «Estoy informado continuamente del estado de Michael Schumacher y desgraciadamente no son buenas».

Un paso atrás después de que el pasado mes de diciembre todo apuntara a una mejoría y que los médicos se mostraran más optimistas al respecto, unos años después de aquel 29 de diciembre de 2013 cuando en la estación francesa de Meribel,ex ex piloto de Ferrai y seis veces campeón del mundo, sufriera un gravísimo accidente esquiando que le dejara varios meses en coma.

Paradójico resulta que en su trayectoria, el que fuera piloto más laureado de la historia de Ferrari, sólo sufriera un accidente (en 1999). Ahora, con todo lo que alguien puede desear: su familia, fama, dinero, gloria y siendo un gran ídolo, se encuentra con que le falta lo más importante, la salud que le impiden disfrutar de lo que siempre quiso durante su trayectoria profesional: la intimidad de su familia. Sí, con lo que siempre acompaña a alguien de su popularidad pero con un protagonismo secundario tras su retirada de la Fórmula 1 como piloto.

Ahora, a sus 45 años, y con mucha vida por delante, tras estar ingresado cinco meses en el Hospital de Grenoble, ser trasladado posteriormente a Suiza, donde sigue un duro proceso de recuperación en Gland, Michael Schumacher vive una historia muy diferente a la que estaba acostumbrado de gloria y comodidad. Días en Gland muy distintos a los vividos en el pasado en su casa a la orilla del Lago Leman.

Una vida como la de muchas personas, de sufrimiento, de preocupación, con un estado grave de salud que le impide disfrutar de lo que siempre quiso con su familia, con su gente, la misma que en su época de mayor gloria automovilística le esperaba en segundo plano para disfrutar de su éxito. Pero el caprichoso destino quiso que cuando llegaba el momento de recuperar el momento perdido, un grave accidente ¡qué paradoja! lejos de los circuitos le ha arrebatado el gran placer de disfrutar de un día normal, alejado de los focos, de los flashes, de las cámaras que durante tantos años le persiguieron…

Y nos encontramos con la cruda realidad, con el duro día a día, con ese despertar diario de un gran campeón que ve como en este ‘Gran Premio’ que la vida le ha puesto por delante, juega en desventaja. Ahora toca ver nuevamente al campeón, al que nos deleitó a todos con su magia, con sus frenadas, sus adelantamientos en espacios minúsculos… para subirse una vez más al podio y levantar los brazos como sinónimo de victoria para decirle al mundo a gritos: ¡Schumacher ha vuelto! Y lo hará para ganar la carrera más importante de toda su carrera: la vida; la que le espera junto a su familia para disfrutar de algo tan bello y mucha veces poco apreciado. Una puesta de sol.

Twitter: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Notihoy

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn