Sergio Ramos, el niño que siempre supo que iba a triunfar

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Nuestros números 1, Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Por: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Conocí a Sergio Ramos cuando él era un chaval y yo trabajaba en Madrid en el Diario Marca. En una de mis escapadas por Sevilla, vi un niño rubio jugando con el Camas que me llamó la atención, primero por su potencial, y segundo porque las personas que estaban junto a mí viendo el partido  le llamaban Schuster, sí, el nombre de aquel centrocampista alemán de clase extrema que jugó en el FC Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid

Pasaron los años, y volví a coincidir con él pero habían cambiado las cosas. Yo trabajaba en Marca y la prestigiosa revista don balón, y aquel niño, ya adolescente, al que llamaban Schuster se llamaba realmente Sergio Ramos, y había fichado por el Sevilla FC siendo uno de sus canteranos más brillantes. Conectamos pronto desde la primera vez que quedamos para hacer reportajes. Había tanta complicidad y confianza tanto de su parte como de su hermano René.

Tanto, que pese a no ser aún la estrella que es a día de hoy, conseguí que ese joven que me conquistó por su exquisita madurez dentro y fuera del terreno de juego, fuera portada en mis reportajes tanto en Marca, como en don balón e Interviú. Sergio fue creciendo, debutó en el primer equipo sevillista y se ganó la confianza de Joaquín Caparrós, que no dudó en darle la titularidad como lateral derecho aprovechando tanto su potencial como su vocación ofensiva.

Tras apenas año y medio en el primer equipo del Sevilla FC, Sergio Ramos ya había captado la atención de los grandes de Europa: Real Madrid, Barcelona, Manchester, Milan… La idea del presidente del Sevilla, José María del Nido era la de no desprenderse del futbolista, consciente de que en un par de años su valor se habría doblado e incluso triplicado, pero el interés del Madrid hizo que Florentino fuera a por todas para llevarse a la perla sevillista.

Con apenas 19 años, el camero llegaba a un vestuario galáctico: Beckham, Zidane, Ronaldo, Roberto Carlos, Raúl.. a los que desde el primer día conquisto por su potencial y esa madurez impropia de su edad de la que siempre ha hecho gala. Porque el éxito de Sergio ramos siempre ha sido saber lo que quería, los que con trabajo y constancia le llevaron a este éxito del que a día de hoy disfruta. Los años pasaron, Sergio fue creciendo, sumando años y partidos, convirtiéndose fijo en el Real Madrid y la selección española, y capitán, una vez que Iker Casillas se marchó.

La historia ha vuelto a unir esta semana a estas dos Leyendas de la selección española: Iker Casillas y Sergio Ramos,. una vez que en el pasado encuentro ante Noruega, el sevillano sobrepasó al guardameta en internacionalidades, convirtiéndose de esa forma en el futbolista español que más veces ha vestido la camiseta de la selección: 168 entorchados, que se dice pronto…

La fama, los compromisos, el propio día a día, fueron alejando a este periodista y la Leyenda del fútbol, pero ambos sabemos que los recuerdos no hay quien los borre, y catorce años después, tenemos presente ese pasado que sin duda es la mejor forma de afrontar con fuerza el futuro. Toca verse de nuevo amigo, y celebrar por todo lo alto el éxito de un profesional ejemplar como eres tú. Gracias por haberme permitido ser un pequeñito espacio de esa brillante historia.

¡Felicidades Capitán!

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Marca y JOSE JORDAN/AFP/Getty Images

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn