Aperribay mete la ‘pata’ para cubrirse las espaldas

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Number1 opina

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Aperribay y Moyes Foto El rincón de la Real

No ha estado acertado Jokin Aperribay a la hora de justificarse y cubirise la espalda tras destituir a Moyes tras los continuos resultados negativos de la Real Sociedad. El presidente mete la ´pata’…

Siempre se ha dicho que antes de hablar hay que pensar bien lo que se dice, y esa clase parece que se la saltó Jokin Aperribay, o al menos esa sensación da después de ver y observar sus desafortunadas declaraciones en el día de ayer, consecuencia clara de su manera de intentar justificar lo injustificable; o lo que es los mismo, su error al contratar a Moyes como ha desatorado ese juez infranqueable llamado tiempo.

Con Pepe Mel cerrado ya que contaba con el beneplácito de la gran mayoría, Aperribay, como si fuera del mismísimo Bilbao, se lió la manta a la cabeza para contratar a un técnico con sello de la Premier League, en una apuesta clara y personal del que ahora tiene que buscar peros a lo que es evidente; que no acertó al cambiar a Mel por Moyes.

Pero aparte de decisiones deportivas y contrataciones o no de entrenadores, peca al hablar de cosas como la humildad en un club que si por algo se ha caracterizado a lo largo de su trayectoria ha sido por ser un club humilde y con un sello de identidad propio marca de la casa y con esa palabra, humildad, por bandera y como compañero fiel de viaje.

Por ello, está fuera de lugar que Aperribay diga: «A la Real le falta humildad. Nos falta reconocer lo que tenemos que mejorar. Creemos ser más de lo que somos y no lo somos». No se entiende que hable de falta de humildad, que hable de lo que tenemos que mejorar y no lo haga también él en primera persona en lo que él también se ha equivocado.

Habría estado genial que Jokin Aperribay comenzara la rueda de prensa diciendo: Señores me he equivocado, me equivoqué al fichar a Moyes a pesar de que la idea era traer a Pepe Mel. Me equivoqué al no destituirle antes, me equivoqué al mirar hacia otro lado cuando todo el mundo decía que algo no iba bien; me equivoqué al permitir que el técnico no se integrara en la filosofía del club y ver como seguía sin hablar castellano muchos meses después de su contratación…

Y así podríamos seguir. Como se equivoca al decir que a la Real, sí a la Real Sociedad le falta humildad. ¡Pero por favor! ¿Cómo puede hablar el presidente de la Real Sociedad de falta de humildad? Humildad, algo por lo que se ha caracterizado el equipo txuri urdir a lo largo de sus más de cien años de historia y la clave del club en aquellas dos Ligas de la Real de los 80 y de aquel subcampeonato con récord de imbatibilidad incluido.

Pero como en todas las facetas de este mundo, la vida sigue. Oyes es pasado, toca el punto y seguido, el presente y lo más importante, el futuro, encomendado por el propio Aperribay a Eusebio Sacristíán, jugador de calidad pero técnico de escasa experiencia (algo que en ciertos entrenadores nunca fue un problema, y que mejor ejemplo que el del Guardiola que se estrenó en el banquillo culé)

El nombre que menos gustaba a los aficionados del amplio abanico de entrenadores que sonaron para la terna de candidatos al banquillo de la Real. ¿Quién pecó de humildad Jokin? Quizás el mismo que en su día apostó por cargarse a Martín Lasarte pese a que el uruguayo era del agrado de los aficionados y su trabajo, con ascenso incluido, le avalaba al máximo.

Un Martín Lasarte al que Aperribay se cargó y que perdonó el año que le restaba de contrato en un gesto señor que en aquella ocasión no sacó a relucir el presidente realista algo que sí hace ahora cuando el que según cuenta él mismo, el que lo perdona es Moyes. Humildad señor Aperribay…

Twitter: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: El rincón de la Real

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn