España campeona: Lo nuestro duró…

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Number1 opina

Tagged: , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

España Campeón del Mundo

España no es la que era, y eso se nota, con solo mirar a una selección que ayer enamoraba con su fútbol de toque y calidad y que hoy en día no termina de arrancar para ser aquella selección que fue

España cae derrotada ante Eslovenia (2-1) en un mal partido correspondiente a la fase de clasificación para la Eurocopa de Naciones, y con su derrota vuelve a abrir el debate como ya lo hizo en el pasado Mundial de Brasil donde cayó de forma estrepitosa pese a que defendía su condición de campeón del Mundo. Volvían a aparecer los fantasmas del pasado, los de esa selección vulnerable y capaz de caer ante el mejor pero también… frente al peor.

Aquella selección que endulzaba con su fútbol ya que no lo es ¿fin de ciclo? ¡Quién sabe! ¡Llámenle como deseen! Pero lo cierto es que España no es la de antes, no porque ya no sea la campeona del Mundo, galardón que nadie podrá quitarle y que ya le ha hecho formar parte de la historia, sino porque no transmite esas sensaciones que hace muy poco dejaba en las retinas de los aficionados ya fuera español o extranjero.

Ante Eslovenia cayó por 2-1, pero lo peor no fue la derrota sino las sensaciones que dejó: costándole un mundo empatar para dejarse remontar apenas dos minutos después anote una selección muy inferior a ella y que no salía de su asombro al ver como era capaz de jugar de tú a tú a España. El combinado de Vicente del Bosque rompió en Eslovenia también una racha que duraba muchísimo ya que no perdía un partido de la fase de clasificación del Mundial o la Eurocopa desde el 7 de octubre de 2006, es decir, la friolera de ocho años.

A ello hay que unir que esta es la primera derrota de Del Bosque en una fase previa pues bajo su mandato España no perdió ni en la clasificación para el Mundial de Sudáfrica ni para la Eurocopa de 2012. Un total de 36 encuentros que se cortó en Eslovenia. Como si de un viaje en la máquina del tiempo se tratara, la selección española vuelve al pasado.

Y dentro de ese desbarajuste, de ese mal momento, un nombre propio: el de Iker Casillas. El internacional el Real Madrid no sale de la pesadilla iniciada en el pasado Mundial de Brasil al volver a fallar, en este caso en el primer gol de Eslovenia.

Casillas ha perdido esa condición de mejor portero del mundo, con la cabeza en demasiados sitios, o al menos esa es la sensación que da, ahora que le toca vivir la parte más amarga del fútbol.

Esa soledad del portero que ya le tocó vivir en otros momentos a grandes guardametas de nuestra portería como Luis Arconada o Andoni Zubizarreta, y que en un caso concreto, como el del donostiarra se le castigó de forma injusta por un fallo en toda una trayectoria deportiva, el de aquel gol en la final de la Europa de Francia de 1984 que luego sirvió para que Andrés Palop, otro grande portero de nuestro fútbol homenajeara a Arconada.

Esta situación es nueva para Casillas y le está pesando demasiado después de que el comienzo de Liga le hubiera otorgado la titularidad pese a la llegada de Keylor Navas.Por primera vez en su carrera, Iker Casillas no se siente indiscutible y observado, y esas nuevas sensaciones le están viniendo grande. Pero ojo, el meta de la selección no es el único culpable de todo este desbarajuste y pérdida de condición de mejor selección del mundo para España.

Hay mucho más detrás de todo esto. Algunos, como Villa o Xabi Alonso han sido más inteligentes al saber decir adiós a tiempo, en el momento oportuno, y tras el desastre del Mundial carioca, para evitar que esa trayectoria internacional quede empañada por estos últimos resultados, y algo peor que las derrotas: la imagen ofrecida de un tiempo a esta parte.

Del Bosque ha cometido el error de no avanzar y querer seguir premiando la trayectoria de unos internacionales que nos llevaron a ser los mejores de Europa y del Mundo, y no haciendo lo propio con otros que a día de hoy están en su mejor momento. Y esto le ha pasado factura a España que ha pasado de ser la mejor entre las mejores, un equipo que sabía a qué jugaba, a una selección llena de recuerdos, y los recuerdos ya saben queridos amigos que son algo que forman parte del pasado. Y es que, como diría Joaquín Sabina, el poeta de la música española, lo nuestro duró…

Twitter: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11ara

Foto: Marca.com

IKer Casillas Eslovenia España

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn