Todo un Real Pepino

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Más Fútbol, Number1 opina

Tagged: , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

 

Ni está ni se le espera este Real Madrid, corriente y de andar por casa, cuyo entrenador no ha sido ya cesado por tratarse de un histórico, al que se le perdona lo que no se perdono antes a otros…

La eliminación del Real Madrid a manos de la ‘súper potencia’ Leganés, no es más que el triunfo del fúrtbol modesto, el de un grupo de chavales capaz de demostrar que los sueños se cumplen y que sólo basta creer en ellos. El de un equipo modesto capaz de derrumbar, pese a partir en desventaja en la vuelta de la eliminatoria, y jugar en el Santiago Bernabéu, a todo un Real Madrid.

Sí, si me apuran el pero Real Madrid en muchos años. Un equipo que dice adiós de la Copa del Rey, como en otras ocasiones por la puerta de atrás y pensando que con el escudo, ese que otros sí defendieron con orgullo, se ganan los partidos. Y eso se haría en las Champions en blanco y negro, pero en el fútbol actual además de ser bueno hay que parecerlo y trabajar para ello. No confirmarse con la gloria pasada sino buscar la que importa en este bendito deporte llamado fútbol; la futura.

Y es que si en el banquillo estuviera Rafa Benítez o Vicente del Bosque, ya estaría en la cola del paro buscando un nuevo trabajo. Pero no, a Zinedine Zidane se le permite todo y más. Grandioso futbolista de clase, de esos que enamoran, pero técnico normal, con una flor del jardón del desaparecido Miguel Muñoz, aquella a la que muchos apelaron para buscar un motivo del que fuera jugador merengue y ex técnico de la selección española.

¿A qué entrenador que no se apellidara Zidane se le perdonaría ir a 19 puntos de su gran rival el FC Barcelona y caer eliminado de la Copa del Rey por el modesto Leganés? A ninguno ¿verdad? Me acuerdos de los mencionados Rafa Benítez y Del Bosque, por citar algunos de los que tuvieron que sufrir los caprichosos destinos de Super Flo, ese presidente blanco que calla y ya saben que el que calla… otorga.

Y el madridismo otorgó en el partido ante el Leganés su malestar, no ya por esta eliminación, justa y merecida, sino por todo lo malo vivido esta campaña, por un equipo vulnerable y corriente en casa, basta mirar sus números para comprobar lo que le decimos, y al que de momento tan sólo salva seguir adelante en la Champions League. El ciclo Zidane ha tocado a su fin ya que tan sólo le mantiene al frente que el vestuario quiere que siga. Ese vestuario que le defiende ya que no se moja contra los futbolistas, algo que sabe es clave.

Lo vivido con Kepa y su fichaje frustrado por el Real Madrid, no es más que una muestra más que en este Madrid fallan muchas cosas: su entrenador, el juego del equipo, y un presidente que debe tomar cartas en el asunto porque las miradas no olvidemos que del banquillo terminan por girarse hasta el palco, algo que no gusta nada a Florentino… que por cierto, rima con pepino, el que le metie… en esta Copa del Rey a un Madrid mediocre un equipo serio y bien plantado como el Leganés, por cierto, máximo representante de los pepineros.

Y es que, el Monstruo del Lega-nés le dio un Real Pepino a un Madrid que se va, de la Copa por la puerta de atrás, por esa misma puerta por la que lleva saliendo gran parte de esta Liga, la misma por la que Zidane no ha salido, precisamente por ser Zidane. Con un madridismo defraudado, desde hoy se hablará mucho de esa frase que ya es un hecho: ¡Toma Pepino!

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: JOSÉ EMILIO GÓMEZ @JoseEmilioGomez

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn