(1-0) Dos ‘palos’ impiden que el Betis empate

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , , ,

El Real Betis hizo méritos para llevarse mucho más que una derrota de Santander pero una vez más la mala fortuna, en forma de dos palos, impidió que los de Mel regresaran con un empate.

Racing de Santander: Toño; Francis, Álvaro, Torrejón, Cisma; Diop, Adrián; Jairo (Arana, m. 27), Koné, Munitis (Tziolis, m. 70); Ariel (Stuani, m. 60).

Real Betis: Casto; Isidoro, Ustaritz, Dorado, Nacho; Iriney (Matilla, m. 86), Cañas, Beñat (J. Montero, m. 73); J. Pereira (Jorge Molina, m. 76), Rubén Castro, Pozuelo.

Goles: 1-0. (Min. 62). Stuani, de penalti.

Árbitro: Clos Gómez. Amonestó a Francis, Álvaro, Diop y Munitis del Racing de Santander mientras que por parte del Betis vio la amarilla Isidoro.

NUMBER 1: Pozuelo.

No fue el mejor partido del Betis pero tampoco el peor, y si una conclusión clara se puede sacar del encuentro es que el equipo de Pepe Mel no mereció caer derrotado en El Sardinero. El Real Betis llegaba a este encuentro con la presión que te mete en el cuerpo el saber que llevas cinco partidos consecutivos perdiendo que digan lo que digan, pesa y mucho. Son esas cosas que no puedes quitarte de la cabeza y que aunque estés metido de lleno en el partido ves que te marcan y dices: ¡Zas! ¿Y ahora qué, seremos capaces de levantar el partido?

Ante el Racing el Betis mereció mucho más, al menos un empate del que se hizo merecedor ya que a los puntos aprovechando el término boxístico, el equipo verdiblanco se habría traído un empate a tierras sevillanas. Ahora le pueden dar las vueltas que quieran pero el resultado seguirá siendo el mismo: derrota que deja a los que tenían la escopeta cargada para con el ‘animal’ herido estar presto a eliminarlo, la presa en bandeja. El Betis no gana y eso… da juego aunque no seremos nosotros los que crucifiquemos a los que no lo merecen.

En el Sardinero el Betis comenzó muy fuerte, disfrutó de las mejores ocasiones, dos remates al palo incluidos; pero la diosa fortuna le fue esquiva. Son esas cosas del fútbol, cuando estás arriba la tocas con el culo y entra y cuando las

cosas vienen mal dadas golpeas como mandan los cánones y el balón se encuentra con la madera una vez superado el obstáculo del meta rival. Eso le pasó ayer al equipo verdiblanco hasta en dos ocasiones como ya le ocurriera una semana antes con el Rayo Vallecano.

Y el Real Betis lo hizo. Lo intentó hasta el final e incluso estuvo a punto de llevarse un más que merecido punto si Jefferson Montero no se hubiera encontrado el pie de Toño como último obstáculo para hacer el tanto del empate cuando el partido estaba llegando a su fin. El Racing, es de justicia reconocerlo, también se encontró una vez con el palo de la meta de Casto y otra con un excelente meta que impedía el gol local.

Al final, el punto de penalti, no podía ser otro decidía un partido que nunca debería haber perdido el Real Betis. Tampoco ganado, pero sí al menos empatado para los méritos realizados. El Racing coge aire, logra su primera victoria de la temporada y Cúper hace que el enfermo comience a respirar mientras que en el Betis se vivirá una semana en la que se hablará y mucho de crisis, descenso, peligro, urgencia… son las cosas de este negocio llamado fútbol.

La situación no invita a tirar cohetes, y sobre todo por las seis derrotas consecutivas, que si hubieran venido de forma intercalada con los cuatro triunfos les aseguro que otro gallo cantaría. Ni euforia ni pesimismo. La Liga se gana o se pierde en junio, no en octubre ni noviembre, y con el descenso, la Europa League, la Champions y demás ocurre tres cuarto de lo mismo. Por algo se le llama el torneo de la regularidad.

Ahora llega el momento de tener calma, con la lógica preocupación, pero calma. Confiar en un técnico que ha demostrado descaro, profesionalidad y saber llevar el grupo. Esta será una semana también en la que habrá que hacer mucho trabajo psicológico; el futbolista es humano y como tal cuando las cosas no le van bien también se viene abajo por mucho ‘cochazo’ con el que se traslade a los entrenamientos. Sólo cabe ya pensar en el Málaga porque el Betis juega en casa y es ahí donde debe sentirse más arropado. No hay otra por mucho que la niebla no deje al aficionado ver el horizonte.

Twitter: @tara11ara