Arsenal y Manchester vuelven a ‘espiar’ al nuevo Álvaro Vadillo

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , , , , ,

El fútbol inglés sigue muy pendiente del presente y futuro del canterano del Betis, Álvaro Vadillo, un futbolista que tras sufrir una grave lesión en el Bernabéu vuelve a ser ese futbolista mágico…

Una desgraciada lesión en el emblemático Santiago Bernabéu cortó de cuajo la fulgurante carrera de Álvaro Vadillo, que ese día demostró en el coliseo blanco, el porqué de todo lo bueno escrito sobre él. Con su chispa y magia fue capaz de poner en muchísimos apuros a la zaga merengue hasta la desgraciada jugada en la que una carga de Sergio Ramos le dejaba fuera de combate.

Comenzaba entonces un largo periodo de inactividad, un duro calvario, horas y horas de rehabilitación, de trabajo en silencio, con la atenta mirada de su familia, siempre pendiente del internacional bético. Su fulgurante carrera sufría un paréntesis en ese guión trazado para la gloria futbolística de un joven de Puerto Real, gaditano como otro bético distinto, el portuense Joaquín, y que alegraba las retinas de todos los que tenían la fortuna de verle jugar.

365 días después, Álvaro Vadillo sigue estando de actualidad aunque para muchos haya pasado inexplicablemente a un segundo plano. Atrás han quedado duros meses de trabajo que han servido para que este joven futbolista haya tenido un amplio Master de esa otra cara del fútbol dura y para la que no todos están preparados.

Esa alejada de los flashes y protagonismo de los medios de comunicación. La cruda realidad de este hipócrita mundo del fútbol. Los que ayer le adoraban y veneraban eran los mismos que hoy le daban la espalda; los que dejaban de escribir de él, los que ya no le veían ese futbolista distinto, especial, inverosímil…

Pero este frenazo en seco de Vadillo no le ha dejado en ‘stand by’ como muchos podrían pensar. El mismo le ha servido para cargar las pilas, madurar a pasos acelerados y comprobar esta gran mentira llamada fútbol. Vadillo ahora ha perdido esa inocencia del chaval que sólo pensaba en jugar a la pelota y en triunfar en su Betis. Ahora sabe lo que hay detrás de todo esto.

El apoyo de su familia, especialmente de sus padres ha sido vital porque Vadillo lo ha pasado muy mal en estos meses. El futbolista ha adolecido de ese trato que tienen los equipos de primer nivel blindando ante la prensa a su estrella, pero no haciendo en la misma proporción un seguimiento de su evolución psicológica ante el

duro trance de tener que estar alejado de los terrenos de juego.

En eso el Betis no ha estado a la altura de lo que se esperaba ante un futbolista profesional, y el principal activo de esa inagotable cantera que vuelve a dar sus frutos. Pese a todo, Vadillo ha vuelto. Le ha costado más de lo esperado pero ha regresado con más ganas si cabe. El hecho de tener que volver al filial y no poder ni entrenar con el primer equipo a las órdenes de Pepe Mel le costó asimilarlo pero finalmente lo ha hecho.

Ha comenzado de cero, como si no hubiera disfrutado de los placeres de jugar y entrenarse con la primera plantilla. Ahora. su sueño es regresar a los entrenamientos del primer equipo para volver a sentirse importante y demostrarle a Mel que no es aquel Vadillo que le encantaba sino uno aún mejor tras haber madurado mucho mentalmente con todo lo vivido.

Porque Álvaro ha llevado a la práctica el consejo de su padre, paso a paso, sin prisas pero sin pausa, y con la misma ilusión o más que en la primera ocasión. Y esto ha dado sus frutos, porque ante el Albacete Balompié volvió a verse a ese Álvaro Vadillo descarado y con un fútbol que enamora. Precisamente, en ese partido estaban siguiéndole dos de los grandes del fútbol inglés que no se acreditaron ya que quisieron pasar inadvertidos pero sin conseguirlo, especialmente, por el enviado del Arsenal un hombre de sobra conocido en España ya que ‘robó’ a varias de las perlas de nuestro fútbol, y ahí están los casos de Reyes, Cesc, Piqué…

En la cabeza de Vadillo no pasa la posibilidad de abandonar el Real Betis donde quiere asentarse en la primera plantilla y triunfar como lo hace en cada convocatoria de la selección española, de ahí que siempre se haya desviado la atención a este interés de los grandes de Europa. Aún así, y pese al largo periodo de inactividad, el interés por Vadillo es tan fuerte estando en el filial como lo fue cuando deslumbró en el primer equipo. Eso es lo que se llama un activo de garantías.

Twitter: @tara11ara