Carta desde el 2026

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en La firma invitada, Real Betis

Tagged: , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

31 aficion Real Betis jeg

Una opinión de: JOSÉ MIGUEL NAVARRO @lapelotadepapel

Queridos béticos:

Primer domingo del mes de abril del año 2026. Se anuncia, en las previsiones meteorológicas, sol y temperatura de unos 25º C para todo el día. Los tres video-marcadores exteriores del Estadio Benito Villamarín (Fondo y Goles norte y sur) anuncian una nueva final. La de esta semana es contra el Alcorcón, que cumple su sexta temporada consecutiva en Primera. Es el espejo en el que se mira un Betis, incapaz de sumar tres a su cuenta en la pasada década.

Desde que se inició la segunda vuelta, es el cuarto llamamiento bajo esta denominación y se presenta tan trascendente como los efectuados ante Leganés y Gerona, acompañantes del Betis en su ascenso del verano anterior con un celebrado título de campeón (el décimo tercero) y discursos donde se aludió a la obligatoriedad de no volver a una categoría inapropiada, para un club con sesenta y cinco mil socios en el ejercicio actual.

Como en esas ocasiones, se ha lanzado una promoción especial por la que comprando la camiseta oficial Caldecor por 25 €, en cualquiera de las tres tiendas oficiales (Estadio, Plaza Nueva y Pureza), regalan dos entradas de adulto, una de infantil, tres perritos calientes y otras tantas bebidas en los bares del campo, amén de un ejemplar de Memoria del Betis 8: de Jablonec a Llagostera, precioso libro cuyo tema es el discurrir deportivo y social de la institución presidida aquel año por un señor cuyo nombre no recuerdo. Perdónenme el olvido pero, tras dieciséis presidentes en otros tantos años, bailan los nombres.

La noticia, en cualquier caso, son las negociaciones con el Director deportivo del Atlético Baleares quien, tras su gran primer año en Segunda donde con pocos recursos salvó holgadamente la categoría, es el principal candidato a suplir a Stosic (sustituto a su vez de Alexis, quien llegó al cargo sustituyendo –del mismo modo- al serbio) que continuaría en el club sí o sí, pero ocupado en otras labores. Manejaría, según se anuncia, un presupuesto de setenta y cinco millones de euros y se le exigiría consolidar al Betis en la mitad de la tabla. Un décimo puesto –se explica- sería considerado un gran punto de partida y todo un logro superar la primera ronda de la Copa de la Reina Leonor.

El robot que hace las veces de Presidente (ante las dificultades para encontrar uno humano) anunció en los medios de la ciudad tres novedades. La primera, la terminación de la grada de Preferencia (si aparecen inversores, eso sí). La segunda, la apertura de una segunda emisora de radio y un canal de televisión propios. La tercera, ¡chán ta ta chán! Un proyecto para poner el club a la altura de su afición, haciendo hincapié en la potenciación de la cantera y en la búsqueda del ascenso del Betis B a Tercera División.

Las medidas fueron muy celebradas por los hinchas y ensalzadas por los dirigentes de las plataformas surgidas a lo largo de esta década: Fundación Barriada Elcano, Béticos por la calle Tajo y Liga de Gestores de la Propiedad béticos que se sumaron, de esta guisa, a las ya existentes y aún vigentes que evitaron, esta semana, hacer manifestaciones.

En lo institucional, se continúa con el programa trazado para insertar la entidad en la sociedad sevillana. Esta semana se falla el tercer certamen de relatos y el quinto de poesía. Para la próxima, se anuncia la inauguración de las Jornadas de Contabilidad verdiblanca tras el éxito de las de Arquitectura, Ingeniería, Geografía y Derecho.

En cuanto a los reconocimientos, la cantante Chenoa recibirá una camisola del equipo femenino (con lunares verdes, rosas y blancos) por haberse vestido con un blusón color oliva y pantalón beige en su último concierto celebrado en Miami y, rumores cada vez más persistente señalan que, Melendi, podría ser el próximo por la clara vinculación entre Asturias y el Betis tras el paso de Morán y Megido por las filas heliopolitanas.

Sobre el estado judicial, pocas novedades podemos aportar a las de los últimos años. Tras los últimos recursos y negociaciones entre las partes, parece que el acuerdo está algo más cercano. El optimismo es máximo porque poco más puede quedar para la resolución de un asunto de capital importancia para consolidar las estructuras y encarar el futuro sin nubarrones grises. Y es que, ciertamente, así no se puede trabajar.

Seguiremos informando…

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn