Del ¡Pepe quédate! al ¡Pepe vete ya!

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , , , , , , ,

DN131_0020-Mel-Betis-Sevilla-QPV-ene16

No hay memoria en este mundo del fútbol, es más, la misma es tan liviana que los que ayer te chillaban, hoy te aplauden y mañana… quien sabe mañana. Es el mundo del fútbol en estado puro.

El que fiera técnico entre otros de Real Sociedad y Madrid, John Benjamín Toshack, nos dejaba una frase en el libro donde contaba sus experiencia en el banquillo donostiarra hasta ganar la Copa del Rey del 86, que resume perfectamente lo que es la vida del entrenador que siempre se mueve en un invisible alambre que es fácil de mover cuando la pelotita no entra. Si gana eres dios y sino lo haces… ¡A la calle!

Es la malditra Ley del fútbol donde no hay memoria, el pasado es historia y el presente se llama último partido, el que es capaz de lanzarte al precipicio aunque apenas unos meses antes fueras señalado como el artífice de la complicada escarpada… Y Pepe Mel se encuentra en estos momentos en esa tesitura donde tras ser señalado como el principal héroe de los últimos éxitos de una plantilla justa es ahora, con similar equipo de trabajo, el que está puesto en el disparadero por una parte de la afición.

Los que ayer le defendían, los que le cantaban aquello de ¡Pepe quédate, Pepe quédate! son los mismos que ahora, desde su mismo asiento de la grada le piden que se vaya, le pitan, cuestionan sus decisiones y le marcan el camino de salida. Es lo que tiene este apasionante y falso mundo del fútbol. Es lo que tiene el banquillo, los goles son de Rubén castro, las paradas de Adán, el trabajo incansable en la medular de N’Diaye, pero los errores siempre son del mismo: del entrenador.

Los malos resultados del Real Betis en las últimas jornadas han provocado que esos aplausos y confianza plena que había en Pepe Mel ahora se hayan tornado en críticas, en pitos, y en cánticos pidiendo su marcha. Fútbol es fútbol como dijo aquel. Pepe Mel dejó claro al ser preguntado sobre esa circunstancia que «la afición es soberana y puede hacer lo que quiera».

Algo que le honra pese a que evidentemente no le guste. En el derbi de Copa con cero a dos en el marcador se volvió a escuchar a un sector de la grada pitar y cantar pidiendo su marcha, aunque también es cierto, y no lo han reflejado muchos medios, que otra parte pitaba reprochando los mismos a los que cantaban pidiendo el adiós de Mel.

Evidentemente ya sabemos cómo funciona esto y dependiendo de los próximos resultados, la cuerda se romperá de uno u otro lado. Habrá que esperar a Getafe y especialmente a la vuelta de la Copa del Rey para saber dónde está este Betis que si bien es cierto que los últimos resultados no han sido como se esperaban, también es cierto que la situación no es alarmante.

Ante Eibar y Sevilla en la Copa no se vio lo que se espera de un equipo como el Real Betis, pero también es cierto, que hasta ese inexistente penalti, el equipo de Pepe Mel mantuvo siempre el tipo ante el mejor equipo del mundo, el FC Barcelona y ni ese día era tan bueno Mel, ni ahora es tan malo. Toca también hacer balance y valorar todo lo bueno realizado, y dejar que esa balanza que siempre refleja el equilibrio de las cosas, marque las situaciones reales.

Al fin y al cabo ya saben como va esto. Recordando aquella frase de Toshack que tan bien viene al caso para definir la vida del entrenador: «Ayer me chillaban, hoy me aplaude, mañana…»

Twitter: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: QUICO PÉREZ VENTANA @perezventana