En el Betis falla algo más que el entrenador

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Poyet, Marcos Álvarez, Catalán y Haro Foto Marca

No hay futuro para Poyet en el Real Betis después de que el presidente verdiblanco no le haya ratificado en el día de hoy dejando claro con su silencio que el club ha perdido la confianza en él.

Hoy tocaba, en el Ayuntamiento de Sevilla, y con representantes de la LFP y de la ciudad, la presentación de la tercera edición del partido Champions Life, que en esta ocasión enfrentará a un combinado de la Liga ante una selección andaluza, con el Benito Villamarín como escenario y el Real Betis como anfitrión. Momento ideal para comprobar el punto de vista de Ángel Haro sobre la delicada situación del equipo y con ello de su técnico, que vive su peor momento desde que llegó al Betis.

Poyet sabe que, salvo milagro, tiene las horas contadas en la entidad heliopolitana. Los resultados mandan y estos le han dejado al borde del abismo cuando aún no se ha disputado ni el primer tercio de la Liga. Pero pese a que la actualidad se centra en el entrenador uruguayo, éste no será el único que salga salpicado de todo lo que viene ocurriendo en el Real Betis de un tiempo a esta parte.

Otro que saldrá tocado es Miguel Torrecilla, porque a las primeras de cambio, y sin apenas tiempo desde el inicio de la competición, fracasa en su primera prueba importante, la de la elección del técnico, un entrenador que no ha sabido empaparse del ADN de los béticos; mal asesorado visto lo visto y que no se entiende que no haya escuchado más a Marcos Álvarez, uno de los pesos pesados de este proyecto.

¿Y que me cuentan de Ángel Haro? El joven presidente que ganó la partida a Manolo Castaño & Friends pero que ha ido perdiendo crédito como si de las burbujas del champán se tratara. Su victoria triunfal y su proyecto sólido ha ido perdiendo ese dulce encanto anunciado en su día para teñirse del pasado más reciente del Real Betis, con resultados mediocres, temporadas cerradas con más pena que gloria, y presidentes que llenaron su ego de forma infinita con reserva suficiente incluso para el día que dejen la codiciada poltrona. Esa es a día de hoy la triste realidad del Real Betis, que apenas once jornadas después sigue sin gustar, sin enamorar, sin divertir, y lo peor de todo: sin transmitir.

Y si a ello le unimos el pobre discurso de Ángel Haro tras la presentación del Champions Life, apaga y vámonos. «Estamos trabajando, valorando, que los béticos estén tranquilo, pero no puedo decir nada más, entiéndalo».  ¿Eso es lo único que el máximo mandatario verdiblanco puede decir a día de hoy a la afición del Real Betis? Por si todo esto fuera poco les pide que le entiendan. ¿Que los béticos estén tranquilos? ¿A dos puntos del descenso y tranquilos?

¿Y a la afición del Real Betis quién la entiende? ¿Quién entiende a ese bético de a pie que paga con mucho esfuerzo su abono? ¿Quién le explica a ese bético del futuro, a ese niño que ve que su Betis del alma no es lo que le contaba su padre, que esto algún día cambiará? ¿Quién le dice a los que lucran empresas externas en lugar de a una propia llamada Real Betis que ya es hora de que piensen de verdad en verdiblanco?

Pasado, presente y futuro de un Betis que necesita obligatoriamente un cambio, pero ojo, no sólo de entrenador.

JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Marca

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn