Fichajes del Betis: Lopera 2.0

Escrito por Jose Joaquin Solis. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Niña del exorcista

Las mismas medidas que en los últimos años de Lopera: a última hora, a bajo coste, con inciertas perspectivas… el Betis sigue sin fichar y se aproxima a aquel equipo que esperaba las ‘rebajas’.

Haber luchado para cambiar la realidad de un Betis que se hundía para ver cómo determinadas cosas se repiten te pone la cara como la niña de la película del Exorcista; dos temporadas llevamos ya haciendo una presunta nueva política de fichajes para, al final, ver cómo se repiten historias de dejadez, falta de capacidad, así como excusas que se agotan por sí mismas. Allá por enero del año recién terminado te encuentras en el palco presidencial a un chico portugués con ganas de triunfar, al que se ha inflado en la fama por meter goles de falta en un equipo de medio pelo.

Su coste, trescientos mil euros, fue el mismo que el de la cesión de Tosic, con el agravante de que el luso es fichaje, pero con el mismo final: desquitarse del futbolista a los cuatro meses de venir. Por si fuera poco ha tenido que venir un sustituto en su puesto en calidad de cedido, cuya garantía está pendiente de una lesión que lo ha tenido apartado de los terrenos de juego largo tiempo, habiendo costado precisamente el mismo importe, trescientos mil euros.

Diciendo aquello de que lo barato sale caro, Agra le ha supuesto al Betis el doble de lo que costó, ¿seguro que el problema de los fichajes es sólo el dinero?. Para quienes no tengan excesiva memoria, les ruego repasen el concretísimo artículo de José Miguel Muñoz sobre la chapuza de Nolito, jugador que actualmente recaba en el Granada por setecientos mil euros en su cesión.

Nosa Igiebor, jugador amateur dicho por más de un experto, es la más cara de las incorporaciones de la temporada, nada menos que un millón de

los de hoy en día para el Betis, alrededor de la mitad del presupuesto para fichar; si ya de por sí su rendimiento está más que por discutirse en lo que ha demostrado hasta ahora, su marcha a África sólo podría justificarse si revaloriza en el mercado, algo poco probable por el papel de su selección nacional, muy lejos de la que vimos con Finidi, Oliseh, Kanu, y otras glorias.

A fecha de este artículo, hay que esperar a que se agoten los plazos para saber si se trae a un delantero suplente del Oporto, Kleber, que ha metido 1 gol en 38 partidos; todo ello sin despreciar la marcha de Dorado para al final sea suplido por canteranos ante tal tumulto de lesiones en su zona. Mel, alarmista él en su discurso de la caída en la clasificación, ha quedado en un magnífico lugar comparándolo con la Gloria de Rafael Gordillo, otra más, diciendo que la afición ha de poner más de su parte porque, por lo visto, aún no ha puesto todo lo que podría poner.

Sólo el Consejo de Administración no ha engañado a nadie: objetivo permanencia, algo que ha mantenido esta vez desde el principio, aunque, eso sí, prometió un fichaje mediático que no trajo. Mel, que ya habló de vaciar el vestuario en verano, quiere fichar ahora, y eso creo que para el encargado de hacerlo es mucho estrés. Por cierto, ¿cuánto ha costado finiquitar a Nelson?. ¿Transparencia?.

A dos días vista, tal y como pasó en verano, aguanten hasta última hora: Lopera 2.0

Twitter: @betis_com_es

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn