HNK Rijeka-Real Betis: Ensayo previo a la gran final de Anoeta

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , , , , , , , , , , , ,

Olimpique de Lyon Betis Europa League

No hay medias tintas, todo o nada, aunque evidentemente el partido de hoy es un puro trámite ya que los béticos tienen los deberes hechos en Europa, donde no se juegan más que ser primeros.

Con los deberes hechos, así recibe el Real Betis la visita del Rijeka y con la tranquilidad de saber que está clasificado para la siguiente ronda de la Europa League, un paso adelante en una competición que si bien es cierto no era la prioridad y pasaba a un segundo plano, también lo es que se trata de la única que le ha dado alguna que otra alegría a la afición verdiblanca.

Sufrida donde las haya pero que no se sabe como reaccionará después de que se vuelva a la competición en partido de casa, esta vez ya sin la presencia de Pepe Mel, el hombre del milagro en el banquillo, y está claro que no será un trago fácil, especialmente porque los bélicos veían al técnico madrileño como el gran baluarte para poder lograr el milagro de la salvación.

Pero hubo cambio de planes, imprevistos y sorprendentes, sobre todo porque llegó después de empatar en el último minuto tras ir ganando todo el choque. El Consejo actuó rápido, demasiado si me apuran, pero la historia de Mel ha terminado y ahora lo que se trata es de seguir sumando y eso comienza por seguir adelante en Europa y ver la evolución del equipo de cara al próximo partido de Liga.

Este partido ante el Rijeka debe servir para hacer pruebas ya que la clasificación está asegurada y ahora lo que pasa y preocupa especialmente es el partido de Liga que deben disputar en Anoeta ante la Real Sociedad, donde hay mucho en juego, para ser exactos, será la primera prueba de fuego de Juan Carlos Garrido, así como la primera de las finales que restan de aquí al final de Liga.

Garrido recupera a Rubén Castro al que reservó en la Copa del Rey, y no puede contar nuevamente con el cantearon Vadillo que atravesaba un gran momento de forma pero que sigue sin superar las molestias que le impiden trabajar con normalidad y estar disponible para la máxima competición, por lo que el nuevo técnico le ha dejado fuera de la convocatoria para ver si llega a tiempo a tierras donostiarras.

Las miradas estarán además de en el terreno de juego, en el banquillo, con la respuesta que pueda ofrecer la afición verdiblanca que seguro que mira y mucho al palco. Un ejemplo de su malestar se pudo comprobar en la despedida de Mel y en la presentación de Garrido. Ahora toca la vida en directo con una afición heliopolitana soberana y que sin duda captará el protagonismo de una noche europea.

Twitter: @tara11ara