Mel: “Es normal que la afición se cabree; nos toca devolverles lo mucho que nos dan”

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Pepe Mel

Pepe Mel adelantó su habitual rueda de prensa para así desconectar y centrarse de lleno con los suyos en la importante faceta que tienen mañana en la gran final que les enfrentará al Rayo.

El Betis se la juega y Mel lo sabe aunque también es consciente de que aún queda mucha Liga por delante; pero pese a que hay margen de maniobra la reacción debe llegar ya para evitar verse con la soga al cuello y la presión añadida que te da el ver como te metes en lo más hondo de la clasificación.“Jugarte vidas en la jornada quince es quizás decir demasiado pero está claro que los dos equipos estamos en problemas y no ganar te genera angustia. En el fútbol profesional manda la urgencia. El Rayo, en los duelos individuales, no es el mejor rival para nosotros aunque en las ligas siempre quedemos por delante”.

Sobre los lesionados y lo limitado para hacer la convocatoria, algo por otra parte, a lo que ya se ha acostumbrado dice que “cuando no ganas con asiduidad, te urgen las apreturas. Intentaremos por todos los medios que el partido del domingo le dé al Betis un poco más de relax. Un entrenador nunca está relajado. Desde que el árbitro pitó el final en Lyon, ya pendientes del Rayo. Hay tres jugadores fuera por lesión y otros tres por sanción, así que lo primero es hacer recuento de la gente disponible”.

Y sobre cómo está la confianza señala: “No es que haya estado mal, sino que el profesional tiene que encajar los reveses y si son seguidos, tanto encajar hace que te tambalees. Pero tengo el convencimiento de que el Betis al final va a hacer una temporada digna conmigo. En Europa, ya no bajamos del notable porque estará en el bombo. En la Liga, de momento es un suspenso tremendo pero estoy convencido de que acabaremos en un lugar más cómodo”.

Sobre qué portero jugará ante el rayo lo tiene claro: “La posición de portero es fundamental y es de confianza, no puedes estar cambiando a cada partido. Cambiar al portero acarrea muchas cosas”.

El técnico verdiblanco no oculta que le preocupa mucho cómo reciba la afición a su equipo antes del partido ya que eso es fundamental para que los futbolistas sepan que están con ellos y que confían en que les sepan sacar de esta delicada situación. “Me preocupa cómo reciba la afición a los futbolistas, que son los que tienen que ganar. Generalmente, se trabaja mejor con un clima de tranquilidad pero los béticos quieren lo mejor para su Betis”.

Y añade que: “Esto es como una relación de pareja: ellos dan mucho y el otro, el equipo, responde con cuentagotas. Es normal que se cabreen, nos toca devolverles lo mucho que nos dan”.

Y no busca comparaciones con otras crisis circunstanciales de otras temporadas. “No veo diferencias con las crisis de otras temporadas. Estoy pasando por los mismos trances y escuchando las mismas cosas, así que espero que acabe igual de bien. Por ahora, no estamos haciendo las cosas bien, no conduce a nada ampararse en la mala suerte, en los arbitrajes o en otras circunstancias. Lo que está claro es que yo soy el mismo entrenador del año pasado”.

Ahora toca ir como en otras ocasiones, día a día. “En lo relativo a mi puesto de trabajo, el partido contra el Rayo no es un match-ball. En mi forma de ver el fútbol, sí, porque cada partido es vital desde que el Betis está descenso, porque te ves con el sabor amargo de que lo que haces no es suficiente. El único objetivo ahora es estar con nueve puntos el domingo a las dos de la tarde”.

Twitter: @tara11ara

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn