Messi y los postes dejan al Betis sin premio ante el líder

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , , , , ,

El Betis estuvo cerca del milagro, pero el mismo no se hizo realidad, no por el acierto azulgrana, sino por la mala fortuna y por encontrarse varias ocasiones con los postes. (Foto: F. CIERO)

REAL BETIS: Adrián, Chica, Amaya, Dorado, Nacho, Beñat, Cañas, Salva S.(Pozuelo 73´), Juan Carlos (Vadillo 27´), Campbell (Jorge Molina 46´) y Rubén Castro.

FC BARCELONA: Valdés, Adriano, Piqué, Puyol (Mascherano 46´), Jordi Alba, Xavi, Iniesta, Busquets, Pedro (Thiago 80´), Cesc (Alexis 6´) y Messi.

ÁRBITRO: Carlos Velasco Carballo del comité madrileño. Amonestó a Joel Campbell, Nacho y Vadillo en el Betis y a Pedro y Busquets en el conjunto azulgrana.

GOLES: 0-1. Min. 16. Messi. 0-2. Min.24. Messi. 1-2. Min. 39. Rubén Castro.

NUMBER 1 DEL REAL BETIS: Vadillo.

Cuando uno lo hace todo y pierde, se puede ir tranquilo y con la cabeza alta. Y eso es lo que le ocurrió ayer, a Pepe Mel, al Betis, y a una afición verdiblanca orgullosa del trabajo de los suyos, ya que casi como del General Custer se tratara, el Betis murió con las botas puestas. Dejándose la piel hasta el último suspiro y mostrando que pese al desajuste inicial, supo recomponerse con entereza.

Pero la historia del partido está pintada y centrada en un futbolista de dibujos animados, desgarbado, con una figura nada acorde para un deportista de élite pero con con una calidad, con una magia encerrada en su cuerpo, reservada sólo para los dioses del Olimpo futbolístico en el que reinaron los Pelé, Maradona, Cruyff, y este tímido hecho futbolista grande.

Porque Messi camina por el campo, es tan bueno que no necesita ni correr, porque andando, caminando por el terreno de juego es capaz de superar a su rival. Tan sólo hace falta que sus compañeros manden el balón a sus dominios que él solo se encarga de inventar, de crear, de dibujar sobre ese amplio lienzo que es el terreno de juego una de sus más finas y elegantes obras de arte.

En el Benito Villamarín volvió a ocurrir lo de siempre. Messi marcando diferencias, hasta tal punto que se inventó un par de jugadas para dejar la balanza de lado azulgrana. El Barça, en dos genialidades de Leo Messi se puso cero a dos y con pinta de ponerle la cara ‘colorada’ a los sevillanos. Pero este Betis es mucho Betis y pese al accidente inicial, la historica iba a ser muy distinta.

Mel se vio obligado a hacer cambios, y con la lesión de Juan Carlos introdujo en el terreno de juego a Vadillo, y el canterano una vez más hizo de las suyas. Como ocurriera ante el Valladolid en la Copa volvió a marcar diferencias, a ser ese futbolista con ganas de recuperar el tiempo perdido demostrando la madurez adquirida en este tiempo en la sombra.

Junto a Jorge Molina y Amaya fue de lo más destacado del Betis, pero no fue suficiente para sacar algo más de este partido. El gol de Rubén Castro tras jugada de Vadillo, grande, hacía creer en el milagro teniendo que por delante quedaba toda la segunda mitad y con la ventaja de contar con el apoyo fiel como siempre de su afición.

La segunda mitad parecía que sería la que disfrutaría del milagro, de esa remontada que haría historia. Pero no fue así por culpa tan solo de la mala fortuna, ya que los postes y el larguero fueron el mejor rival que tuvo enfrente este Betis que se marcha con una derrota ante el líder e invicto Barça, sin duda el mejor equipo del momento, pero que deja también el buen sabor de boca de haber estado una vez más a la altura de un equipo de ensueño.

Twitter: @tara11ara

Foto: F. CIERO @Nandofotografia