Muñiz Fernández se cargó la apuesta ofensiva de Mel

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

1363474733056

El colegiado Muñiz Fernández fue el peor rival que tuvo el Real Betis en Mestalla. Su mala actuación, con expulsión de Amaya incluida, pesó demasiado en la apuesta valiente de Pepe Mel.

VALENCIA: Diego Alves, Joao Pereira, Rami, Mathieu, Guardado (Cissokho, m. 85); Tino Costa, Banega (Canales, m. 66);  Feghouli, Parejo, Jonas y Soldado (Valdez, m. 52).

REAL BETIS: Adrián; Ángel, Amaya, Mario, Nacho (Álex Martínez, m. 68); Beñat (Nosa, m. 79), Cañas, Campbell (Paulao, m. 18); Pabón, Rubén Castro, Jorge Molina.

GOLES: 1-0, m. 15: Soldado, de penalti. 2-0, m. 85: Paulao, en propia puerta. 3-0, m. 47: Jonas.

ÁRBITRO: Muñiz Fernández. Amarillas a Nacho (10′), Rami (37′), Mathieu (44′). Roja directa a Amaya (15′), Jorge Molina (58′), Ángel (74′), Feghouli (74′).

NUMBER 1 DEL REAL BETIS: Adrián.

El fútbol es un deporte en el que se mueven muchos factores, en los que la diosa fortuna juega un papel importantísimo, y donde desgraciadamente, el colegiado de la contienda juega muchas veces un papel crucial. Y eso es precisamente lo que ocurrió en el estadio de Mestalla donde la actuación del árbitro Muñiz Fernández fue crucial para el desarrollo final del choque.

El colegiado se cargó, sí se puede decir más alto, pero no más claro; la apuesta ofensiva de un valiente Pepe Mel que consciente del buen momento de su tridente ofensivo: Rubén Castro, Jorge Molina y Pabón, no dudó en dar entrada a todos en el once inicial, sorprendiendo su descaro en un campo tan complicado como es el de Mestalla.

Pero todos esos argumentos ofensivos se fueron al garete cuando apenas se había cumplido el cuarto de hora de partido. Muñiz Fernández castiga con pena máxima una falta, existente, pero que no era dentro del área, sino fuera de la misma. Pero por si esto le parecía a alguien poco castigo no dudó en mostrar además la cartulina roja y la consiguiente expulsión de Amaya que debía abandonar el terreno de juego.

El planteamiento de Pepe Mel ya era historia ya que comenzaba un nuevo partido y lo hacía además de la peor forma posible, con uno a cero en contra y con un jugador menos. Motivos más que suficientes para venirse abajo y entregar el choque. Pero no fue así. El  Betis, con uno menos en el terreno de juego ofreció una versión igual de seria que la anterior.

El Valencia mandaba el marcador gracias al de siempre, Roberto Soldado, mientras que el equipo verdiblanco intentaba neutralizar la desventaja con los lógicos riesgos en la zona de atrás. Con este uno a cero se llegaba al descanso. Tras la reanudación, más de lo mismo, el Valencia con intermitencias arriba, y el Betis gozando de ocasiones que no llegaba a concretar.

Pudo cambiar la historia del partido si Muñiz Fernández hubiera castigado de la misma forma que hizo con Amaya, la falta cometida sobre Rubén Castro por el valencianista Mathieu. Amarilla que perdonó el árbitro y que hubiera sido la segunda del francés y por tanto su consiguiente expulsión. La ley de la ventaja beneficiaba al infractor y ahí se acabó el encuentro.

Una pena que un partido que lo tuvo todo para disfrutar de una gran fiesta se acabara por la ineptitud y falta de equilibrio y justicia de un árbitro que no tiene ‘feeling’ con un equipo heliopolitano al que no suele tratar con excesivo cariño. Con el partido visto para sentencia, y entrado en sus cinco últimos minutos, llegaron dos nuevos tantos del Valencia.

El primero de ellos, el de la puntilla, en una nueva jugada de mala fortuna, al marcar Paulao en propia puerta. Y ya con el choque visto para sentencia, llegaba el definitivo tres a cero que no hacía justicia tras lo visto en el césped de Mestalla pero ante lo que ya no vale lamentación alguna. Y lo peor de todo, el Valencia se lleva un gol average que puede valer su peso en oro en la lucha por estar la próxima temporada en Europa.

Twitter: @tara11ara

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn