¿Quién asesora a Ángel Haro?

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en La firma invitada, Real Betis

Tagged: , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Ángel Haro y López Catalán

Una opinión de: JOSÉ MIGUEL NAVARRO @lapelotadepapel

Lo mejor que he escuchado sobre lo que le sucede al Real Betis Balompié lo dijo cierto notable de cuyo nombre, como Cervantes en el inicio de su más reputada obra, no quiero acordarme. Fue en una tertulia cuyo video circula por las redes sociales y cuyo visionado les recomiendo por su brevedad e interés.

Por si no tienen tiempo o ganas de buscarlo, estas fueron sus palabras: “Se ficha a entrenadores a impulsos. Proyectos sin la menor política deportiva. Se ficha mal. Se ficha caro. Se hacen contratos largos. Es que no tienen ni idea. Es que, por desgracia, es el resumen. No saben”.

Es tan demoledor, que debería servir como colofón y no como principio de este texto y si viene a colación es por pertinente, tras la nueva idea que, como inspiración del futuro proyecto de la causa verde y blanca, quiso trasladar a la opinión pública su Presidente Ángel Haro: el Betis tiene que competir con el Atlético de Madrid. Ahí es nada.

Un conjunto  cuyo palmarés señala que es diez veces campeón de Primera y otras tantas de Copa.  Una institución que es de las pocas que pueden exhibir un Mundial de clubes. Un club con cinco títulos continentales y que, en la actualidad, pelea por lo único que no tiene en la vitrina: la Champions League.

Que el mandamás de los heliopolitanos pretenda poner en un mismo plano a instituciones tan separadas en lo deportivo como son la de la ribera del Manzanares y la heliopolitana y, encima, señalando que su intención es hacerlo a corto plazo, es tan absurdo como atrevido. Sobre todo por la sideral distancia entre ambas, hecho que obligaría a ganar con regularidad a un club que jamás lo hizo en su historia.

Lo sensato, en lugar de vender fantasías por no decir humo, sería detallar antes como piensa recuperar el terreno perdido con otras como Villarreal, Athletic, Sevilla, Celta o Málaga, actualmente situadas en un escalón deportivo superior al que ocupa la que él preside y a las que, como primer paso, tendría que superar antes de lanzarse por una pieza de mayor enjundia.

Entretanto, bien haría en ser más comedido en sus declaraciones porque el paso de lo atrevido a lo cómico es muy corto. Sobre todo si, tras fijar un objetivo tan ambicioso, no llegan los resultados y la mediocridad histórica de un Betis que lo único que tiene a la altura del Atleti es su afición, no solo no desaparece sino que se hace crónica.

por JOSÉ MIGUEL NAVARRO

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn