David Ruiz

Real Betis 1-3 Athletic Club – Tropieza de nuevo con las mismas piedras

Escrito por David Ruiz. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

IMG_7094RRR

El Real Betis volvió a perder en casa. Esta vez ante un Athletic Club que fue muy superior, sobre todo en la primera mitad. El equipo de Mel sufrió de nuevo los despistes defensivos iniciales y cuando intentó resarcirse ya era demasiado tarde.

Un artículo de José Gordillo

REAL BETIS BALOMPIÉ: Adán, Piccini, Bruno, Pezzella, Molinero (Varela, m. 55); N’Diaye, Dani Ceballos (Jorge Molina, m. 81); Joaquín, Portillo (Digard, m. 45); Van Wolfswinkel y Rubén Castro.

ATHLETIC CLUB: Iraizoz; De Marcos (Bóveda, m. 50), Etxeita, Laporte, Balenziaga; San José, Beñat (Elustondo, m. 86); Iñaki Williams (Lekue, m. 78), Raúl García, Sabin Merino; y Aduriz.

GOLES: 1-0, m. 8: Iñaki Williams. 2-0, m. 45: Iñaki Williams. 1-2, m. 66: Rubén Castro, de penalti. 1-3, m. 86: Raúl García.

ÁRBITRO: González González (Castilla y León). Mostró amarillas a Raúl García (11′), San José (23′), Dani Ceballos (30′), Laporte (32′), Etxeita (65′) y Pezzella (74′).

INCIDENCIAS: Estadio Benito Villamarín.

NUMBER 1 DEL BETIS: Digard.

El equipo que no es capaz de mantener una intensidad alta durante todo el partido lo acaba pagando, y más en la élite. El Real Betis ha vuelto a sufrir el mismo problema que en las jornadas pasadas, la falta de concentración de nuevo ha propiciado que el encuentro se pusiera muy cuesta arriba desde el principio. Si a ello le añadimos la escasez de ideas ofensivas puntuar parece casi utópico.

Desde inicio el Athletic se erigió como el dominador de la posesión, haciendo daño por banda con Iñaki Williams, por dentro con Sabin y por todos lados con un soberbio Raúl García. Además, las acometidas aéreas ya eran más que amenazadoras. Así, tras un despejar un córner de los bilbaínos, dos defensas béticos no se entienden y Etxeita aprovecha para retrasarla a Williams que la revienta.

Era el minuto ocho y el Betis ya perdía en el marcador. Se esperaba una reacción verdiblanca aunque ésta era muy leve, prácticamente a cargo de un Joaquín sin mucha suerte pero que intentaba darle impulso arriba a un equipo con pocos argumentos y que acumulaba demasiados hombres por el centro. Sin embargo, los tímidos ataques verdiblancos eran bien solventados por Beñat y San José.

Las inofensivas jugadas de los verdiblancos contrastaban con las de un Athletic que seguía generando mucho peligro, primero con una combinación entre Raúl García y Aduriz a la que Williams no llega por poco y luego con un gol anulado a Aduriz tras rematar un libre indirecto de Beñat. El extremo diestro rojiblanco era una pesadilla para un Molinero que había entrado en el once por Varela.

Un dócil cabezazo de Pezzella era el primer remate a puerta de un Betis que sufría mucho en las transiciones. En una de ellas, Williams filtra un balón a Aduriz al que Adán se acaba anticipando. Sería el preludio del 0-2. Raúl García pone un centro desde la derecha que Williams resuelve con un taconazo de ensueño. Fin del primer tiempo y Pepe Mel ya preparaba el cambio de Digard para reforzar el centro del campo.

El cambio era necesario para cortar la gran laguna en la medular. El sistema cambió al 4-3-3, con un trivote en el que Digard aportaba más equilibrio, liberando a un Dani Ceballos, que no había podido practicar su fútbol en aras de sacar el balón jugado desde atrás. El Betis mejoró en la circulación de balón y eso se notó arriba. Pero aun así no supo aminorar a un Athletic que hacía muchísimo daño al contraataque.

En apenas un minuto los vizcaínos gozaron de dos claras opciones de martillar el choque. Primero con un tiro de Raúl García a un metro de la portería que salva Adán magistralmente con el pie y después con el mismo Raúl García, que ve adelantado al portero madrileño y estrella su lanzamiento en el larguero. A partir de entonces el Athletic bajó un poquito el pistón y el Betis intentó aprovecharse de ello.

Rubén Castro había avisado a la salida de un córner en el que se pidió penalti de Laporte. Pocos instantes más tarde, una internada por la derecha de Joaquín acababa en un centro que Williams obstaculiza con la mano. González González señaló, esta vez sí, una pena máxima que transformaba Rubén Castro y metía en el partido a un Betis que por fin daba el paso adelante que se pedía desde la grada.

Digard daba consistencia atrás y Van Wolfswinkel buscaba continuamente la espalda de los centrales, marchándose de su par en una ocasión y lanzando un centro al que casi llega Rubén. Pero Mel tenía que arriesgar e introdujo a Jorge Molina por Ceballos, retornando al 4-4-2. Al volver las dificultades defensivas, Aduriz aprovechó para servir de cabeza un balón a Raúl García para que sentenciara desde la frontal.

Otra derrota en casa y otra vez tropezando en los mismos errores que en jornadas anteriores. Los verdiblancos compitieron en la segunda parte pero se vieron condenados por un pobre primer tiempo en el que fueron arrollados por un Athletic muy superior. Mel debe encontrar el equilibrio para imponer cierta consistencia en defensa y partir desde esa base. La próxima cita será de rivalidad autonómica, ante el Málaga.

Twitter: JOSÉ GORDILLO @GordilloJF

Foto: ANTONIO POZO @AntoniioPG16

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn