Siempre habla, quién más tiene porqué callar

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , , , , , , ,

Hablar y criticar es fácil, pero que lo haga alguien que mostró que los  hechos del pasado fueron precisamente los que llevaron al Real Betis a la situación vivida recientemente, llama la atención.

El pasado más reciente de este Real Betis, es decir, el de Manuel Ruíz de Lopera y todos sus ‘pelotaris’ no es precisamente para sacar pecho ni mostrarse orgulloso del mismo, pero hay gente que prefiere buscar defectos en los demás, para intentar buscar virtudes en su gestión. Y lo curioso de todo esto es que pese a que lo haga, no llega a conseguir su objetivo, principalmente porque la herencia dejada en el camino por ‘Lopera and Friends’ no es precisamente para mostrarse orgullosos.

Por eso, sorprendió que en una Junta tan amena y con tan buena predisposición por parte de los béticos, hablara alguien que precisamente tiene mucho que callar, primero por lo hecho en el Consejo loperiano, y de otro, porque cuando pudo hablar prefirió callar y asentar con el clásico «lo que usted diga Don Manué». Dentro de las voces críticas, que las hubo también en la Junta contra este Consejo, llamó poderosamente la atención la intervención del ex consejero Castaño.

Manuel Castaño sacó pecho, sí, como si tuviera motivos para estar orgulloso por aquellos 90 millones de euros que dejó en el club cuando se marchó. “En este concurso de acreedores del Real Betis Balompié hubo una fase de preconcurso y una etapa de viabilidad, que llevo a cabo un consejo anterior a éste. Que no se pongan otros medallas, pero el acuerdo con Hacienda lo conseguía cualquier persona física y jurídica ingresando 45 millones de euros».

Y no se quedó ahí el ‘genio’ de Castaño. «Nosotros traímos a Mel y a la base de la actual plantilla. Rubén Castro, Jorge Molina, Dorado, Salva Sevilla… ¿Es que a Beñat lo trajo del Conquense algún señor del consejo de administración actual?». No estaría mal que también hubiera sacado a la luz aquellas cosas que calló o vio en la época de Lopera o con Oliver, así como aficionado bético ser consciente de lo malo vivido en su etapa y todo lo bueno que están disfrutando en la anterior.

Es en los malos momentos cuando más unidos hay que estar y este Consejo de Administración así lo ha conseguido, mostrando una confianza plena en Pepe Mel incluso cuando los resultados no invitaban a ello. Porque el gran éxito del actual Consejo no ha sido el de la buena marcha deportiva o la brillante gestión económica, sino que el verdadero triunfo de Miguel Guillén y compañía ha sido el de devolver el Betis de siempre, el del ‘Manque pierda’.

Ese distintivo entrañable que le había acompañado muchísimos años y que dejó en el camino por las formas de actuar de ese Consejo de Lopera al que perteneció Manuel Castaño, amigo y uno de los hombres de confianza de don Manué en sus años al frente del Betis ya fuera desde primera línea de batalla o desde la sombra. Este es el nuevo Betis, un Betis que sí, comete fallos, y muchos, pero al menos muestra una transparencia que nunca ofreció a los béticos en la anterior etapa.

Twitter: @tara11ara