Un derbi del que, pese a la derrota, deportivamente no salió mal parado el Betis

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

El ansiado y esperado derbi ya tocó a su fin, con un Sevilla que salió airoso y un Betis que, pese a la derrota, no sale tan tocado como se esperaba antes del choque en caso de perder ante su vecino.

Se esperaba con ganas el derbi sevillano. De un lado por ver de qué sería capaz el Real Betis tras su leve reacción de las dos últimas jornadas, de otro, para ver si era capaz de hacer frente a su gran rival y vecino, pese a que este llegaba en mejores condiciones que los veridblancos, y de otra parte por comprobar qué ocurriría con Rubí en caso de como ha ocurrido finalmente perder.

Una vez conocido el resultado, las preguntas y dudas anteriormente formuladas ya tienen respuesta al menos en gran medida.El Real Betis cayó derrotado, sí en su estadio, pero pese a todo no quedó tan mal parado como se esperaba a priori. El partido comenzó con alternancia de ambos equipos y un ritmo trepidante que se fue apagando poco a poco.

El incombustible Ocampos adelantaba a los sevillistas y encendía por enésima vez la luz de alarma en el seno del equipo verdiblanco, pero a pesar de que parecía que ese tanto podía ser mortal de necesidad, nada más lejos de la realidad ya que supuso el resurgir del Betis para cambiar su imagen, tirar de la casta que reza en el himno de su rival, y sacar su mejor versión, con tesón y entrega, que tuvo el merecido premio en el minuto clave, cuando se cumplía el 45 y segundos antes del pitido que señalaba el término de la primera parte.

En la segunda mitad, más de lo vivido en el primer periodo empuje, ganas, y dos equipos en busca de decantar el marcador hacia su bando, lo que finalmente cayó de lado sevillista. Pero pese a todo, el Real Betis tuvo sus ocasiones, alguna teñida de cierta polémica y pudo por momentos llevarse el partido y dejar los tres puntos en Heliópolis. Y aunque finalmente no fue así, lo cierto es que esas opciones le dejó mejor parado de lo que esperaba a pesar de perder.

Su imagen en el derbi no fue la mejor del mundo, pero sí infinitamente mejor que en anteriores encuentros, lo que permite, al menos de momento, a Rubí seguir en el banquillo verdiblanco. El Betis tuvo actitud, dio la cara hasta el final y pudo incluso haber dejado el partido en tablas, y aunque finalmente no fue así, y no lograra sumar los tres puntos, le sirvió para sumar crédito de cara a su afición, y tal como estaban las cosas, no es poco…

Texto: JOSÉ MIGUEL MUÑOZ @tara11iker

Foto: Marca

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn