José Gordillo

Un templo con solo dos columnas

Escrito por José Gordillo. Creado en Real Betis

Tagged: , , , , ,

Rubén Castro 1 José Emilio Gómez

Antonio Adán y Rubén Castro son, junto a Bruno, los únicos jugadores que han disputado todos los minutos con el Real Betis durante la presente campaña. Aunque la aportación de estos al equipo está siendo estratosférica, la dependencia del equipo de Mel de ambos puede ser hasta preocupante.

Siempre se dice que los equipos deben edificarse sobre una columna vertebral fija. Normalmente, mientras mayor amplitud tenga dicha columna, más posibilidades tendrá ese equipo de tener éxito en su temporada. El Real Betis de este año sustenta todo su peso prácticamente sobre dos futbolistas que se convierten en decisivos a la hora de determinar los resultados: Rubén Castro y Adán. Uno es el que anota goles y el otro el que los evita, así de simple.

Ambos jugadores se encuentran entre los veintiséis futbolistas de la liga que han disputado todos los minutos posibles hasta el momento. Entre todos ellos hay diez porteros, sin contar a Adán. El defensa bético Bruno también figura en esa lista. Sin embargo, el tinerfeño no ha conseguido conformar una pareja sólida en el centro de la zaga ni con Westermann ni con Pezzella, por lo que su omnipresencia se debe a la ausencia de un sustituto de garantías.

La defensa bética ha ido de más a menos, no ha sido así con las cifras de goles que recibe, en las que tiene mucho que ver un Antonio Adán que se ha convertido en el principal y casi el único baluarte de la retaguardia verdiblanca. El cancerbero madrileño está atravesando uno de los mejores momentos de forma de su carrera y tiene mucha culpa de que el Betis haya rascado hasta en seis ocasiones puntos generados por empates o victorias por la mínima.

En cuanto a la parcela ofensiva, el Betis ha anotado once goles, de los cuales siete han sido obra de Rubén Castro, es decir, el 64% del equipo, aportando una diana cada 141 minutos jugados. Más allá de Rubén, solo Rennella, Petros, Joaquín y Westermann han marcado, y solo un gol cada uno. Es llamativo y preocupante que Jorge Molina y Ricky van Wolfswinkel, los otros dos principales artilleros béticos, no hayan olido puerta hasta ahora.

Es decir, cuando Antonio Adán o Rubén Castro no están del todo finos el templo verdiblanco se viene abajo por completo. En una temporada en la que se juegan más de cuarenta partidos es muy arriesgado e incluso descabellado depender única y exclusivamente de dos futbolistas. Es cierto que Jorge Molina ha sufrido una lesión y que Ricky van Wolfswinkel aún tiene que completar su periodo de adaptación al equipo, pero ya estamos en noviembre,

¿Debe el Real Betis reforzarse en invierno? En la posición de banda izquierda es evidente que sí. El resto de posiciones a priori están bien cubiertas, pero ninguna está ofreciendo absoluta seguridad, excepto las que ocupan Adán y Rubén Castro. Lo que está claro es que sin Rubén no hay gol y sin Adán no hay defensa, el resto es todo discutible, pero nadie puede afirmar con rotundidad que actualmente exista profundidad de plantilla.

Twitter: JOSÉ GORDILLO @GordilloJF

Foto: JOSÉ EMILIO GÓMEZ @JoseEmilioGomez