Una sanción tan de risa, como la indisciplina de Nosa

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Nosa Igiebor Real Betis

Aún no se ha hecho pública pero el acto de indisciplina de Nosa Igiebor, al no regresar a tiempo tras ganar la Copa África, no le va a generar mucho gasto al nigeriano pese al perjuicio que provocó al club.

Son las cosas del fútbol, esas que no se llegan a entender muchas veces, esas que hacen que muchos se tomen todo esto por el pito del sereno. Nosa Igiebor, ese gran desconocido para la afición verdiblanca, se marchó con su selección para disputar la Copa de África. Así lo hizo, poniendo colofón al proclamarse campeón.

Hasta aquí todo bien. El problema vino tras la celebración ya que el futbolista verdiblanco no regresó como debía prolongando su ausencia demasiado con el lógico perjuicio para el club y el equipo. Pero lo que debía ser considerada una falta muy grave, finalmente se ha quedado sin el muy, y por tanto la sanción que le caiga a Nosa será inferior a la prevista en un principio.

El castigo para Nosa rondará, por este motivo, los 20.000 euros por lo mencionado anteriormente, su acto de indisciplina al no regresar a tiempo como debía sólo es una falta ¿grave? De risa vamos… Que le pregunten a Pepe Mel o a la afición si es grave o muy grave.

¿Se imaginan ustedes faltar durante más de un mes a su puesto de trabajo? ¿Cómo creen que serían recibido por sus respectivos jefes? Está claro que con los brazos abiertos no. incluso si me apuran, en estos tiempos que corren,  les costaría el puesto de trabajo.

Pero aquí no, en este mundo del fútbol todo es distinto. El futbolista puede hacer lo que quiera que la única sanción será una mínima económica, ya que dado lo que cobran, 20.000 euros es una sanción de risa.

Como ya adelantamos en su día en NUMBER 1 SPORT la sanción estipulada abarcaba hasta un máximo del 75 por ciento de su sueldo mensual, y aunque el Real Betis ha actuado como debía, es decir, imponiendo la sanción más alta, Nosa no terminará de acusar excesivamente en su bolsillo el daño y perjuicio que realmente ha hecho al club que religiosamente le paga.

Ahora habrá que esperar la reacción de Nosa una vez conozca oficialmente la decisión del club y si tiene la desfachatez de presentar alegaciones para de esa forma intentar rebajar sustancialmente la sanción económica que como bien saben es donde realmente le duele a la mayoría de los futbolistas. Otra cosa es el sentimiento por los colores de una afición siempre fiel.

Twitter: @tara11ara

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn