Yo, pido perdón al Betis y a su afición

Escrito por Jose Joaquin Solis. Creado en Number1 opina, Real Betis

Tagged: , ,

Real Betis alegría sabadell 2014:2015

Sin dudar en lo más mínimo de mis convicciones sobre la marcha de Lopera, soy el primer desilusionado ante tanto proyecto incumplido y tanto inútil al mando. 

Ha pasado tiempo más que suficiente para que cada uno vaya sacando la cabeza de por sí, en su propio nombre o de quien corresponda, para que, del mismo modo que se posicionó en su día, lo haga de nuevo tras tantas desdichas que ha pasado en esta casa llamada Real Betis Balompié desde que unos cuantos decidimos que el del Fontanal no debería seguir ni un día más.

Que nadie se preocupe: nada más lejos de la realidad el querer que vuelva semejante mal bicho, ni mucho menos. Mis creencias personales van en contra de dioses salvadores, de ahí que no creyese en él jamás, aún cuando ni siquiera lo conociese en persona o cuando apenas tuviese 21 años en el vereno que dijo «Yo salvo al Betis de su desaparición». Que nadie me crea, con que me lo crea yo mismo me basta y me sobra.

Lo que sí me inunda de tristeza es el pensar que el futuro del Betis pasaba por gentes de birrete universitario, profesionales del derecho, del márketing, de la empresa, de la medicina, de todo cuanto rodée a un club que quiere ser moderno. Nada de analfabetos o enchufados a m odo de aduladores que hiciera de esta casa un mal kiosko de chucherías, que en determinadas rachas de victoria pareciese lo que desgraciadamente no es, ni de especuladores de la comisión que pusiera primero sus intereses antes que los del club.

Hoy, confuso, decepcionado, como activo participante de la lucha por un Betis mejor, tengo que reconocer el error de ser, en cierto modo y en el porcentaje que me toca, culpable de cómo están hoy las cosas en esta casa, la dirigida por gentes que no saben ni dónde ha n llegado o están deseando largarse en cuanto otro inútil caiga en la trampa de ocupar un puesto que ya no quiere nadie por el rumbo tan decadente que lleva este club de más de cien años de historia, cuyo futuro, al día de hoy, es más incierto que nunca.

Insisto, que nadie se preocupe porque al principal causante en el tiempo de todas estas desgracias lo quiero entre rejas, pero con los que están, y lo digo de corazón sin que nadie se me enfade,casi que prefiero desenchufar los tubos de oxígeno de este amado Betis al que tanto quiero, y que lo que no quiero es verlo sufrir ni un día más.

Twitter: @betis_com_es