122 años y un presente

Escrito por Fermin Hevia. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

No creo que exista ninguna duda razonable sobre la fecha de nacimiento del Sevilla Fútbol Club. Hay pruebas más que suficientes, y de ello bien se han encargado los Guardianes de la Memoria.

Porque nuestro Club es el más grande de Andalucía y el tercero más antiguo de España; sí, han leído bien, el TERCERO, porque por mucho que al Recreativo de Huelva se le llame el «Decano del Fútbol Español», hay un club más antiguo (el germen del equipo de la capital onubense): el Rio Tinto Foot-Ball Club.

Es un detalle bonito, por su trascendencia histórica, saber que nuestro Club, al que presuponíamos 107 años de historia, se convierta en unentidad con aún más solera, a punto de cumplir los 123.
Vivimos en una ciudad donde se nos escapan los años: unos se los quitan y otros se los ponen, pero, en cualquier caso, no deja de ser mera anécdota, algo curioso, que gusta, pero mera anécdota. No tiene ninguna relevancia real, no implica ningún tipo de prebenda federativa y, aparte del reconocimiento, que no es poco, no supone un gran cambio en ningún tema de importancia para la situación del Sevilla.

El pasado día 14 de Octubre saltó la polémica. Fue algo razonable, dado el trasfondo en el que se instrumentó. Como sucede muchas veces, un periodista con más afán de protagonismo que voluntad informativa, pergeñó un artículo sensacionalista y, por otro lado, bastante mal escritoponiendo en duda el origen del club más importante deAndalucía.
Entiendo que cree malestar, especialmente entre personas que llevan muchos años intentando (y consiguiendo) demostrar los orígenes decimonónicos de la Entidad. Sin embargo, es curioso como estos mismos que han llegado al insulto y al escarnio, no se rasguen las vestiduras con temas que de verdad afectan al Club de una forma más directa y con unos intereses con un impacto mucho más evidente y actual de lo que lo pueda hacer una fecha de nacimiento.

Todos los días se lanzan improperios de todo tipo, desde la prensa escrita, la radio o la televisión, sobre nuestro equipo o el resto. Pocas veces he visto saltar a la gente como lo hicieron por un estúpido artículo mal escrito y buscando la polémica fácil y ramplona.

Estos últimos días, José María Del Nido ha hecho una serie de declaraciones que, desde mi punto de vista, deberían focalizar la atención de estos defensores de fechas históricas y del resto del Sevillismo: que si hay que sacar al Presidente a hombros, que si le gusta que su hijo se postule para la presidencia, que si ahora nos ponemos un sueldo, que si hay que vender obligatoriamente al final del año….

La línea entre sacar presidentes a hombros y colocarles bustos en el palco es tremendamente finaDice Del Nido que desconoce el término «Loperización» del Sevilla Fútbol Club (que servidor acuñó hace bastante tiempo, permítanme ustedes este inciso, y tiren ustedes de hemeroteca si lo dudan) porque Manuel Ruíz de Lopera controlaba un 51% de la masa accionarial del equipo de Dos Hermanas y él sólo un 15%. La dispersión accionarial cuenta mucho, señor Presidente, y usted lo sabe. Muchas veces se controla una sociedad controlando menos de un 50% de las acciones o controlando al grupo que controla esa mayoría. En el momento que hay una compra masiva de acciones por parte de José María del Nido y que, además, porque todos conocemos la forma de proceder de «tiro la piedra, veo si le he dado a alguien, oigo el runrún, y entonces actúo» típica de este consejo (caso Reyes, sin ir más lejos), va postulando a su hijo para la futura presidencia. Monarquía Sevillista, lo podríamos llamar. En cualquier caso, no nos echemos las manos a la cabeza; los dueños del Sevilla Fútbol Club son los que son y el que piense que eso no es así, que revise su cartera accionarial a ver qué porcentaje del club está en su posesión.

Lo de vender al final de año es harina de otro costal y la iteración en el absoluto despropósito de la gestión financiera y deportiva de la Entidad. Se ajusta el presupuesto reduciéndolo en más de un 20% porque no se ha participado en competición europea y, sucesivamente, se lleva varios años sin cumplir ningún tipo de objetivo deportivo. Se pregona a los cuatro vientos que, gracias a este ajuste, no hace falta vender. Y ahora, casi recién comenzada la competición y sin saber en qué puesto acabará el Sevilla Fútbol Club a final de temporada, se habla de la OBLIGACIÓN de hacerlo.
Teniendo en cuenta la absoluta despatrimonialización futbolística del equipo, es difícil atisbar cuáles o cuántos futbolistas habrá que vender para poder cuadrar las cuentas que han descuadrado los Koné, Romaric, Konko, Acosta, etc… (para qué abundar si todos sabemos los nombres) y sus excelsas fichas de Club de Champions con ínfulas. ¿Ha dimitido o han despedido a alguien por esto? Busquen ustedes, a ver si encuentran, que a mí me da la risa.

Mi Sevilla tiene 122 años. Eso está claro y meridiano. Tan claro y meridiano que es ridículo que, por muchas dudas que intenten sembrarse o mucha falacia que intente verterse sobre este HECHO, no es razonable dudar de ello. Sería como si alguien, a estas alturas de la película, pusiese en duda a Kanouté. Imposible. Artículos como el que generó la polémica son jocosos de lo absolutamente estultos que son.
Sin embargo, el interés vive en la actualidad, y la actualidad del Club es tremendamente preocupante. Viren su mirada a lo que pasa hoy, porque sin esa atención, el mañana del Sevilla es más que dudoso.

Twitter: @Ninjalepero

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn