Andrés Palop, el culpable de todos los males del Sevilla FC

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Ante el Valladolid sorprendió ver que Palop se había caído de la titularidad pagando de esa forma los platos rotos de la derrota ante el Atlético de Madrid. Estaba claro que el problema no es Palop.

Andrés Palop, el culpable de todos los males del Sevilla FC. O al menos esa conclusión se saca visto lo visto de un tiempo a estar parte. Primero fue cuando se le relegó a la suplencia ante un acertado en sus inicios Javi Varas. Parecía que había demasiada gente en jubilarle, mirando antes su documento nacional de identidad, que lo realmente importante, unas credenciales ganadas a pulso en un largo caminar como sevillista.

Nadie le regaló nada, como tampoco se lo regalaron en esos inicios donde tuvo que abandonar su sueño de jugar en el Valencia, el equipo de su tierra, para hacerlo en el por aquel entonces modesto Villarreal. Porque Andrés lo que quería era jugar, y así fue. Lo hizo, se convirtió en referente en la portería del Villarreal y se ganó su regreso a Valencia.

Pero allí pesaba demasiado la figura del hombre del pelo teñido que por contrato tenía firmado que jugaba como diría Del Nido sí o sí, sin más. Daba igual que Palop, como era el caso, estuviera en mejor momento de forma. Él jugaba porque los astros se habían alineado a su favor, sus uñas pintadas le daban buenas vibraciones y su especial contrato así lo decía.

Pero ni por esas alzó la voz un Palop, que tras jugar intermitentemente en el Valencia por los motivos señalados, emigró a Sevilla, sin saber que aquella decisión meditada iba a ser la mejor de su carrera. En la capital hispalense no sólo tocó y acarició la gloria, sino que fue parte fundamental en la historia más grandiosa de los nervionenses, para que miles y miles de sevillistas supieran lo que era no sólo jugar finales sino también… ¡ganarlas!

Los años pasaron, los títulos se iban acumulando en las vitrinas del Ramón Sánchez Pizjuán, pero Palop seguía con los pies en el suelo, con la misma sencillez y humildad el día que llegó con la idea de primero jugar, y posteriormente hacer historia. Pero este mundo del fútbol es caprichoso, además de falso e hipócrita, y uno de los que ‘regaló’ la gloria sufre un día sí y otro también el cúmulo de despropósitos que se viene viviendo por el barrio de Nervión.

Este verano su salida se daba como algo más que seguro, incluso se le colocaron varios destinos, ya que la idea era seguir contando con Varas y traer otro portero. Pero Andrés aguantó el tirón, sin abrir la boca, tragando, echándose como siempre la responsabilidad a la espalda y sabiendo que como en el pasado, antes o después, terminaría jugando.

Y así fue. Antes de lo previsto. La expulsión del ‘flamante’ fichaje para la portería Diego López le abría nuevamente las puertas de la portería sevillista. Sus buenas actuaciones hicieron que lo que sería algo pasajero se convirtiera en una continuidad ante la que tuvieron que callar hasta sus principales detractores. Aquellos que cobardemente le dispararon desde la trinchera.

Pero como toda historia esa titularidad tenía un principio y un final. Partido ante el Valladolid, Palop no ocupa la portería sevillista. Las preguntas y dudas vuelven a surgir. ¿Ha sentido molestias y por eso no juega? ¿Algún proceso gripal o gastroenteritis? Nada de eso, una decisión técnica, tan caprichosa como injusta de un Michel que sigue haciendo amigos en el vestuario.

Un vestuario en el que de un tiempo a esta parte han pasado demasiadas cosas, muchas de ellas impropias en un grupo, como puede ser que a varios futbolistas les falte dinero de sus carteras… algo inusual en el Sevilla de antes. El meta valenciano volvía a pagar los platos rotos. Sí, en el Vicente Calderón no cuajó el mejor de sus partidos pero ¿qué futbolista estuvo acertado ante el Atlético?

La suplencia de Palop viene acompañada de una nueva derrota nervionense, 1-2 pierde un Sevilla que en apenas quince minutos encajó dos goles pese a no estar Palop en la portería. ¿Entonces? ¿Era Palop ell culpable de todos los males del Sevilla FC? ¿Este equipo necesita renovarse realmente en esta línea o debería de hacerlo en otras? Juzguen ustedes queridos amigos.

Twitter: @tara11ara

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn