David Ruiz

Así llega el Real Madrid

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

De nuevo el Real Madrid en el Sánchez Pizjuán. Partidazo con mayúsculas que, a pesar de lo extradeportivo, nada puede empañar un duelo de alturas como éste. Los de Zidane llegan líderes con 40 puntos y 40 partidos consecutivos sin conocer la derrota. Aliciente más que alentador para un Sevilla de 36 puntos que le sigue la estela y que afronta el encuentro con el cuchillo entre los dientes.

El equipo que visitará este domingo el Ramón Sánchez Pizjuán será bien distinto al que se se encontró el Sevilla el pasado jueves. Serán de inicio dos piezas fundamentales como Modric y Cristiano. Uno encargado de unificar el centro del campo junto a Kroos y Casemiro y otro que, sin necesitar demasiada presentación, es capaz de resolver por sí mismo cualquier tipo de partido. También Benzema, que demostró en 10 minutos en la vuelta copera por qué es titular. Con Keylor Navas en la portería, Isco entre líneas y Carvajal fijando el lateral derecho, el Madrid quiere volver a la capital con una cómoda distancia ante su inmediato perseguidor.

Con el 4-3-3 habitual, Zidane volverá a linear a su equipo de gala en el feudo sevillista. Un equipo comprometido, a buen nivel físico y táctico, capaz de adaptarse a todos los contextos y ritmos de partido y que, además, tiene un nivel de confianza envidable. Los resultados le sonríen incluso en esas tardes aciagas y eso es algo que refuerza cualquier vestuario.

Su triángulo del centro del campo es la clave. Modric, Kroos y Casemiro alternan las tres posiciones complementándose a la perfección. Los tres rinden como pivotes, especialmente un Casemiro muy diestro en la destrucción y equilibrio defensivo. Con Kroos para salir limpio y Modric para batir líneas, este Real Madrid hace muy difícil a su rival poder dominarle en el partido. Y no solo con balón está rindiendo el eje del equipo merengue, sino también sin balón. La inteligencia de sus jugadores y su buen momento físico les está permitiendo en los últimos partidos adelantar líneas y buscar la presión alta. El conjunto de Zidane no solo es maestro en la elaboración de la jugada, sino cuando se asienta en campo rival. Todo ello se debe a un excelente escalonamiento de sus jugadores que permite enlazar fase defensiva y fase ofensiva con sorprendente rapidez y precisión. Ya lo sufrió el Sevilla el pasado jueves, sin contar el Madrid con la figura de Modric e Isco para ésta tarea, cómo su rival fue capaz de llegar rápido a área contraria con los espacios habilitados.

Una plantilla completa y variada en opciones tácticas que, al buen nivel de juego colectivo se le suma la calidad individual de hombres como Benzema, Bale, James, Cristiano o la determinación de hombres como Sergio Ramos. Todo parece funcionar en un equipo que tiene claro que debe ser su año en Liga. Minimizando errores, forzando los del rival y máximizando las posibilidades de una plantilla que aspira a todo.

Las opciones del Sevilla de Sampaoli pasan por plantear un encuentro parecido al de la vuelta copera. Aunque, ésta vez, con sus hombres más habituales. Apelar al carácter competitivo del equipo y al aliento de una afición que llega más motivada que nunca parecen las mejores armas para superar a este Real Madrid. Si hay alguien que cree y puede conseguir la victoria en la noche del domingo, no lo duden, ese es Jorge Sampaoli.

Claves

Posible once de Zidane

  • La presión alta del Sevilla funcionó el pasado jueves, pero el Madrid contará con Modric para ayudar en la salida de dicha presión. La batalla táctica se antoja indispensable para poder someter al Real Madrid.
  • Carvajal y Marcelo actúan más de centrocampistas que de laterales. Su presencia ofensiva es constante, pero también dejan claros en su espalda que deberá buscar el Sevilla con movimientos de sus jugadores.
  • Un Sevilla bien posicionado y que conceda la menor cantidad de espacios posibles tendrá mucho a favor en el encuentro. El Madrid tiene pocas debilidades y se adapta bien a todo, pero le incomoda no hacer sufrir a su rival.