Asquerosamente repugnante

Escrito por Nacho Mateos. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Captura-de-pantalla-2013-03-06-a-las-12.56.55

Existe una frase muy buena de Willy Brandt que dice: «Permitir una injusticia significa abrir el camino a todas las que siguen».

Babá Diawará no asaltó las oficinas del Ramón Sánchez Pizjuán con una pistola para que lo ficharan por el Sevilla FC. Tampoco chantajeó ni manipuló a nadie para que se pagasen casi 4 millones de euros por su traspaso. Por lo cual, en el fracaso de su fichaje (y esto no es una opinión, porque son sus números los que lo dicen) el único que no tiene culpa alguna es el propio Babá Diawará. O al menos, el que menos culpa tiene y con mucha diferencia. Pero claro, hay que tener lo que no se tiene para coger el arco y la flecha para apuntar hacia otro lado y no a lo fácil…

Dicho lo cual, me parece vomitivo, sucio y también muy inhumano, el linchamiento público que sufrió ayer Babá Diawará en Twitter. Y aún mucho más repulsivo e impresentable que Santiago Ortega abriese ayer su programa en Radio Sevilla dando cabida y lectura al cubo de la basura de esos tweets (con risas incluidas) que se mofaban y ridiculizaban públicamente a Babá Diawará. ¿Información?, para mí con chistes no cabe ninguna crítica. Que fácil resultan algunas cosas, incluso en el periodismo, y que difícil o imposible otras. Con chistes o sin chistes, con gracia… y sin ella.


Ojo, pienso que la crítica siempre es necesaria y positiva, aunque en este caso las hostias se las lleve el que menos culpa tiene por muy negro que sea, pero una cosa es la crítica y otra muy distinta la mofa y el linchamiento público, porque esto sí que es una auténtica salvajada. Pero claro, con este chico es fácil aunque la injusticia no tenga límites. Insisto que Babá Diawará podrá ser malo, muy malo o peor, pero jamás ha sacado la patita con temas extradeportivos fuera de un terreno de juego, pues ni siquiera ha abierto la boca cuando ha jugado poco o nada.

No soy amigo de Babá, sólo he hablado con él una vez en mi vida, e incluso prefiero a Álex Rubio que a Babá como segundo delantero del Sevilla FC de aquí a Lima como he repetido en muchas ocasiones, pero se me revuelven las tripas ante el linchamiento público que ayer sufrió este jugador, lo cual considero asquerosamente repugnante, ya que las cosas hay que saber decirlas y no es justo decirlas de cualquier manera.

Twitter: @NachoMateos
Foto: Quico Pérez Ventana

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn