David Ruiz

Başakşehir 1 – 2 Sevilla FC – Deberes hechos en Turquía

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

El Sevilla encarrila la eliminatoria para clasificarse a la fase de grupos de Champions League. Venció 1-2 al Başakşehir con una excelente primera parte y una gran reacción en la segunda demostrando pegada. Navas se estrenó en el casillero de las asistencias. 

BASAKSEHIR: Volkan Babacan; Caiçara, Attamah, Epureanu, Clichy; Mahmut, Emre (Inler, m. 82), Mossoró (Napoleoni, m. 81), Visca (Frei, m. 62); Elia, y Adebayor.

SEVILLA FC: Sergio Rico; Mercado, Pareja, Lenglet, Escudero; Pizarro; Montoya (Nolito, m. 62), Banega, N’Zonzi, Correa (Jesús Navas, m. 82); y Ben Yedder (Krohn Dehli, m. 85).

GOLES: 0-1 Escudero min 16  1-1 m. 63: Elia. 1-2, m. 83: Ben Yedder.

ÁRBITRO: . Mostró amarilla a Mercado (28′), Pizarro (54′), Emre (66′).

INCIDENCIAS:  Basaksehir Fatih Terim Stadium.

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Banega

Turquía exigía la mejor versión del Sevilla. Un equipo compacto, dominante con balón y con pegada. Y así resultó. Los de Berizzo demostraron su superioridad en el cesped y dejaron claro que dominar a este equipo no va a resultar nada fácil. Falta que varias piezas se pongan a punto, pero con la Champions más cerca, las futuras mejorías individuales se afrontan mejor.

La primera parte del Sevilla fue un ejemplo de como afrontar una eliminatoria. Sus primeros 20 minutos fueron excelentes: presión intensa para recuperar pronto y un centro del campo formado por N´Zonzi-Pizarro- Banega que funcionaba a la perfección. Apenas entró en el partido el Başakşehir cuando Escudero, con un soberbio disparo raso, abría el marcador.

Con el marcador a favor el Sevilla bajó su presión alta y permitió al Başakşehir tener mayor posesión de balón. El partido se equilibró y los locales empezaron a asomar por campo sevillista, especialmente por la banda izquierda. Eso sí, no llegó en ninguna jugada ofensiva reseñable. La fuerte lluvia impidió el juego lento y posesivo que caracteriza a los turcos.

Cuando la lluvia amainó, Banega tomó el control. Y eso son siempre buenas noticias para su equipo. Disparos lejanos y pases milimétricos acercaron al Sevilla al segundo tanto, pero sin suerte en el acierto. Con un claro dominio sevillista se fueron ambos equipos al vestuario para dar comienzo una segunda mitad que no tendría el mismo buen aspecto que la primera.

El Başakşehir tomó poco a poco las riendas y fue acorralando a un Sevilla que notó el cansancio y la pesadez del campo. La lluvia volvía a aparecer y con ella los espacios en un centro del campo que también hacía aguas. Una pérdida de escudero le sirvió al equipo turco para contragolpear, encarar a Rico y batir por debajo de las piernas con un disparo raso. Eran los peores minutos de los de Berizzo.

El empate desdibujó a un Sevilla que necesitaba su mejor cara, pero no la encontraba. Los turcos apretaban y el banquillo pedía movimiento. Nolito ya había saltado al campo pero se necesitaba más. La respuesta de Berizzo fue Jesús Navas y el palaciego le respondió a la primera que tuvo. No se hizo esperar la primera asistencia del hijo pródigo sevillista.

Cuando más lo necesitaba, el Sevilla se volvía a poner por delante. El palaciego aparecía como tantas veces hiciera antaño por banda derecha para dejar un pase raso al área que Ben Yedder resolvía de forma magistral. El francés necesitaba el gol y lo encontraba de la mejor forma posible. Su equipo volvía a ponerse por delante y dejaba la eliminatoria muy encarrilada.

El Sevilla supo controlar el final del partido con la entrada de Krohn-Dehli, que suposo la reconversión de Banega a falso 9. Fue meramente anecdótico, pues poco más ocurrió en el encuentro. Los de nervión se traen un resultado excelente para la vuelta. Los deberes están practicamente hechos y, dada la superioridad mostrada en grandes tramos del partido, la eliminatoria no se puede escapar.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: Eldesmarque