David Ruiz

Borussia Moënchengladbach 4 – 2 Sevilla FC – Se despide por la puerta de atrás

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

borussia foto cro

El Sevilla volvió a caer estrepitosamente fuera de casa. De nuevo los errores defensivos y la falta de pegada le hacen repetir derrota. Dice adiós a la Champions dejando una pésima imagen sin visos de mejora. Solo le queda pelear por la Europa League.

BORUSSIA: Sommer, Korb, Christensen, Nordtveit, Wendt, Traoré (Drmic, m. 13), Dahoud (Schulz, m. 78), Xhaka, Johnson (Elvedi, m. 86), Raffael y Stindl.

SEVILLA FC: Rico; Coke (Mariano, m. 82), Rami, Kolo, Tremoulinas; Krychowiak, Krohn-Dehli (N’Zonzi, m. 63); Konoplyanka, Banega, Vitolo; Gameiro (Llorente, m. 75).

GOLES: 1-0, m. 28: Stindl. 2-0, m. 67: Johnson. 3-0, m. 77: Raffael. 3-1, m. 81: Vitolo. 4-1, m. 82: Stindl. 4-2, m. 90: Banega, de penalti.

ÁRBITRO: Damir Skomina (Eslovenia). Mostró amarilla a Krychowiak (43′), Banega (34′), Dahoud (50′), Drmic (84′).

INCIDENCIAS: Borussia Park ante 44.000 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: .Sergio Rico

El Sevilla sigue en su bucle negativo. No solo parece no salir de él, sino que lo agrava partido tras partido. Hoy de nuevo perdió dejando una imagen de equipo pobre, sin alma, lleno de desesperación y sin capacidad de confianza en sí mismo. Un duro varapalo que puede determinar el futuro en el banquillo sevillista, desde donde no se termina de levantar al equipo.

En la primera parte se vio un Sevilla cómodo, pero más bien por la inoperancia rival que por méritos propios. El Gladbach concedió durante todo el partido numerosos espacios atrás y no fueron aprovechados por el conjunto rojiblanco en la mayoría de las ocasiones. La tuvo Konoplyanka para adelantarse en el marcador, pero acabaría pasando lo habitual.

Sería de nuevo el Gladbach, que se había limitado exclusivamente a probar disparos lejanos, quien se adelantase en el minuto 28 de partido. En posición dudosa, hay que decirlo, pero que no esconde la pasividad de la zaga sevillista ante un remate que recibe Stindl sin oposición a la espalda de la defensa, posición ideal para empujarla y hacer el primer tanto.

En la segunda mitad se vería un Sevilla más dominador, pero que seguía concediendo atrás ocasiones de manera alarmante. En el 67 mataría el partido Johnson, con un buen gol al que no puede llegar Sergio Rico. El guardameta sevillista fue de lo poco salvable en una noche en la que los de Emery no mostraron tener capacidad de solución para los numerosos problemas existentes.

El Sevilla generaba ocasiones, muchas, pero debida en gran medida a la fragilidad del conjunto local. Aún así, los sevillistas no conseguían finalizar jugadas con claridad y todas se acababan llendo al vacío. Como se fue el propio Sevilla al encajar el tercer tanto. De nuevo pasividad en la defensa para que Raffael superara por debajo de las piernas al guardameta rojiblanco.

Se mascaba otro esperpento con el 3-0 cuando Llorente, que había salido al encuentro por un Gameiro desafortunado de cara a puerta, se sacó un pase excelente para que Vitolo definiera por alto ante Sommer. Era el 3-1, un resultado que ponía el gol average de cara para los sevillistas, pero que no podía borrar el mal partido visitante. Para colmo, minutos después encajaría el cuarto.

Sería de nuevo Stindl, con un remate lejano que, ésta vez sí, consiguíó que entrase a portería. El gol llegó de nuevo ante la pasividad de la zaga sevillista, que no sale al disparo, y ante la mirada de un Sergio Rico que no tiene visibilidad para poder atajarlo. El 4-1 hacía más mella aún en un Sevilla que se desangraba por minutos mientras Emery daba vueltas pensante sobre otra nueva derrota.

Banega maquillaría de penalti el marcador con un 4-2, del que solo se puede sacar como positivo que al Sevilla le vale puntuar ante la Juve para entrar en Europa League. Siempre que, claro está, el Gladbach pierda en el Etihad ante un City que se juega el primer puesto. No lo tendrá nada facil en la visita de la Juventus, que de ganar en el Pizjuán se aseguraría la primera plaza de grupo.

La desilusión con este Sevilla cada vez es mayor y no parece que desde los estamentos del club tengan clara la solución. De nada sirve vencer a Madrid y Barcelona si luego no se mantiene la regularidad y los resultados. Se avecinan aguas turbias en Nervión. De momento, estos tiempos difíciles lo han dejado sin el sueño de la Champions. Un sueño del que se despide por la puerta de atrás.

Twitter: DAVID RUIZ @Davidrm19

Foto: Borussia (Twitter Oficial)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn