David Ruiz

Cádiz CF 0 – 2 Sevilla FC – Aires renovados

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , , ,

El Sevilla FC venció con claridad a un Cádiz que en la primera parte no fue rival para los de Montella. El técnico italiano tuvo un debut triunfante y lo hizo denotando cambios en su equipo bastante positivos. Navas y Nolito, y Rico parando un penalti, dejan la eliminatoria muy de cara para los hispalenses. 

CÁDIZ CF: Rubén Yáñez; Correa, Mauro, Villanueva, Brian; Garrido, Perea; Moha Traoré (Nico Hidalgo, m.81), Álex Fernández, Aitor (Álvaro García, m. 69); y David Barral (Salvi, m. 69).

SEVILLA FC: Sergio Rico; Corchia, Kjaer, Lenglet, Escudero; Pizarro, Nzonzi, Banega (Franco Vázquez, m.73); Navas (Sarabia, m.85), Nolito y Muriel (Ben Yedder, m.65).

GOLES: 0-1, m.8: Nolito. 0-2, m.22: Jesús Navas.

ÁRBITRO: Mateu Lahoz (colegio valenciano). Mostró amarilla a Villanueva, Aitor, Kjaer y Lenglet

INCIDENCIAS:  Estadio Ramón de Carranza ante 17.700 espectadores

NUMBER 1 DEL SEVILLA FC: Sergio Rico

Las euforias hay que controlarlas, y más aún cuando se viene de unos meses de disgustos en cuanto a juego y sensaciones en la parroquia sevillista. Pero hoy el aire cambió. Hoy los aficionados pudieron ver una chispa distinta en el Sevilla que, claramente, no se llegó a ver con Berizzo y que se demandaba en una plantilla con objetivos tan altos.

También es cierto que hay que contextualizar. En frente, un Cádiz que, a pesar de venir en una racha positiva maravillando en Segunda División, no contaba con hombres claves de inicio. A priori, son pocos los argumentos para elevar a definitiva la mejoría sevillista, pero lo indudable y evidente es que hoy el equipo dio lo que se pedía: un cambio de actitud.

Montella se estrenó sin muchas variaciones en su esquema con respecto al de su antecesor, pero es en los matices donde dio en el clavo. Los extremos, Nolito y Navas, en posiciones mas cercanas al área; los laterales, muchos más largos y ocupando la banda en fase ofensiva; Banega, Pizarro y N´Zonzi intercambiando bien los roles, y, bastante importante, la ausencia del marcaje individual.

Fue en estos pequeños detalles donde se vislumbró un nuevo Sevilla. Un Sevilla que parece buscar más la verticalidad y menos la posesión en campo propio. Montella busca dinamizar más los ataques, estar más junto, jugar hacia portería rival y que por delante de la línea de balón haya el mayor número de jugadores posible. Nada de amasar la jugada, nada de posesiones sin profundidad. La orden parece clara.

Fue suya la primera mitad y lo fue gracias a lo comentado. En dos zarpazos el Sevilla puso tierra de por medio por obra de sus extremos, ambos participativos y mucho más activos de lo que acostumbran. Primero Nolito, recibiendo en el pico del área, donde más daño hace, y luego Navas, letal al espacio, sacaron una sonrisa más que necesitada en la afición sevillista.

Pudo incluso hacer el tercero Escudero, apareciendo por banda izquierda para entrar en el área. Su remate lo desvió bien Yáñez, pero esa profundidad en los laterales es, sin duda, una buena noticia para este nuevo Sevilla. Con el equipo cómodo, la primera parte murió sin demasiadas variaciones. Los blaquirrojos habían hecho los deberes como pocas veces en la temporada.

Ya en la segunda mitad imperó la lógica. Tener un derbi el sábado habiendo encarrilado la eliminatoria en la primera parte tiene consecuencias y el Sevilla las pagó. Bajó la intensidad en la buena presión tras pérdida y se estiró mucho más. Sumado a que el Cádiz agitó mejor entre líneas y puso en aprietos la fase defensiva sevillista, la cara general de los hispalenses empeoró.

Sería clave Sergio Rico. Provocó un penalti que él mismo iba a conseguir atajar. Hasta eso le salió bien hoy a Montella. El guardameta evitó que Salvi metiera a los suyos en la eliminatoria y lo cierto es que mereció premio mayor el conjunto local en los segundos 45 minutos. Pero cumplir con la papeleta es lo que se pedía y el Sevilla lo consiguió. Con notas positivas, además.

Twitter: DAVID RUIZ @Davidrm19

Foto: La Liga