David Ruiz

CD Leganés 2 – 3 Sevilla FC – Sarabia pone fin a la maldición sevillista

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

lega-sfc-la-liga-cro

El Sevilla FC volvió a vencer fuera de casa 17 meses, 512 días y 22 partidos después. Lo hizo con sufrimiento, dejándose empatar un 0-2 a favor que desequilibró Sarabia con un soberbio golazo en el 85. El equipo de Sampaoli no deja fútbol hasta la fecha, pero sí una excelente calidad individual que lo hace ser líderes provisionales de Primera División.

CD LEGANÉS: Serantes; Díaz, Mantovani, Medjani, Rico; Rubén Pérez, Timor; Omar (Darwin Machis, m.78), Gabriel (Rober Ibáñez, m.66), Szymanowski; y Luciano (Koné, m.54).

SEVILLA FC: Sergio Rico; Mariano, Pareja, Iborra, (Ganso, m.81) Escudero;, N’Zonzi; Vitolo, Franco Vázquez (Mercado, m.64), Nasri; Ben Yedder (Sarabia, m.71) y Vietto.

GOLES:.0-1, m.24: Franco Vázquez. 0-2, m.57. Nasri. 1-2, m.66: Timor. 2-2, m.68: Szymanowski. 2-3, m.84: Sarabia.

ÁRBITRO:  Ocón Arráiz, del colegio riojano. Amonestó con amarilla a Gabriel, Timor, Franco Vázquez, Vietto, Vitolo e Iborra.

INCIDENCIAS: Estadio de Butarque. 10.922 espectadores.

NUMBER 1 DEL SEVILLA: Sarabia

El Sevilla fichó en verano dos grandes valores a los que acogerse esta temporada. Uno de ellos era Sampaoli, entrenador de renombre cuya filosofía no termina de funcionar. El otro valor es la calidad individual. Los dirigentes del club sevillista gastaron y, hoy por hoy, la respuesta de los fichajes y el rendimiento individual de sus jugadores es la mejor noticia por Nervión.

Porque el Sevilla de hoy volvió a dejar dudas. Dudas tanto defensivas como organizativas, pero hizo lo que mas urgía: ganar. 17 meses sin vencer lejos de Nervión era una losa demasiado pesada como para andar con miramientos. Hoy lo consiguió gracias a ese valor que responde jornada tras jornada, la calidad individual. Tres zarpazos fueron suficientes para que la mala imagen pasara a un segundo plano.

Ya el inicio del partido iba a dejar claro que el sufrimiento iba a venir de la mano durante los 90 minutos. El Leganés presionaba y bien al conjunto hispalense obligándolo a cometer pérdidas que pudieron costarle algún disgusto. Luciano la tuvo de varios colores, pero su falta de acierto fue la mejor noticia del Sevilla en defensa. Los primeros 20 minutos sevillistas invitaban al pesimismo.

Sin embargo, la primera llegada de los visitantes iba a tener premio. Un contragolpe sevillista acaba en las botas de Vietto en banda izquierda que, con un centro lateral medido, permite a Franco Vázquez rematar de cabeza a gol. Sin apenas merecerlo, sin buscarlo de forma decidida, el Sevilla ganaba en Butarque. Y ello hizo que el Leganés, caracterizado por su insistencia, siguiera con menor decisión.

No terminaba de serenar el Sevilla el partido, pero lo acabaría consiguiendo para marcharse al descanso por delante. Lo que no conseguiría cambiar eran las tornas tras la ducha. El Leganés continuó apretando y asfixiando a un Sevilla que solo podía salir al contragolpe, pero que era incapaz de someter a su rival con balón. Chispazos de Vitolo, Nasri y Mariano eran las mejores oportunidades sevillistas.

El partido entró en una espiral de faltas, interrupciones y tarjetas del que, de nuevo de forma incomprensible, volvería a sacar rédito el conjunto nervionense. A la contra, con espacios y con una excelente conducción de Escudero, el balón acabaría en Vietto para que éste cediera a Nasri dentro del área. Falló el francés en su mano a mano con Serantes, pero lo batió en segunda instancia.

Era el 0-2, todo parecía resuelto. Por fin parecía un encuentro cómodo fuera de casa, pero aún quedaban minutos de terror. Primero Timor con un buen golpeo desde la frontal y, un minuto después, Szymanowski tras mala salida de Sergio Rico empataban el encuentro. En 2 minutos el Sevilla echaba por tierra la pegada que le estaba permitiendo poner fin a su mala racha. Nadie lo podía creer.

Sampaoli introdujo cambios. El primero de ellos era necesario: Mercado por Mudo para adelantar a Iborra al centro del campo. No funcionó y coincidió con el empate. El segundo, Sarabia por Ben Yedder, acabaría decidiendo el partido. Y es que si hay algo que no se le puede reprochar al técnico argentino, es que sabe dar con la tecla en los momentos importantes para virar el devenir del encuentro.

Minuto 85. Todo parecía acabado. El Leganés apretaba en busca de la victoria y el Sevilla ni asomaba por la meta de Serantes. Con el millar de sevillistas que habían acudido a Butarque aún digiriendo el marcador favorable que se había escapado, Pablo Sarabia iba a aparecer. Balón en la frontal aprovechado para que el madrileño espantara los malos augurios y las pesadillas. De nuevo aparecía la calidad individual.

El golpeo del madrileño, con su pierna «mala», fue sublime. La puso en la misma escuadra, dibujando una parábola a la que no pudo llegar Serantes a pesar de su estirada. El Sevilla volvía a adelantarse en Butarque. Ahora sí, la victoria no podía escaparse. Y no se escapó. Con sufrimiento, con más pegada que merecimiento y aferrándose a unos minutos finales que le están dando puntos esta temporada.

El camino del Sevilla es largo y avanza a pasos pequeños, pero avanza. Necesita reforzar varias posiciones y, sobre todo, mantener un sistema que potencie más el juego colectivo que el individual. Fichó calidad y esa es la mejor propuesta del Sevilla hoy. Quién sabe lo que sería capaz el, provisionalmente, nuevo líder de Primera División con mayor nivel colectivo táctico. Sampaoli tiene la llave.

Twitter: DAVID RUIZ @DavidRM19

Foto: La Liga

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn