Con los niños, no se juega… y con la afición, tampoco ¡Yo no soy tonto Del Nido!

Escrito por José Miguel Muñoz. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: , , , , , , , , , , , , ,

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Del Nido Sácale partido al cole

El Sevilla FC, como adelantó en NUMBER 1 SPORT, mi compañero Nacho Mateos, tenía decidido suprimir los abonos para los niños, una medida tan sorprendente como injusta y antipopular. Ahora, viendo la repercusión de tremenda ‘cagada’ donde dijo digo, dice Diego…

Los niños son el futuro, el futuro son ellos, los más pequeños, los que mañana recogerán ese testigo que con el paso de los años le dejaremos igual que en su día hicieron nuestros padres con nosotros, y sucesivamente nuestros abuelos con ellos… es ley de vida, y sin duda el principal referente con el que todo ser humano ser mueve; no hay mayor motivación y responsabilidad que la de velar por un hijo.

El Sevilla Fútbol Club ha sido siempre un ejemplo en este aspecto. Lo fue en el año de su Centenario, con aquel homenaje a todos los nacidos en el año 2005, y lo fue posteriormente con esa iniciativa ejemplar que luego copiaron otros, aunque con distinto nombre denominada ‘Sácale partido al cole’. Iniciativa que no fue sólo una campaña de Marketing sino que ha tenido su continuidad y crecimiento con el paso de los años.

Por ello, y precisamente por ello, llama la atención la noticia publicada por mi compañero Nacho Mateos en NUMBER 1 SPORT. «El club sevillista tiene previsto suprimir el abono de los niños», o lo que es lo mismo, que los padres que quieran llevar a los suyos al fútbol no podrán hacerlo como hasta ahora con un abono infantil, sino que tendrán que abonar la misma cantidad que por su localidad.

El equipo que siempre nos dijo aquello de sevillistas desde la cuna, que la base está en los más pequeños, el mismo que ha sido orgullo para todos por su trabajo de base con la cantera y pendiente siempre de la formación, es el mismo que ahora pasa de ellos, el mismo que quiere jugar con un sentimiento, el sevillsta, de unos padres en crisis, y el de un niño, al que no se le tiene en cuenta. Lo siento, pero no, con los niños no se juega.

No se puede jugar con esto, querer hacer un Sevilla del mañana cuando no se tiene en cuenta ni presente al que escribirá ese mañana, a ese niño al que sus padres le sacaban esa abono haciendo un esfuerzo para que ahora no se le tenga en cuenta. Abono, por el que nadie le ha devuelto ni un sólo céntimo por aquello de jugar lunes sí y otro también.

Circunstancia esta ajena al Sevilla FC sí, y por la que ha peleado y se ha quejado en el sitio pertinente, pero por el que no se ha compensado a los que pagaron ese abono y que ayudaron en su justa medida por un abono para ver a su Sevilla, sí, su Sevilla, el de siempre, el del Ramón Sánchez Pizjuán, por encima de si juega en Europa o no lo hace.

Llama la atención que Del Nido hable del Sevilla de los títulos, ole sus cojones con lo logrado, no sólo por él, sino también por lo hecho en el pasado por los José María Cruz, Roberto Alés, Monchi, Juande Ramos, Joaquin  Caparrós, Pepe Castro y compañía. Por los miembros de Sevillistas de Nervión y por aquellos sevillistas que han acudido a Nervión a ver a su equipo sin importarle de si ganaba una UEFA o de si dejaba mucho que desear como ha ocurrido en estas dos últimas temporadas.

Porque señor Del Nido, usted que ha ‘mamado’ mucho en este club, debería sabe que se es sevillista o no se es, pero no se es sevillista de Juande, Caparrós o Cardo; se es o no se es, pero no se es de Luis Fabiano, Dani Alves, Jesús Navas o Kanouté. Se es sevillista por encima de títulos y fiestas en las que algunos toman casi más protagonismo en la foto para la posteridad que los propios protagonistas que hicieron posible el milagro.

Ahora, y tras ver la repercusión de tremenda ‘cagada’ y tan ‘antipopular’ medida, Del Nido se ha encargado de negar lo que antes él y su equipo se encargó de transmitir para que otros contaran. Es la historia de siempre, te cuento lo que me interesa que se sepa y una vez se haga aprovechando el tirón que tienes en la red te dejo con el culo al aire para dejar claro que siempre hemos pensado en los sevillistas, bla, bla…

Esto no es jugar limpio, pero claro, es la forma de actuar que se ha tenido desde parte del Consejo sevillista en los últimos años. Te utilizo, que seas tú el que te desgastes, que seas tú el que te crees los enemigos por defenderme que cuando no me hagas falta ¡zas! te pondré en la calle sin derecho a nada porque como hago las cosas como el gran Sinatra, es decir, a mi manera… pues nada, donde dije digo, digo Diego. Que mis palmeros se encargarán de profesar ese clásico que tanto me gusta: ¡Sí güana!

Y todo ello jugando con sevillistas, o al menos intentándolo, desde cierta parte del Consejo con sevillistas,  fieles y entregados, como mi compañero Nacho Mateos, de los que pasa por taquilla, con su abono y el de sus tres hijos, con colaboraciones con la entidad desde hace años, en muchos casos por el módico ‘precio’ de ser sevillistas. Por eso me duele, que haya quien abuse de esa confianza. A ellos les recuerdo que Nacho vale más por lo que calla que por lo que cuenta… Allá ustedes.

Y es que para los sevillistas desde la cuna, esos cuyos padres trasladan a su hijo un sentimiento, una pasión, de la misma forma que en su día su padre, ahora abuelo hizo con él. Y gracias a esa herencia que se traslada de padres a hijos hace que el sevillismo siga siendo algo muy grande, por encima de esos títulos circunstanciales de los que tanto le gusta hablar. Por ello, llama la atención y no precisamente para bien, que deje en el camino, usted que tan bien lo hizo en el pasado, a los que deben dibujar el futuro del Sevilla  Fútbol Club. Recuerde: Con los niños, no se juega. Y con la afición tampoco.

Twitter: @tara11ara

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn