El futuro y la estabilidad no se puede dar, hay que construirlo

Escrito por Juan Medrano. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: ,

Captura de pantalla 2013-01-16 a las 11.33.40

No hace mucho tiempo, en época de bonanza económica, se instauro en España una forma de vida que nos ha conducido o guiado a una crisis de difícil solución, el país vive una coyuntura social donde la inestabilidad nos arrastra a situaciones límites. Si analizamos la etapa anterior era muy común entre los ciudadanos escuchar la típica frase donde su contenido se basaba en disfrutar del presente y olvidar el futuro. Esta manera de proceder ha acarreado consecuencias negativas que han hecho tambalear la organización y funcionamiento de un país.

En el Consejo de Administración del Sevilla FC nos encontramos con un comportamiento similar. En los últimos años se han olvidado del futuro dedicándose en exclusividad a explotar y aprovechar los éxitos del presente, utilizándolos como salvoconducto para poder tomar cualquier decisión sin pensar en las consecuencias que pueden acarrear en el mañana. El presidente ha cambiado su prepotencia por un absolutismo malentendido que ha culminado con episodios muy tristes, el director deportivo ha realizado planificaciones donde cada año la plantilla quedaba descompensada con ciertas carencias. Como colofón a la manera de actuar se han debilitado las estructuras sólidas que se construyeron durante años y  tirado a la basura con incorporaciones que no han ofrecido el rendimiento esperado los fondos propios que se generaron con las ventas de jugadores. Con anterioridad, el trabajo del día a día se fundamentaba en un crecimiento posterior. Eran célebres las frases: “vender para crecer” o “lo mejor está por llegar”.

Se ha originado en la sociedad un clima de inestabilidad que ha derivado en conflictos de difícil solución entre los diferentes estamentos que repercuten en el equipo con unos resultados por debajo del potencial de una plantilla acomodada que observa el paso de entrenadores como solución a los problemas sin repercutir en ellos. Debemos retomar la senda del pasado utilizando el presente con el único fin de conseguir unos cimientos sólidos que nos permita conseguir un futuro prometedor.  La entidad necesita sentar unas bases donde predomine la cordura para recuperar nuestras señas de identidad que nos llevó a  conseguir seis títulos.

Es necesario recobrar la estabilidad y para ello, directiva, afición y plantilla deben de reconocer los errores cometidos cada uno en su justa medida. Es necesario volver a encontrar un patrón que nos guie desde la humildad y un arquitecto que construya un equipo o bloque partiendo desde abajo y apoyándose en los pilares que hicieron grande a este club.


El primer fin que se debe conseguir es alcanzar la unión para remar todos en la misma dirección, salvando una temporada que se ha torcido y debemos enderezar.

Se debe hacer un esfuerzo y dejar atrás el orgullo y la soberbia, no podemos dilapidar la herencia de nuestros antecesores y tirar por tierra tanto esfuerzo. El Sánchez Pizjuán tiene que volver a ser la industria donde se fabriquen nuestros triunfos, la grada no puede callar debe ser el foro donde el sevillismo exprese su opinión pero evidenciando una madurez adquirida por el paso de los años. Es fundamental el apoyo y la crítica pero no de cualquier modo sino de una forma sensata.

José María del Nido ha realizado, en la rueda de prensa de presentación del nuevo entrenador, unas declaraciones donde ha expresado que lo importante es ir partido a partido, que nos olvidemos de objetivos inalcanzables para la institución en lo deportivo, tal vez, este sea el camino  correcto dejando a un lado el disfraz de rico moderno y recuperando la filosofía del pasito a pasito para posteriormente recoger los frutos de una buena siembra.

El presidente ha dado el primero, seguidamente debe venir el siguiente que es confiar y depositar todo nuestro apoyo sin condiciones en Unai Emery persona que ha triunfado en el Valencia y suficientemente preparada para conducir la nave sevillista. A partir de ahora y en el momento adecuado se deberán tomar otras medidas porque tenemos claro que no puede ser la única salida la del entrenador madrileño, en el club sobran más profesionales para construir un futuro prospero y llegar a conseguir una estabilidad imprescindible que nos devuelva al camino de las victorias.

Twitter: @NUMBER1Sport
Foto: Nacho Mateos