El lobo con piel de cordero y un granito de arena

Escrito por Chema Salas. Creado en Number1 opina, Sevilla FC

Tagged: ,

#NerviónNoRegalaPuntos, la tendencia en la red que creó el gran Palop (CA-PI-TÁN) y que «nació» en la semana del Sevilla-Real Madrid, se ha convertido en algo más que un grito de guerra enalteciendo el «dicen que nunca se rinde», perdido años atrás: Casualidad o no, los responsables deportivos del club saben que por los partidos en Nervión, pasa el tren para la consecución de la meta que, por presupuesto actual, se marca la entidad: EUROPA LEAGUE.


Al bajar ese listón, los jugadores lo agradecen: Ya no sienten esa presión por ganar de años anteriores, tan contraproducente. Es verdad, al Sevilla le sienta genial ser lobo con piel de cordero.
“Lo que pierdas en casa, recupéralo fuera”. Más fácil que otros años. Más margen de error.

Y el equipo, encima, va cumpliendo con creces lo trazado por los dirigentes, está quinto, transmitiendo sensaciones positivas y ha mejorado, con respecto al año anterior, en varias facetas que son determinantes:
– La filosofía futbolística de Michel: Modelando el plantel desde pretemporada, se nota aún más lo que quiere: Aparte de la cacareada disciplina interna, demuestra ambición en el campo yendo a por los partidos tanto si es superior, como enfrentándose a rivales de más enjundia. No especula con el resultado. Ataca con 8 o 9 hombres por delante del balón en esos partidos en los que el rival no se baja del autobús, directamente lo aparca en su portería.
– La desidia de algunos en otras temporadas, parece haber emigrado. Estarán más o menos acertados pero todos se dejan el alma y el que no, a la grada.
– Los fichajes están rindiendo, por lo general, a un alto nivel: Cicinho hace una pareja letal con Navas, Maduro guarda la posición como hacia tiempo que no se veía y se ha ganado en tranquilidad y en contundencia atrás con Botia.
– El papel de Medel. Con Maduro, el “pitbull” sale a morder y muerde. Fundamental.
– La mejora en el rendimiento de algunos jugadores ha sido espectacular: Spahic ha pasado de estar con pie y medio fuera del club a ser el máximo recuperador de la liga, Trochowski (hasta la fatídica lesión, mucho animo Piotr) dando su mejor versión, esperemos que Perotti al que se le vio fajándose el lunes y sobre todo, por ser eje del juego sevillista, Rakitic con mas sacrificio y acierto, ¿quién era el del año pasado, su gemelo?


Resumiendo: Todo invita al optimismo.

¿Qué papel juega la afición en todo esto? Para mi, primordial: Partidos como el de Vigo volverán y puede que en varias ocasiones durante la temporada y seguidas. Y puntos se perderán por el camino. Muchos. Por baja forma, sanciones, lesiones, decisiones arbitrales, pura mala fortuna o simplemente por que el rival ha sido mejor o es mejor.

Y si la afición no canaliza bien esa frustración, provocada por las naturales derrotas, comenzaran los problemas: Volverá la ansiedad y la presión añadida de los jugadores queriendo agradar y salir del bache de forma atropellada, precipitándose en sus acciones si no se les apoya mientras juegan: No son robots. Lo he vivido.

Y escribo estos párrafos justo después de una victoria en gran comunión final equipo-grada, mejor así.

Se ha disfrutado de una época dorada, que terminó. No se puede ahora, exigir lo mismo que entonces. Esto es otra historia.

Ahora las victorias de casa son importantísimas y todos queremos que Nervión no regale puntos. El objetivo común de equipo y afición esta en juego. Conseguirlo empieza por ti. Aporta tu granito de arena.

Twitter: @ChemaSalas76
Foto: @NachoMateos