David Ruiz

El peso de una década

Escrito por David Ruiz. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , , ,

El Sevilla FC visita el Villamarín para enfrentarse a un Betis al alza, con la Europa League bajo el brazo y con una sinergia positiva que solo puede frenar la impronta de su rival. La llegada de Caparrós ha alertado en la otra orilla del Guadalquivir. Los verdiblancos son favoritos, pero el Sevilla ha despertado en el mejor momento.

La temporada toca a su fin y no hay nada mejor que la guinda de un derbi para dejar un buen regusto en el vencedor. Un derbi con más en juego que nunca, pues el Sevilla necesita vencer para depender de sí mismo en la última jornada de Liga. La presión es alta y más teniendo en frente a un Betis que ha completado un año redondo. Pero el Sevilla lleva más de una década jugando con presiones aún mayores.

Un mes atrás las sensaciones que transmitían ambos equipos eran claramente dispares, pero hoy por hoy son más equidistantes. El Betis ha sabido encontrar la regularidad y meterse en Europa cinco años después; el Sevilla, fiel a la irregularidad que le acompaña en la temporada, ha tenido que recurrir a Caparrós para encontrar un camino al que agarrarse: recuperar el factor mental.

Porque si el Sevilla hoy genera algo de nerviosismo en una afición que deseaba con mayor impaciencia este encuentro un mes atrás es gracias al técnico de Utrera. No solo por mejorar anímicamente a un equipo muerto, sino por saber recuperar ese gen competitivo que tanto peso ha tenido en la última década sevillista. Un peso del que pocas veces salió vivo su rival verdiblanco.

Cambios de sistema en función del rival, combinación de jugadores hasta la fecha inédita, mejora defensiva, mayor pegada y unión entre afición y equipo. Todo esto ha conseguido Caparrós en tan solo unas semanas y con esas armas se presentará el Sevilla en un Benito Villamarín eufórico con la temporada de su equipo y con el resultado de la primera vuelta también en la retina.

Pero no lo duden, Caparrós también les habrá recordado el resultado. Eso sí, a su manera. La motivación es la mejor baza para despertar a un Sevilla dormido que empieza a desperezarse. Quizá lo haga tarde, pero no existen dudas sobre su capacidad para intentarlo hasta el final. Ganar en el Villamarín era una quimera semanas atrás. Hoy es una posibilidad real. Como lo ha sido durante la última década.

Twitter: DAVID RUIZ (@David_RuizM)

Fotos: QUICO PÉREZ VENTANA (@perezventana)