El Sevilla estuvo muy cerca arrancar algo en el Camp Nou (2-1)

Escrito por Nacho Mateos. Creado en Sevilla FC

Tagged: , ,

resizer

Sucedió lo más lógico, pero en esta ocasión el Sevilla FC si compitió y estuvo muy cerca de arrancar un resultado positivo en casa del que a buen seguro será el campeón de la Liga 2012/13.

Fútbol Club Barcelona: Valdés; Daniel Alves, Piqué, Mascherano, Montoya; Song, Thiago, Iniesta (Xavi, m. 68); Alexis (Tello, m. 46), Messi y David Villa (Busquets, m. 78).
Sevilla Fútbol Club: Beto; Coke, Fazio, Botía, Fernando Navarro; Maduro (Alberto Moreno, m. 81), Medel (Kondogbia, m. 54), Rakitic; Jesús Navas, Manu del Moral y Babá (Negredo, m. 60).
Goles: 0-1, m. 41: Botía. 1-1, m. 51: David Villa. 2-1, m. 59: Messi.
Árbitro: Velasco Carballo (Colegio Madrileño). Amonestó a Fernando Navarro y Botía.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 25 de la Liga de Primera División, disputado en el Camp Nou en noche muy fría ante unos 70.000 espectadores.
El Number 1 del Sevilla FC fue Jesús Navas.

El Sevilla FC lo tuvo cerca, muy cerca. Nada que ver con aquel equipo que hace unas semanas decidió no competir en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid. En esta ocasión el equipo Emery vendió muy cara su derrota. No hubo goleada, ni gran superioridad… ni tampoco sonrojo, porque el FC Barcelona tuvo que sudar para conseguir los tres puntos y los de Nervión salieron del Camp Nou con la cabeza muy alta.

Cierto es que el FC Barcelona tuvo un 66% de posesión, algo normal en el 99% de sus partidos, pero el Sevilla FC remató más a puerta (4) que el conjunto blaugrana (3), y en las botas de Negredo los de Emery tuvieron el 2-2 en la recta final del partido.

Ya en la previa, el entrenador del Sevilla FC advirtió que sus jugadores iban a competir, y desde luego que lo hicieron. Así, a diferencia de la visita al Bernabéu, se puede perder, claro que sí.

El Sevilla FC fue el primero en estirarse y pisar el área azulgrana, pero pronto el mejor equipo de la Liga se haría con la pelota para hacer del juego un monólogo.
Los de Nervión aguantaban el tipo como podía, es cierto que el FC Barcelona dominaba y llegaba, pero Beto (salvo una magnífica intervención, apenas tenía trabajo.

Entonces Botía, tras rematar de forma impecable un buen centro de Coke, ponía el 0-1 en el marcador y encendía todas las esperanzas de un Sevilla que se marchó al descanso con una ventaja que invitaba a creer que era posible lo casi imposible.


La segunda parte el FC Barcelona salió a comerse a un Sevilla FC que había dado un pasito atrás con el consiguiente peligro. Pero claro, ¿dio el Sevilla un paso atrás el Barcelona uno adelante…?

En el minuto 51 Villa de cabeza, completamente sólo ante tres defensas sevillistas, remataba a las mallas el empate a uno a centro de Daniel Alves. A un Barcelona no s ele puede dar la ventaja que Fernando Navarro el dio al brasileño en el centro, ni tampoco la facilidad que Fazio y Botía que le otorgaron a Villa para su remate.

El Sevilla acusó el tanto y el Barcelona siguió empujando a los de Emery hasta su área.  Y sólo 8 minutos después pasó lo que tenía que pasar.  Messi apareció en el área ante una gran cantidad de jugadores, el argentino abrió a la izquierda a Tello y este se la devolvió para que el mejor jugador del mundo, desde el punto de penalti, pusiese el 2-1 tras mover a la zaga nervionense.

Quedaba aún media hora de partido, y tras la remontada azulgrana… llegó el mejor Sevilla. Emery metió a Negredo y Kondogbia y el equipo de Nervión hizo los mejores 30 minutos de partido pero… sin esa puntería para aprovechar las ocasiones que tuvo.

La ocasión más clara de los de Emery la tuvo Negredo a 15 minutos para la finalización. El delantero vallecano  recibió un balón en carrera y cuando estaba sólo ante Valdés mandó el balón por encima del larguero blaugrana. Ahí estuvo el 2-2, porque la ocasión fue inmejorable.

También la tuvo Manu del Moral con un magnífico disparo que Valdés envió a córner con una no menos magnífica parada. El Sevilla FC triangulaba, llegaba… y hasta dominaba en este tramo final a un Barcelona que ya sólo trataba de que llegase el final del partido.

No pudo ser, el Sevilla FC estuvo cerca, muy cerca de arrancar algo en ele campo del mejor equipo de la Liga, pero no fue posible. Pero los de Emery salieron sin lesionados ni expulsados y ahora tienen el miércoles una buen ocasión para lograr algo muy importante. 90 minutos para todo o nada. Así que toca remontar un 2-1 ante el Atlético de Madrid, porque el premio es buenísimo: una final (o dos), para convertir una mediocre temporada en buena. Muy, muy buena.

Twitter: @NachoMateos