El Sevilla FC encarrila la eliminatoria (3-1)

Escrito por Nacho Mateos. Creado en Sevilla FC

Tagged: , , , ,

El equipo de Michel jugó con fuego pero no se quemó. Con un partido de cara desde el principio, los sevillistas se empeñaron en complicarse la vida hasta el punto que el Espanyol consiguió empatar. Por suerte Juan Cala acudió al rescate en el minuto 83 y la eliminatoria se encarriló en los minutos finales del partido.


Sevilla Fútbol Club: Diego López; Cicinho, Fazio, Botía (Cala, min. 50), Fernando Navarro; Medel, Rakitic (Babá, min. 77); Jesús Navas, Reyes (Campaña, min. 59), Luna; y Negredo.
RCD Espanyol: Kiko Casilla; Galán, Forlín, Colotto, Capdevila; Víctor Sánchez, Tejera (Longo, min. 89); Raúl Baena, Simao (Mattioni, min. 85), Christian Alfonso (Rui Fonte, min. 75); y Stuani.
Goles: 1-0: Min. 2, Fazio; 1-1: Min. 68, Christian; 2-1: Min. 83, Cala; 3-1: Min. 92, Negredo.
Árbitro: Pérez Lasa (Colegio Vasco). Amonestó a Cicinho por el Sevilla FC y a Raúl Baena, Simao, Capdevila, Galán, Forlín y Víctor Sánchez por el RCD Espanyol. Expulsó por doble amarilla a Galán (min. 91) por agarrar dentro del área a Negredo.
Incidencias: Unos 30.000 espectadores en el Ramón Sánchez Pizjuan en el partido correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Terreno de juego en perfectas condiciones.
El Number 1 del partido fue Juan Cala.

El Sevilla FC tiene más de un pié en los octavos de final de la Copa del Rey tras encarrilar la eliminatoria ante el RCD Espanyol. Son las cosas del fútbol, los de Michel realizaron quizás el peor partido en casa en lo que va de temporada, pero sin embargo lograron el mejor resultado. Un 3-1 que es una buena renta para que los de Nervión logren el próximo día 28 en Barcelona, la parte del billete que le falta para clasificarse para octavos.

Al equipo de Michel se le puso pronto el partido de cara. Fazio en el minuto 2 ponía el 1-0 en el marcador tras rematar un córner botado por Rakitic.
El Sevilla FC no pasaba apuros atrás, era muy superior al Espanyol y parecía que poco tardarían los de Nervión en solventar la eliminatoria, pero… nada más lejos de la realidad, porque los de Nervión se metieron en una gran torrija que apunto estuvo de pasarle factura.

El Sevilla FC no encontraba el juego por bandas y Reyes (mejor que en anteriores ocasiones pero tampoco para tirar cohetes) tampoco conectó en demasía con Negredo. Eso provocó que los minutos transcurrieran sin que pasase apenas nada en el balance ofensivo. Sólo un disparo del delantero vallecano desde fuera del área ajustado al palo y poco más.


En el arranque de la segunda mitad Botía tuvo que abandonar el terreno y su sitio lo ocupó Juan Cala. El Español proponía otras cosas que no se atrevió a ponerlas en práctica en la primera parte mientras que el Sevilla jugaba con fuego al no saber sentenciar la eliminatoria.

Ya con Reyes en la caseta y Campaña en el terreno de juego, Rakitic pudo marcar el segundo gol sevillista al encontrarse una pelota suelta en el área pequeña, pero picó el balón sobre la salida de Casilla y el guardameta españolista envió la pelota a córner.

Los de Michel no sólo no ponían la directa, sino que dejaba espacios que el Espanyol aprovechaba a base de contragolpes. En uno de ellos Christian Alfonso se plantó en el área sevillista y disparó sin que Diego López pudiese evitar lo que significaría el 1-1.

No reaccionaba el Sevilla al empate perico, ni mucho menos. Babá demostraba su total falta de confianza al no ser capaz de dar pases de apenas 7 ú 8 metros, el recital era para llevarse las manos a la cabeza. Nada hacía presagiar que el 1-1 se rompería porque el Sevilla FC había jugado con fuego y se estaba quemando, pero… Juan Cala acudió al rescate en el minuto 83 de partido.
La confianza del lebrijano en ir arriba fue brutal, antes ya había tenido el gol en su cabeza en un remate que se le marchó fuera, pero en esta ocasión persiguió dicho remate y logró un disparo tras ponerle fe y alma. Era el 2-1 para el Sevilla que salvaba los muebles en una eliminatoria que se había torcido de forma absurda.

Pero aún les quedaría a los de Michel un último arreón, porque los de Nervión se vinieron arriba tras el tanto de Cala y en el 92 de partido Jesús Navas se sacó un centro desde la derecha y cuando Negredo se disponía a rematar era agarrado por Galán.
Pérez Lasa señaló el claro penalti y mostró la segunda tarjeta amarilla al jugador perico.
Negredo engañó desde los once metros a Kiko Casilla y puso el 3-1 para alegría de una grada que vio como su equipo estuvo apunto de quemarse por jugar con fuego, pero que apagó el fuego a tiempo y encarriló una eliminatoria que habrá que certificar dentro de un mes en Cornellá-El Prat para que el Sevilla FC se meta en los octavos de final de la Copa del Rey.

Twitter: @NachoMateos
Foto: Quico Pérez Ventana