El Sevilla FC ofreció en Zaragoza «la de ARENA» (2-1)

Escrito por Nacho Mateos. Creado en Sevilla FC

Tagged: , ,

Una de cal y otra de arena… y en Zaragoza tocó la de ARENA. El Sevilla FC regaló un gol, falló dos clarísimos, y hasta algunos de sus jugadores no aportaron nada de nada al partido.


Real Zaragoza: Roberto, Movilla, Álvaro, Postiga, Apoño (Jose Mari, m. 82), Montañés, Loovens (Paredes, m. 71), Sapunaru, Zuculini (Romaric, m. 70), Abraham y Víctor.
Sevilla Fútbol Club: Palop, Cicinho, Botía (Fazio, m. 64), Spahic, Navarro, Maduro (Perotti, m. 45), Medel Navas, Rakitic, Manu (Babá, m. 64) y Negredo.
Goles: 1-0, Hélder Postiga (m. 35). 2-0, Sapunaru (m.44). 2-1, Medel (m. 70).
Árbitro: Del Cerro Grande. Amonestó con tarjeta amarilla a Botía (m. 11), Sapunaru (m.60), Spahic (m. 62), Víctor (m. 78), Movilla (m. 81), Navas (m. 93), Fazio (m.93). Al final del partido, amonestó a Medel.
Incidencias: Partido disputado en La Romareda.
El Number 1 del Sevilla FC: Federico Fazio.

El Zaragoza no es nada del otro mundo, no puede serlo un equipo que había perdido 3 de los 4 partidos jugados como local, pero 10 minutos le bastaron para doblegar a un Sevilla FC muy blandito en defensa. Hélder Postiga y Sapunaru fueron los goleadores en la primera mitad, y el 2-0 fue una losa que los de Michel no pudieron levantar. Sólo cuando Medel recortó distancias en la segunda parte los sevillistas parecieron meterse en el partido, pero no pudo ser porque esta vez en Zaragoza el Sevilla FC ofreció «la de arena».

El partido comenzó con ritmo y los de Míchel consiguieron hacerse con la posesión. El primer aviso lo daba Negredo. Movilla perdía el balón en la frontal y el delantero del Sevilla FC controló y disparó rozando el palo. Sin duda esta fue la oportunidad más clara del conjunto sevillista en la primera mitad y la que pudo cambiar el rumbo del encuentro.

Pero a la media hora del choque llegó el acoso maño. Primero disparó Víctor, poniendo en aprietos a un Palop que respondió con una gran estirada enviando a córner. En la siguiente jugada, Montañés desde la banda derecha recortaba hacia dentro y también intentaba sorprender.
Y en el 35 aparecía Hélder Postiga para hacer el 1-0. Medel falla en el pase, y un atento Zuculini lo cortaba de cabeza para asistir al delantero luso. Autopase sobre Botía que tenía una amarilla, y regate ante Palop sin tocar el balón. Definición de clase del delantero portugués que ponía el primero en el electrónico.


El golpe lo acusaron los de Michel, pero aún recibirían lo peor antes de llegar al descanso porque el Zaragoza recuperó la posesión y en el minuto 44 Víctor ponía un balón al área en un golpe franco que Sapunaru enviaba al fondo de las redes ante un Palop que solo pudo hacer la estatua.

Tras el descanso, Míchel decidió ir a por todas cambiando el esquema táctico. Dejó en el vestuario a Maduro para darle entrada a Perotti. Y de hecho, el Sevilla FC mostró otra cara bien distinta.

Fue Babá, el que se encontró con un gran despeje de Roberto y el rechace lo encontró Medel quien disparó, rebotando el balón en Loovens y colándose el esférico en la portería maña. Recortaba distancias el equipo sevillista teniendo todavía veinte minutos por delante, pero el 2-1 ya no se movería del marcador de La Romareda.

La entrada de Babá le dio al Sevilla FC más presencia arriba, nada difícil porque el partido de Negredo fue pésimo y el de Manu Del Moral inexistente. Primero remató de cabeza un gran centro de Navas, y después en un pase en profundidad se dejó el balón atrás dejando que la defensa lo cazase.

El Sevilla FC sigue empeñado en ofrecer una de cal y otra de arena. Poco tiene que ver el equipo que remontó ante el Mallorca o le puso el alma ante el Real Madrid y el FC Barcelona… al que se vio en Vigo o incluso en Zaragoza.
El Sevilla se olvidó en La Romareda de la presión, de la briega para subir y bajar de sus laterales, de morder en el centro del campo, de la contundencia de los centrales… No, Botía no era el mismo, ni Negredo, ni Maduro. Sólo Manu Del Moral mostró lo que una vez sí, y otra también, viene demostrando: que su alineación es darle siempre ventaja al contrario.

Si a todo esto se le añade que el Sevilla FC regala goles y sin embargo falla ocasiones clarísimas… pasa lo que sucedió en Zaragoza, que «la de arena» hace acto de presencia.

Twitter: @NachoMateos